Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

No Somos del Agrado de Gandhi

Gandhi 1

Por Tim Challies,

¿Cuántas veces te encuentras con esta cita atribuida a Mahatma Gandhi? “Me gusta tu Cristo. No me gustan tus cristianos. Tus cristianos son tan diferentes de tu Cristo.” Debo haberlo leído cientos de veces en libros, revistas, artículos, mensajes en Twitter. Es utilizado por los creyentes y no creyentes para señalar a la hipocresía de los cristianos y llamarnos a más y ser mejor. Nuestra incapacidad para vivir lo que predicamos está alejando a multitudes. O al menos eso se nos dice. Después de todo, eso es lo que dijo Gandhi.

Tenemos que dejar de usar esta cita y voy a dar dos buenas razones para hacerlo. En primer lugar, Gandhi era difícilmente una autoridad sobre Jesús. Cuando él dice, “Me gusta tu Cristo” se está refiriendo a un Jesús de su propia creación, un Jesús escogido al azar de las páginas de la Escritura, una especie de Jefferson de Jesús, tomado y seleccionado entre los relatos de su vida. Desde luego, no se refería a Jesús –el verdadero y completo Jesús– revelado desde la primera página de la Escritura hasta la última. Él no hizo referencia al Jesús que permanece de pie leyendo con una espada de juicio, el Jesús que hizo afirmaciones firmes de Su propia divinidad y eternidad, que declaró que Él era y es el único camino para estar bien con Dios. Jesús, el buen hombre, Jesús el maestro, Jesús, el moralista, tal vez, pero nunca al Jesús que era y es y ha de venir.

Cualquier cosa que fuese el Jesús Gandhi no era el Jesús de la Biblia. ¿Por qué entonces debemos preocuparnos si no llegamos a esta versión falsificada de Jesús? Me daría vergüenza tener alguna apariencia de la clase de Jesús que Gandhi considera bueno, aceptable y digno de emulación. Ese Jesús, por supuesto, se tiene que ver terrible como Gandhi. Así que hay una buena razón para dejar de usar esta cita: porque Gandhi fabricó un Jesús de su propia creación y declaró su afecto sólo para este personaje de ficción. Nunca le gustó el aspecto real.

Aquí hay una segunda razón. Gandhi tenía una incomprensión fundamental de sí mismo y del resto de la humanidad.

Gandhi sin duda amaba la forma en que Jesús se relacionó con los oprimidos y los inconvenientes y asumió que él era un leproso o samaritano, cuando en realidad él era un fariseo. Supuso que era la mujer con una hemorragia de sangre que había gastado todo su dinero en cada tratamiento médico loco y doloroso o el ciego que siguió a Jesús por detrás gritando “¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí!” Tal vez incluso podría haberse dignado a ponerse en el lugar del hijo pródigo, un hombre que se había extraviado, pero luego encontró la esperanza y la redención. En cualquier caso, el Jesús que le gustaba debe haber sido un Jesús que le amase y lo aceptara tal como estaba y no a un Jesús que declaró que incluso un hombre tan bueno como él era un enemigo de Dios.

Jesús habló palabras amables e hizo grandes hazañas, él consoló y sanó y dio esperanza y futuro. Pero no a todo el mundo. Jesús reservó las más duras palabras para la élite religiosa, quienes declararon que eran santos, que entendían la naturaleza de Dios, que habían alcanzado algún tipo de iluminación. Jesús no tenía amor por esas personas. Fueron esas personas que recibieron el más agudo de sus reproches y la más brutal de sus “aflicciones!” Eran los sepulcros blanqueados, la generación de víboras, las guías de ciegos.

Tales hombres no aman a Jesús. Es posible que hayan amado al Cristo fabricado de Gandhi, pero odiaban al real. Este Jesús, el Jesús de la Biblia, hubiera reprendido a Gandhi como reprendió a los líderes judíos de su época, las personas que llevaron a las personas caminando detrás de ellos rumbo al camino del infierno. Como ellos, él estaba convencido de su propia bondad y su propia dignidad.

Hay dos buenas razones para dejar de usar esta cita: Gandhi le gustaba sólo el Cristo de su propia creación, y él creyó que él era digno de la gracia de este Cristo. En ambas relatos se había equivocado, totalmente equivocado.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

6 Responses to No Somos del Agrado de Gandhi

  1. Luis Enrique says:

    Cuando citas ¨Gandhi era difícilmente una autoridad sobre Jesús. Cuando él dice, “Me gusta tu Cristo” se está refiriendo a un Jesús de su propia creación¨
    Aqui estas haciendo tremendo error histórico y de intelecto. El nunca se refirió a un ícono como Jesus para convertirlo en un Jesus de su generacion, ya que Jesus no era Indio, ni pasó lo que pasó Ghandi. Además Ghandi nunca se comparó con Cristo, solo comentó que lo admiraba por las proezas que hacía y la obra humanitaria a la que Jesús estaba consagrado. Esta bien que seas cristiano, pero eso no te da derecho a criticar a uno de los pensadores pacifistas que hubo en la historia, y que por demas tiene más historia que tú. Además ya me estoy cansando de los cristianos que siempre critican a todas las religiones, critican a todo el mundo, CRITÍQUENSE USTEDES MISMOS QUE NO SE DAN CUENTA DE LO QUE ESCRIBEN NI HABLAN. Si hablas de Ghandi es pq te pica, pq te duele.
    Además aqui tu eres el unico que has puesto que no eres del agrado de Ghandi, pq aqui nadie se ha pronunciado contra Ghandi por lo que ha dicho. Asi que me da pena tu caso. Consejo sano: DEJA EL FANATISMO.

  2. Nando says:

    Jesus no quiere que lo “admires por las proezas que hacía y la obra humanitaria a la que Jesús estaba consagrado”, Jesus quiere que te reconcilies con Dios confesando tus pecados, el murio para pagar por lo que vos yo y Gandi hicimos que nos alejan de Dios. Gandi no creyo en Jesus y en sus enseNansas y por eso tiene un entendimiento distorcionado, incompleto y personal de Jesus, eso lo lleva al error de su afirmacion. A Cristo no le gustaria Gandi a menos que se arrepienta…

    • legolaselfo says:

      Nando con que a “A Cristo no le gustaria Gandi a menos que se arrepienta”
      esa no es mas que la política de que si no estas conmigo estas contra mi.
      Sobre el articulo
      “Jesús no tenía amor por esas personas” y donde queda el mandamiento de “ama a tu prójimo como a ti mismo”
      Y sobre Gandhi solo diré una palabra “!Magnánimo!”,
      y sobre su frase, creo que lo que realmente quiso decir es que mucha cristianos predican su obra y su palabra, pero ¿la llevan a vías de hechos?, eso me recuerda un fragmento de una canción de Vico C “…hermano, usted que dice ser cristiano ¿cuando ves un vagamundo porque no le das la mano?, le dices de lejito DIOS TE BENDIGA, pero no sacas un pesito pa llenarle la barriga, mira, te están mirando desde arriba, el evangelio no se trata de gastar saliva, si quieres que te escuche tienes que darle vida y darle un buen abrazo aunque este muriendo de SIDA….” mas claro ni el agua mineral.
      Y alianjesus, opino que en ocasiones publicas artículos que tienden a confundir, los que lo escriben a beses denotan desprecio a los demás ya sea ateo o practicante de otra religión. Se que el que tiene una creencia religiosa piensa que ella es la verdadera y que las demás son “falsas” y en base a eso dice y escribe cualquier cosa por tal de desmeritar al “otro”.

  3. JDAM says:

    Excelente artículo. A pesar de que la mayoría de los cristianos no hemos madurado aun lo suficiente para reflejar completamente a Cristo, y de que muchos han tropezado a nuestro a alrededor, incluso a veces dañandonos, a pesar de eso, hemos creído en Jesucristo. Personajes de gran renombre entre la humanidad tal vez lo hayan admirado, pero no precisamente han creído en él para vida eterna. Criticar a los cristianos no es mas que un pretexto para justificar la incredulidad.

    • legolaselfo says:

      JDAM con que “Criticar a los cristianos no es mas que un pretexto para justificar la incredulidad.”
      vamos socio, si la persona es un hipócrita se debe criticar, sea cual sea la religión que practique, y en cuanto “Personajes de gran renombre entre la humanidad tal vez lo hayan admirado, pero no precisamente han creído en él para vida eterna” todos tienen el derecho de creer en lo que quieran creer, eso no los combierte en malas personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *