Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

NUESTRO DIOS ES MARAVILLOSO del pastor Tony Evans Parte III.

Nuestro Dios es maravillosoNotas personales tomadas del libro titulado: NUESTRO DIOS ES MARAVILLOSO del pastor Tony Evans Parte III.

 

Tony Evans es un pastor y predicador bien conocido y apreciado en la comunidad evangélica de los Estados Unidos, trasciendo los límites de su iglesia en Dallas por medio de su programa nacional de Televisión y de sus numerosos libros, algunos de ellos ya traducidos al español. Es también un orador frecuente en el movimiento de hombres cristianos conocido como los “Cumplidores de Promesas”

 

Notas extraídas de la Lectura Parte III:

Usted nunca sabrá quién es usted, de dónde vino, por qué está aquí, o a dónde irá, aparte de Dios. Ninguna definición que usted haga de usted mismo le ayudará a hallarle sentido al tiempo, al espacio y a la realidad, aparte de Dios. En él, usted vive. En él, usted se mueve. En él, usted tiene su ser. Dios señaló el día de su nacimiento, y también el de su muerte. No importa lo mucho que se ejercite trotando, usted no podrá cambiar esa fecha que ha sido determinada y señalada por Dios.

Cuando los hombres se rebelan contra Dios, lo único que logran es crear un ambiente en el cual, en vez de disfrutar de su amor, lo que les queda es soportar su ira. Ni siquiera en el infierno podrán los hombres evitar a Dios. No hay nada que usted pueda hacer para deshacerse de él. Creo, por lo tanto, que si no puede vencerlo, mejor se une a él. Ya que usted no puede vencer a Dios, ya que no puede evitarlo, en vez de ser un rebelde, ¿por qué mejor no coopera con él, obedeciéndolo, para que pueda disfrutar de sus beneficios? Porque todos dependemos de Dios.

 

Si usted no cree en Dios, si lo rechaza, él sigue siendo Dios. Si no quiere que él sea Dios, el sigue siendo Dios. Si lo maldice, él sigue siendo Dios. Si no lo reconoce, él sigue siendo Dios porque él no depende de nosotros, sino nosotros de él. Si alguien tiene que cambiar, somos nosotros, no Dios.

Si uno entiende en verdad quién es Dios; si uno comienza a vivir a la luz de lo  que Dios es, en vez de lo que uno piensa que es; si uno simplemente le permite a Dios ser su Dios, nada le falta. Muchos de nosotros vivimos una vida de derrota porque queremos hacer de Dios un hombre. Pero David dice: “Permítele a Dios ser Dios.

 

Dios reanimará su vida. La vida está llena de frustraciones. Pero si usted le permite a Dios ser su Dios, aun en medio de las presiones y sufrimientos de la vida si somete lo que usted es a lo que él es, Dios vivificará su alma; le daré rejuvenecimiento espiritual. Dios podrá convertir a un día lleno de problemas, en una semana maravillosa; a un mes miserable, en un año hermoso. Dios puede transformar las tragedias en victorias.

La Biblia nos habla de dos caminos. El camino ancho conduce a la muerte; el angosto, conduce a la vida. Entre ambos caminos hay diferencias fundamentales. El camino ancho está abarrotado, y en él hay mucha diversión, mucho tráfico, mucha actividad. Pero en ese camino no hay gasolineras.  Cuando alguien se queda sin gasolina no puede hacer nada, y tiene que arrimarse a un lado del camino.

 

El camino angosto luce menos bonito y está menos transitado. Aquí no hay tanto bombo y platillos, pero Jesucristo recorre de arriba abajo esta senda estrecha. Sí, es posible que usted a veces se quede sin gasolina en esta vía, pero Jesús llena de nuevo el tanque para que usted pueda continuar el trayecto. Uno no tiene que abandonarse, uno no tiene que rendirse. El restaura nuestra alma; él suple nuestras necesidades espirituales

Cuando David dirigía el rebaño, de vez en cuando una oveja tomaba el camino equivocado. El dejaba el resto del rebaño e iba a buscarla Cuando la encontraba la colocaba sobre sus hombros y la ponía en el camino correcto del rebaño.

Lo que David hacía por sus ovejas es lo que Dios hace por las suyas; es decir, Dios puede ir tras una oveja extraviada y encontrarla. El puede convertir en buena una decisión equivocada; él puede verlo a usted yendo por el camino equivocado de la vida, pero si se une a él y lo sigue, lo coloca en la vía correcta. Dios puede transformar en buena una mala situación.

Si usted simplemente le permite a Dios ser su Dios, él le dará nuevas fuerzas. Si usted lo reconoce como el Dios suficiente e independiente, deja de estarle dando consejos y simplemente hace lo que él le dice, él le dirigirá por el camino correcto.

Si el Señor es su pastor, él suplirá sus necesidades espirituales, y también sus necesidades de dirección. ¿Por qué? “Por amor de su nombre”, a fin de que, cuando usted llegue a donde debe llegar, le dé a Dios la gloria porque sólo él sabía el camino que usted debía tomar.

SI EL SEÑOR ES SU PASTOR, EL PUEDE IMPEDIR QUE EL TEMOR LO VENZA.

Hay muchas cosas que pueden atemorizarnos hoy, todo el mundo tiene un arma de fuego. Las pandillas parecen incontrolables. La gente se ha vuelto loca. Pero cuando usted vive en las manos de Dios, aunque se encuentre viviendo en la peor parte de cualquier ciudad grande, estará más seguro que una persona que no conoce a Dios que esté viviendo en una buena zona residencial en una casa con ventanas protegidas por rejas.

Si el Señor es su pastor, él se ocupará de sus necesidades emocionales. Como dice el salmista: “A su amado dará Dios el sueño” (Sal. 127:2). Él le permitirá conciliar el sueño a pesar de las circunstancias que lo rodeen. Dios suplirá sus necesidades emocionales a fin de que pueda decir: “No temeré peligro alguno.”

Él es tan suficiente que el rebosamiento de nuestra copa no depende de la situación económica, de la recesión o de la inflación; no depende de quién esté despidiendo o dando empleo. Si usted está dentro de la voluntad de Dios y le obedece, él suplirá sus necesidades materiales cada día. El suplirá todas sus necesidades.

Cuando el Señor es su pastor, él es suficiente para suplir sus necesidades espirituales, de dirección, emocionales y físicas.

Si se encuentra deprimido, él es lo que usted necesita para reanimarse. Si no sabe qué decisión tomar, él es a quien necesita  para que dirija su rumbo. Si tiene temor por las cosas que están pasando en el mundo, él puede darle el sueño. Si no sabe cómo enfrentar los gastos, él es todo lo que necesita para pagar las cuentas. Si no está seguro dónde pasará la eternidad, él es todo lo que necesita para ser salvo por toda la eternidad.

 

Todo lo que usted necesite está cubierto por la suficiencia de Dios si vive bajo su autoridad, de acuerdo con su voluntad y en armonía con su Palabra. Si usted se decide a conocer a Dios y a vivir en él obediente, gozosa y voluntariamente, Dios le demostrará su suficiencia.

 

¿Por  qué, entonces, permite Dios que me vengan estas pruebas?” Para que sepa lo insuficiente que usted es y lo perfectamente suficiente que él es. Hay personas que son muy independientes. No necesitan de Dios ni de nadie. Se bastan solos. Son suficientes en sí mismos. Pagan al contado. Si esa es su manera de ver la vida, puedo asegurarle que Dios lo va a humillar. Si trata de vivir independientemente de Dios, puede que no sea hoy, ni mañana, pero un día Dios lo va a derribar, y lo pondrá en una situación de la que sólo él podrá levantarlo. Hay enfermedades que los médicos no pueden curar. Hay trabajos que usted no podrá encontrar. Hay facturas que no podrá pagar. Hay personas a las que nunca logrará caerles bien. Hay temores que no podrá vencer. Y si Dios lo reduce a la impotencia en lo espiritual, en la ausencia de dirección, en lo emocional, en lo físico o en lo eterno, tendrá que alzar sus ojos y decir: -Señor, ten misericordia.

 

Puedes leer la 1ra parte, 2da Parte y Cuarta Parte de las notas en este enlace

Próximamente publicaré más partes de las notas personales que hice de este libro, desde ya estoy recomendado su lectura.

 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *