Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

Pecador: Cuidado con menospreciar el Evangelio | Charles Spurgeon

Oh¡ pecador, cuando tú desdeñas del gran salvación, sería bueno que recordaras  qué es lo que más desprecias; cuando menosprecias el evangelio de Dios, menosprecias la justificación por fe, menosprecias el camino al cielo, y luego menosprecias todas las promesas del pacto eterno, todas las cosas gloriosas que Dios ha reservado para quienes le aman, y menosprecias todo aquello que Él ha revelado en Su palabra como el don que promete a quienes vienen a Él. Desdeñar el Evangelio es algo grave, pues en esa Palabra, las buenas nuevas inspiradas por Dios está resumido todo lo que la naturaleza humana pudiera requerir, y todo lo que incluso los santos que están en la bienaventuranza  reciben. ¡Oh, es una locura despreciar el Evangelio del Dios bendito¡ ¡Es peor que una insensatez¡

Si desprecias las estrellas, eres un necio; si desprecias la tierra de Dios, con sus gloriosas montañas, con sus ríos que fluyen en sus hermosos prados, eres un loco maniático; pero si menosprecias el Evangelio de Dios, eres el equivalente de diez mil maniáticos en uno. Si desdeñas eso, eres mucho más necio que quien no ve ninguna luz en el sol, no contempla ninguna hermosura en la luna ni ninguna brillantez en el firmamento estrellado. Pisotea, si quieres, Sus obras inferiores; pero, ¡oh!, recuerda que cuando desdeñas el Evangelio, estás menospreciando la obra maestra de tu grandioso Creador ―eso que le costó más que crear una miríada de mundos ― la compra sangrienta realizada por las agonías de nuestro Salvador.

Fuente: SERMÓN 98 PREDICADO LA NOCHE DEL DOMINGO 17 DE AGOSTO DE 1856 POR CHARLES HADDON SPURGEON, puedes descargar el sermón completo en este enlace


También le puede interesar:

Desbordados por las riquezas de la gracia | Charles Spurgeon

CHARLES SPURGEON Y EL CALVINISMO

Señales de una verdadera conversión por Charles H. Spurgeon

Frases selectas de Charles Spurgeon.

La teología de Spurgeon La teología del príncipe de los predicadores resumida en diez puntos.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *