Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

ONCE PRUEBAS DEL NUEVO NACIMIENTO Por John Piper

John Piper

John Piper

 

Por John Piper.

Considere una generalidad más, antes de centrarnos en 1 Juan 5: 3 – 4. Juan da al menos once pruebas de que una persona ha nacido de nuevo. Probablemente podamos resumirlas a la fe y el amor.

Pero por ahora vamos a dejarlas como él las dijo. No todos los versículos a continuación usan lenguaje de nuevo nacimiento. Sin embargo, quedará claro, si uno piensa en ello un momento, que incluso cuando el lenguaje no está presente, la realidad sí lo está. Aquí están:

  1. Los que han nacido de Dios guardan sus mandamientos.

(1Jn 2:3 – 4) Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal esmentiroso, y la verdad no está en él.

(1Jn 3:24)  Y el que guarda sus mandamientos, permanece en Dios, y Dios en él. Y en esto sabemos que él permanece en nosotros, por el Espíritu que nos ha dado.

  1. Los que han nacido de Dios, andan como Cristo anduvo.

(1Jn 2:5 – 6 RV 1960)pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.

  1. Los que han nacido de Dios no aborrecen a los demás, sino que los aman.

(1Jn 2:9) El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas.

(1Jn 3:14)Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos. El que no ama a su hermano, permanece en muerte.

(1Jn 4:7 – 8)Amados, amémonos unos a otros; porque el amores de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.

(1Jn 4:20)  Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto?

  1. Los que han nacido de Dios no aman al mundo.

(1Jn 2:15)  No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.

  1. Los que han nacido de Dios confiesan al Hijo y lo reciben (lo tienen)

(1Jn 2:23)Todo aquel que niega al Hijo, tampoco tiene al Padre. El que confiesa al Hijo, tiene también al Padre.

(1Jn 4:15)Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios.

(1Jn 5:12)  El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.

  1. Los que han nacido de Dios practican la justicia.

(1Jn 2:29)  Si sabéis que él es justo, sabed también que todo el que hace justicia es nacido de él.

  1. Los que han nacido de Dios no practican el pecado.

(1Jn 3:6) Todo aquel que permanece en él, no peca; todo aquel que peca, no le ha visto, ni le ha conocido.

(1Jn 3:9 – 10)Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios. En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios.

(1Jn 5:18)Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca.

  1. Los que han nacido de Dios tienen el Espíritu de Dios.

(1Jn 3:24)  Y el que guarda sus mandamientos, permanece en Dios, y Dios en él. Y en esto sabemos que él permanece en nosotros, por el Espíritu que nos ha dado.

(1Jn 4:13) En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros, en que nos ha dado de su Espíritu.

  1. Los que han nacido de Dios escuchan la palabra apostólica con sumisión.

(1Jn 4:6)Nosotros somos de Dios; el que conoce a Dios, nos oye; el que no es de Dios, no nos oye. En esto conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error.

  1. Los que han nacido de Dios creen que Jesús es el Cristo.

(1Jn 5:1)Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios …”

  1. Los que han nacido de Dios vencen al mundo.

(1Jn 5:4) Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.

Fragmentos del Libro “Más vivo que nunca” de John Piper pág. 133 – 136.

Te pueden interesar estos artículos de John Piper:
¿Te resultó interesante? Compártelo ...

5 Responses to ONCE PRUEBAS DEL NUEVO NACIMIENTO Por John Piper

  1. Esther Flor utrilla Zamora says:

    Gracias por Los Articulos, ayudan mucho a mi Vida espiritual.Dios bendiga Su vida

  2. Antonio Gonzalez says:

    Perdón pero les faltó 1 Juan 1:8-10 y 1 Juan 2 1-2 el creyente está caracterizado por confesión y arrepentimiento deben de tener mucho cuidado hermanos porque eso va a producir orgullo en algunos creyentes que se van a creer que son perfectos el creyente se puede pecar pero cuando lo hace se siente sucio no puedes vivir con su pecado En otras palabras no peca con gozo

    • Dairon Arrebato Martinez says:

      Exactamente Antonio. Ettamos en la luz cuando cada día vemos nuestros pecados y vamos corriendo a la cruz d Crsito a encontrar perdón y salvación. Lutero decía que la vida de un cristiano se basaba en arrepentimiento y fe cada día. Hay una frase muy buena, que él dice que somo justos y simultaneamente pecadores. En Juan ya no pecamos como los apóstatas, los gnósticos que negaban que tenían pecado y negaban al Hijo pero ver cada día más la Santidad de Dios y cuán pecador soy me hace cada día más ver cuán valiosa es la cruz de Cristo y correr siempre a él, llendo a la luz… Recomiendo las lecturas de varios libros. Iglesia Centrada de Tim Keller, La vida Centrada en el Evangelio de Thune… Muchas veces los reformados como dicen Tim Keller basamos nuestra justificación en la santificación… Dependemos de lo que hagamos para confiar en que somos salvos. Errorrrrrr, porque nuestra justificación y santificación descanasa en la sola gracia y fe en Cristo Jesús. Hay un sermón de Spuergeon donde él contradice a todos aquellos que decían que las doctrinas de la gracia era un llamado a pecar y los recomieno. Tim Keller dice en su libro que en la medida que nos enfoquemos en nuestras acciones, egocéntrismo, nos volveremos moralistas y religiosos. El Evangelio contiene todo el poder de transformación en nuestras vidas y la ley de Dios es tan Santa que cada día me muestra que nunca llego al estandar que Dios pide y me guía a Cristo cada día.Es una obra de fe de principio a fin.Hermanos tengamos cuidado de minimizar la cruz tratando de aparentar o cumplir. Lutero hace un buen estudio de la diferencia que debe tener un predicador a la hora de preidcar entre Ley y Evangelio. Gracia y Paz

  3. José A Solís Navarro says:

    Me edifican estos artículos y desearía recibirlos constantemente Gracias .

  4. Julio Acebey Yepez says:

    Realmente un buen resumen de lo que es ser hijo de Dios y ciudadanos celestiales Debemos vivir siendo dignos hijos de Dios
    Seamos luz para los q nos rodean y no piedra de tropiezo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE