Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

“Confiando en Dios aunque la vida duela” Jerry Bridges (Parte 4 y final)

jerry bridges

Por: Soldado de Jesucristo.

Notas personales extraídas del libro 

– ¡Dios se preocupa por usted! No sólo nunca lo dejará, éste es el lado negativo de la promesa, sino que lo cuidará. No sólo está con usted, lo cuida. Su cuidado es constante, no ocasional o esporádico, es total. Todos y cada uno de sus cabellos están contados. Su cuidado es soberano, nada ocurre que El no permita. Su cuidado es infinitamente sabio y bondadoso. Como dice John Newton: “Si me fuera posible alterar cualquier parte de su plan, lo único que haría sería arruinarlo”.

– El punto hasta el cual agradecemos verdaderamente a Dios por las bendiciones que nos da, indica nuestra confianza en El. Deberíamos ser tan fervientes en nuestras oraciones de agradecimiento, cuando nuestra alacena está llena, como lo seríamos en las de súplica, si ésta estuviese vacía. Esa es la forma como demostramos nuestra confianza en los momentos de prosperidad y bendición.

– La tendencia a confiar en nosotros mismos es parte de nuestra naturaleza pecaminosa. A veces se necesita una gran crisis, o por lo menos una moderada, para que nos dirijamos al Señor.

– Una señal de madurez cristiana es confiar permanentemente en Él en las minucias de la vida diaria. Si aprendemos a confiar en Dios en las adversidades menores, estaremos mejor preparados para confiar en Él durante las mayores.

– Si confiamos en que Él trabaja en toda circunstancia para nuestro bien, debemos darle gracias en todas esas circunstancias, no darle gracias por el mal que pueda haber en sí, sino por el bien que se sacará de ese mal por medio de su soberanía, sabiduría y amor.

– Dios no actúa hacia nosotros con soberanía sin propósito, usando su poder en forma opresiva o tiránica. Él ha actuado con amor, misericordia y gracia, y continúa actuando con nosotros en esa forma a medida que obra para conformarnos a semejanza de Cristo.

– La forma de echar nuestras ansiedades sobro el Señor es humillándonos ante su soberanía, y luego confiando en su sabiduría y amor.

– Podemos escoger cómo responderemos a ese aguijón en la carne. Podemos desgastarnos por meses, aun años o aceptarlo como de Dios, humillándonos ante su poderosa mano. Cuando nos humillemos verdaderamente ante El experimentaremos, a su debido tiempo, la suficiencia de su gracia puesto que…”Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes” (Santiago 4:6).

– Debe  ver la mano de Dios en cada evento, sabiendo que El hace las cosas bien, permitiéndolo únicamente para su bien.

– Nada puede ser más consolador para el hombre de Dios, que la convicción de que el Señor que hizo al mundo, lo gobierna y que cada evento, grande o pequeño, a favor o adverso, está bajo la absoluta disposición de quien hace todas las cosas bien y quien las regula para el bien de su pueblo… El cristiano tendrá confianza y valor en su labor, en la proporción en que vea a Dios en su providencia como gobernante en medio de sus enemigos, y obrando siempre para el bien de su pueblo y para su propia gloria, incluso en la persecución del evangelio.

– Dios es digno de confianza. Él es absolutamente soberano sobre cada suceso en el universo, y ejecuta esa soberanía en una infinitamente sabia y amorosa manera para nuestro bien.

– Si me fuera posible alterar cualquier parte del plan de Dios para mi vida, lo único que haría sería arruinarlo. Debo entender que esa “Adversidad” es parte del plan perfecto de Dios para nuestra vida.

Decido: CONFIAR EN DIOS

– Decido creer en la bondad de mi Padre amoroso y todo poderoso, en su providencia, sabiduría y soberanía y me niego a aceptar otra cosa sin importarme, lo que alguien diga o como me sienta.

Esta es la última entrega de las notas que tomé de este libro, recomiendo ampliamente su lectura. Ya puedes leer la Primera Parte, Segunda Parte y Tercera Parte de las notas que tomé. Si te han sido de bendición estas notas compártelas con tus amistades.

Te puede interesar:

1. 

2. 

3. Imágenes contra el aborto.

4. Recuerda el evangelio cuando debates

5. Buscando la Santidad por Jery Bridges

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

One Response to “Confiando en Dios aunque la vida duela” Jerry Bridges (Parte 4 y final)

  1. fernanda santiago says:

    like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *