Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

Lo que creemos de los 5 puntos del calvinismo | John Piper

Por: Soldado de Jesucristo

Notas personales de la lectura del folleto titulado: “Lo que creemos de los 5 puntos del calvinismo” escrito por el Pastor John Piper.

– No hay alguien como Dios. Nada se puede comparar con Él. Dinero, sexo, poder, popularidad, conquista, nada se compara con Dios.

– Mientras más le conoces, más quieres conocerle, mientras más te deleitas en su compañía, más hambriento estarás por una comunión más profunda y rica.

– Mientras más le conoces, lo amas y confías en Él, más anhelas conocerle.

– Un claro conocimiento de Dios tomada de la Biblia es la llama que sostiene el fuego de nuestros afectos por Dios.

– Dios es fuerte roca en un mundo de arena movediza. Conocerle en su soberanía es convertirse en un árbol fuerte ante un viento de adversidad y confusión.

– Los cinco puntos del calvinismo no fueron escogidos por calvinistas como resumen de su enseñanza. Ellos surgieron como respuesta a los arminianos, quienes escogieron estos 5 puntos para oponerse.

– Los cinco puntos vinieron a ser resumidos bajo el acróstico TULIP.

T: Total depravity. (Depravación total).

U: Undiconditionalelection. (Elección incondicional).

L: Limitedatonement (Expiación limitada)

I: Irresistible grace (Gracia irresistible).

P: Perseverance of thesaints (Perseverancia de los santos).

– Es un mito pensar que el hombre en su estado natural busque a Dios de una manera genuina. El hombre busca a Dios. Pero el hombre no busca a Dios por lo que Él es. Él busca a Dios en un aprieto como uno que puede preservarlo de la muerte o como un medio para incrementar su placer carnal. Separado de la conversión, nadie viene a la luz de Dios.

– En su total rebelión todo lo que el hombre hace es pecar.

– La inhabilidad del hombre para someterse a Dios y hacer el bien es total.

– “La mente puesta en la carne” es la mente del hombre separada de la morada del Espíritu de Dios (“noe stáis en la carne, estáis en el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros” Rom. 8:9). Así que el hombre natural tiene una mente programada para no someterse ni poder someterse a Dios. El hombre no puede reformarse a sí mismo.

– La realidad del infierno es la indignación de Dios por nuestra infinita suciedad. Si nuestra corrupción no mereciese el castigo eterno, Dios fuese injusto tratándonos con un castigo tan severo como el tormento eterno.

– La doctrina de la Gracia irresistible no significa que toda la influencia del Espíritu Santo no pueda ser resistida. Significa que el Espíritu Santo puede vencer toda resistencia y hacer su influencia irresistible.

– La doctrina de la Gracia irresistible significa que Dios es soberano y puede vencer toda resistencia cuando Él quiere.

– Cuando Dios se propone cumplir su soberano propósito, nadie puede resistirle de una manera exitosa.

– La Gracia irresistible hace referencia a la obra soberana de Dios de vencer la rebelión de nuestro corazón y tráenos a la fe en Cristo y así ser salvos.

– Si estamos muertos en nuestros delitos y pecados, totalmente incapaces de someternos a Dios, entonces nunca creeremos en Cristo a menos que Dios pueda vencer nuestra rebelión.

– Si una persona se torna lo suficientemente humilde para someterse a Dioses porque Dios ha dado a esa persona una nueva y humilde naturaleza.

– El venir a Jesús es “dado” a algunos y a otros no.

– Desde que el hombre es cegado a la gloria de Cristo, se necesita un milagro para que este pueda ver y creer. Pablo compara este milagro con el primer día de la creación cuando Dios dijo: “Sea la luz”. Es en un sentido una nueva creación, o un nuevo nacimiento.

– A menos que Dios abra nuestros corazones, no recibiremos el mensaje del Evangelio. A este corazón abierto es a lo que nos referimos cuando hablamos de la Gracia irresistible.

– Es necesario recibir a Cristo para ser hecho un hijo de Dios,pero el nacimiento que trae a uno dentro de la familia de Dios no es posible por la voluntad de varón.

– El hombre está muerto es delitos y pecados. Él no puede hacerse nacer de nuevo, o crear nueva vida en el mismo. Él debe nacer de Dios. Entonces, con la nueva naturaleza de Dios, inmediatamente recibe a Cristo.Los dos hechos (regeneración y fe) están tan estrechamente conectados que en la experiencia no podemos distinguirlos. Dios engendra en nosotros una nueva vida y la primera sombra de vida en el nuevo nacimiento es la fe. Este nuevo nacimiento es el efecto de la Gracia irresistible, porque es un acto de soberana creación –“No por voluntad de hombre sino de Dios”

– La muerte de Cristo era necesaria para vindicar la justicia de Dios en justificar al impío por medio de la fe. Sería injusto perdonar pecadores aunque su pecado sea insignificante, cuando de hecho el pecado es un insulto infinito contra la valiosa gloria de Dios. Por lo tanto Jesús lleva en sus hombros la maldición, la cual merecíamos por nuestro pecado, de esta manera podemos ser justificados yla justicia de Dios ser vindicada.

– Si crees que Cristo murió por todos los hombres en la misma manera, entonces los beneficios de la cruz no pueden incluir la misericordia por la que somos traídos a la fe, porque entonces todos los hombres serían traídos a la fe, pero ellos no lo están.

– No es el calvinismo quien limita la expiación. Es el Arminianismo, porque niega que la expiación de Cristo logre lo que desesperadamente necesitamos –Llamado, salvación desde lac ondición de muerte y dureza de corazón y ceguera bajo la ira de Dios. El arminiano limita el valor natural y la efectividad de la expiación de tal manera que dice que es lograda aun por aquellos que mueren e nincredulidad y son condenados. En la manera que se dice que Cristo murió por todos los hombres, el arminiano limita la expiación a una simple oportunidad no muy poderosa para que los hombres se salven a ellos mismos de su terrible situación de depravación.

– Cada momento que el Evangelio es predicado a los inconversos Dios les está mostrando su misericordia dándole esta oportunidad para salvación.

– La cruz no tenía intención de dar a todos los hombres la oportunidad de salvarse a sí mismos, sino que su intención era en realidad salvar a la iglesia.

– No hay condición de que el hombre conozca a Dios antes de que Dios lo escoja para salvación. El hombre está muerto en delitos y pecados. Entonces no hay condición de conocer a Dios antes de que Dios lo escoja para salvarlo de la muerte.

– Dios nos escoge desde antes de la fundación del mundo para comprar nuestra redención en la cruz y revivirnos con la Gracia irresistible y traernos a la fe.

– Ser una oveja es algo que Dios decide por nosotros antes de que pudiéramos creer. Es la base y la capacitación de nuestro creer. Creemos porque somos las ovejas escogidas de Dios, no viceversa (Juan 8:47; 18:37).

– Si vamos a ser salvos,Dios tendrá que tomar de una manera incondicional tomar la iniciativa en nuestro corazón e irresistiblemente hacer que nos sometamos a Él de una manera voluntaria.

– Las personas no vienen a la fe por su propia voluntad. Ellos son llamados de una manera irresistible.

–  Dios no prevé la libre decisión de personas que creen porque no existe tal libertad de decisión. Si alguien viene a la fe en Cristo, es porque son revividos de la muerte (Efesios 2:5) por el poder creativo del Espíritu de Dios. Eso es, son en efecto llamados de las tinieblas a la luz.

– Este magnífico texto (Romanos 8:28-33) enseña es que Dios realmente realiza la redención de su pueblo desde el inicio hasta el final. Él conoce de antemano, o sea, escoge personas para Sí desde antes de la fundación del mundo, predestina estas personas para ser conformadas a la imagen de su Hijo, las llama para Sí mismo en fe, las justifica por medio de la fe, y finalmente las glorifica –y nada puede separarlas del amor de Dios que es en Cristo Jesús (Rom. 8:39). ¡A Él sea toda la adoración y la gloria! Amen.

– El pueblo de Dios perseverará hasta el fin y no se perderá. Los que son previamente conocidos son predestinados, los predestinados son llamados, los llamados son justificados, y los justificados son glorificados. Ni uno de este grupo se pierde. Pertenecer a este grupo es estar eternamente seguro.

– La obediencia que es evidencia de la renovación interna que viene de Dios,es necesaria para la salvación final.

– El Nuevo Testamento sí demanda que debemos ser moralmente cambiados y caminar en novedad de vida.

– Dios trabajará para que aquellos que escogió para la eterna salvación sean capacitados para perseverar en la fe hasta el fin y cumplir, por el poder del Espíritu Santo, los requerimientos para obediencia.

– Esos que son efectivamente llamados a la esperanza de la salvación realmente perseverarán hasta el fin y serán salvos.

– Existen caídas en algunos creyentes, pero si esa caída persiste, es muestra de que su fe no era genuina y ellos no habían nacido de Dios.

– Dios nos justifica en el primer y genuino acto de fe salvífica, pero haciendo esto, él tiene una visión de todos los actos subsecuentes de la fe contenida,como en una semilla, en ese primer acto.


Como podrán ver estas notas que he extraído de mi lectura personal de este folleto solo contiene una síntesis de lo que el texto original explica detalladamente, por tanto recomiendo la lectura del libro completo que pueden encontrar en este enlace, John Piper nos alerta en este texto que es posible creer toda la teología correcta y con todo y eso ir al infierno, por tanto – señala John Piper – nuestro interés en escribir todas estas cosas no es meramente convencer la mente sino también ganar el corazón.

Hermanos seamos como los cristianos de Berea y escudriñemos las escrituras, al fin y al cabo ella es inerrante, infalible y nuestra guía mientras estemos de este lado de la gloria.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *