Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

NUESTRO DIOS ES MARAVILLOSO del pastor Tony Evans Parte 1.

Notas personales tomadas del libro titulado: NUESTRO DIOS ES MARAVILLOSO del pastor Tony Evans Parte 1.

 

Portada del LibroTony Evans es un pastor y predicador bien conocido y apreciado en la comunidad evangélica de los Estados Unidos, trasciendo los límites de su iglesia en Dallas por medio de su programa nacional de Televisión y de sus numerosos libros, algunos de ellos ya traducidos al español. Es también un orador frecuente en el movimiento de hombres cristianos conocido como los “Cumplidores de Promesas”

 Notas extraídas de la Lectura Parte 1:

 

El comprender quién es Dios nos capacita para entender y discernir las cosas de la vida. Son muchos los cristianos que viven en lo que yo llamaría un estado de cristianismo inconsciente.

 

No tienen idea de cómo funciona el mundo desde una perspectiva cristiana, de modo que cuando llegan las pruebas se encuentran desprevenidos y no están preparados para librarla batalla contra las fuerzas espirituales de maldad.

Él quiere que contemplemos todo lo que Él es, porque sin Él todo lo demás carece de importancia.

Creo… que el estudio apropiado de los elegidos de Dios es Dios mismo; el estudio apropiado de un cristiano es la Deidad. La ciencia más elevada, la más excelsa reflexión, la más encumbrada filosofía, que puedan cautivar la atención de un hijo de Dios, es el nombre, la naturaleza, la persona,la obra y los hechos, y la existencia del gran Dios a quien llama su Padre.” (Spurgeon. Citado por J. I. Packer en Conociendo a Dios ***.)

Si usted define incorrectamente a Dios habrá definido mal todo lo demás, ya que todo surge de Dios. Esto significa que usted no podrá, literalmente hablando, hallarle sentido a nada si antes no ha entendido bien quién es Dios.

Conocer a Dios implica más que conciencia, más que información y más que una experiencia religiosa. Conocer a Dios es tenerlo trasmitiéndole a usted lo que él es; es entrar en una relación con Dios, de tal manera que lo que él es afecte lo que usted es. Una de las grandes tragedias de hoy es que uno puede ir a una iglesia y tener una conciencia de Dios; ir a una iglesia y tener información acerca de Dios; y si su iglesia tiene un gran coro, puede ir a ella y “sentir” a Dios. Pero puede salir de la iglesia sin que Dios nunca haya afectado su vida.

El estudio de Dios es la actividad más significativa de la vida. Jeremías 9:23, 24 expresa mejor que nadie la importancia de conocer a Dios:

Así ha dicho Jehová: “No se alabe el sabio en su sabiduría,ni se alabe el valiente en su valentía, ni se alabe el rico en sus riquezas. Más bien, alábese en esto el que se alabe: en entenderme y conocerme.”

EL CONOCIMIENTO DE DIOS AFECTA EL CONCEPTO QUE TENEMOS DE NOSOTROS MISMOS. DIOS DICE:”ALÁBESE EN ESTO EL QUE SE ALABE:EN ENTENDERME Y CONOCERME.”

El orgullo es como la barba: crece todo el tiempo y necesita ser afeitada todos los días.

Dios dice: “Si te vas a alabar, ¿puedes alabarte en el hecho de que estoy afectando tu vida; de que mis pensamientos se han vuelto tus pensamientos; de que mi manera de vivir, de andar y de funcionar ha venido también a ser la tuya? Sólo cuando eso suceda, podrás decir que me conoces.”

El conocimiento de Dios siempre se hace presente en la historia. El se deleita en exhibir su misericordia, su justicia y su rectitud sobre la tierra. Por consiguiente, usted no puede decir que conoce a Dios a menos que él se haya hecho presente en su historia personal; a menos que haya afectado su manera de tratar a su cónyuge, de criar a sus hijos, de gastar su dinero y de relacionarse con sus semejantes. Usted no conoce a Dios, a menos que su conocimiento de él haya cambiado su vida.

Muchos de nosotros queremos vivir nuestra vida utilizando nuestro insignificante cerebro para comprenderlo todo. Queremos una vida de calidad sin un Dios de calidad que nos diga lo que tenemos que hacer. Pero no podremos tenerla. Nuestro cerebro es demasiado pequeño, nuestro conocimiento demasiado limitado,y nosotros demasiado finitos para vivir la vida que estamos llamados a vivir, aparte del conocimiento de Dios.

La vida, como un rompecabezas, tiene demasiadas piezas,y luce muy difícil. Pues bien, puedo señalarle a alguien que puede armar el rompecabezas: el Hacedor del rompecabezas.

Dios es el Hacedor del rompecabezas que sabe cuál saliente secorresponde con cuál corte, a fin de que podamos juntar las partes del rompecabezas.

Si quieres la vida no vayas tras ella. Ve tras el conocimiento de Dios, porque la vida auténtica significa conocerlo a él. Si no estás teniendo éxito en tu vida, es porque no estás teniendo éxito en el conocimiento de Dios. Lo que necesitas no es buscar la vida, sino a aquel que puede darle la vida.”

Muchos de los que estamos vivos no hemos aprendido todavía cómo vivir. Pensamos que la vida consiste en cosas. Y he mencionado algunas de ellas: dinero, educación, prestigio,poder. Pero en realidad, la vida debe consistir en el conocimiento de Dios. Por eso es que estudiar las Sagradas Escriturases tan importante. En Juan 17:17 Jesús ora diciendo:”Santifícalos en la verdad; tu palabra es verdad.”

Dios llama a las cosas como son. Él no le dirá: “Yo estoy bien, tú estás bien”, sino: “Estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, conforme ala corriente de este mundo.” Él no le va a dorar la píldora, y ni siquiera le preocupará dañar su autoestima. Dios le dirá la verdad, como lo haría cualquier buen médico. Le va a decir que está enfermo, para que sepa el tratamiento que necesita.

 

Si usted quiere saber la verdad,Dios le dirá la verdad, toda la verdad, y nada más que la verdad, y puede que no sea agradable.

 

Por eso es que no todos los servicios de las iglesias tienen el propósito de hacerlo gritar de entusiasmo. El gritar de entusiasmo tiene su lugar, pero algunos sermones debieran hacerlo llorar, crujir los dientes, y caer postrado de bruces delante de Dios. Porque cuando usted ve a Dios como él es, cuando él se revela a sí mismo, cuando el verdadero conocimiento de Dios es manifestado, le muestra quién es usted verdaderamente.

El conocimiento de Dios no es algo pasivo.No es algo que se hace desde la barrera. Es algo que realmente lo libera a usted para actuar, pero para actuar correctamente.

El mundo está lleno de ideas, pero los que conocen a Dios pueden estar firmes, tener confianza, no ser influenciados, y cuando llegue el momento, tomar acción. Pero sólo el conocimiento de Dios produce esa clase de confianza en medio de las circunstancias de la vida.

Próximamente publicaré más partes de las notas personales que hice de este libro, desde ya estoy recomendado su lectura. Ya puedes leer la Segunda Parte , Tercera Parte. y Cuarta Parte

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *