Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

Si la justificación es solo por fe, cómo podemos aplicar Santiago 2:24 | R.C. Sproul

Por R. C. Sproul

¿Si la justificación es solo por fe, cómo podemos aplicar Santiago 2:24, que dice que una persona es justificada por lo que hace, y no solo por su fe?

 Esa pregunta no solo es decisiva en la actualidad, sino que estuvo en el ojo de la tormenta que llamamos Reforma protestante, la cual atravesó y dividió la iglesia cristiana en el siglo XVI. Martin Lutero declaro su posición: la justificación es solo por fe, nuestras obras no añaden nada a nuestra justificación, y no tenemos mérito alguno que presentar a Dios para mejorar nuestra justificación.

Esto dio origen al cisma más grave en la historia de la cristiandad. AI no aceptar la visión de Lutero, la iglesia católica romana lo  excomulgó y luego respondió al estallido del movimiento protestante con un importante concilio eclesiástico, el Concilio de Trento, que fue parte de la así llamada Contrarreforma y que tuvo lugar a mediados del siglo XVI. La sexta sesión de Trento durante la cual se escribieron los cánones y decretos sobre la justificación y la fe, apeló específicamente  a Santiago 2:24 para refutar a los protestantes, que decían ser justificados sólo por fe: “Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe” (Rv60).

¿Santiago podría haberlo dicho más claramente? Ese texto parecería dejar fuera de combate a Lutero para siempre.

Por supuesto, Martin Lutero estaba muy consciente de que existía este versículo en el libro de Santiago. Lutero estaba leyendo Romanos, donde Pablo define que no es mediante las obras de la ley que un ser humano se justifica y que somos justificados por fe y solo por Fe. ¿Que tenemos aquí? Algunos eruditos dicen que tenemos un conflicto irreconciliable entre Pablo y Santiago, que Santiago escribió después de Pablo, y que Santiago trato de corregir a Pablo. Otros dicen que Pablo escribió Romanos después de Santiago y que estaba tratando de corregirlo.

Estoy convencido de que en verdad aquí no tenemos conflicto alguno. Lo que Santiago está diciendo es esto: si una persona dice que tiene fe, pero no da evidencia externa de esa fe mediante obras justas, su fe no lo justificará. Martín Lutero, Juan Calvino o John Knox estarían absolutamente de acuerdo con Santiago. No somos salvos por una profesión de fe o por decir que la tenemos. La fe de alguien debe ser genuina para que el mérito de Cristo le sea imputado.

No podemos simplemente decir que tenemos Fe. La verdadera fe producirá absoluta y necesariamente frutos de obediencia y obras de justicia.

Lutero estaba diciendo que dichas obras no aportan nada a la justificación de esa persona ante el trono del juicio de Dios. Lo que si hacen es justificar su afirmación de fe ante los ojos de los hombres. Santiago no está diciendo que un hombre sea justificado ante Dios por sus obras, sino que su afirmación de fe demuestra ser genuina en la medida en que el da evidencia de esa afirmación a través de sus obras. [Ver también St. 2:24 en la NTV: “Como puedes ver, se nos declara justos a los ojos de Dios por lo que hacemos y no solo por la fe.”]

Tomado del Libro “Buena pregunta” de R. C. Sproul p. 97 – 98.

*Dr. R. C. Sproul, teólogo, pastor y maestro, es presidente de la junta de Ministerios Ligonier. Graduado de Westminster College, Pittsburgh TheologicalSeminary y Free University of Amsterdam, el Dr. Sproul es actualmente profesor de teología sistemática en Reformed Theological Seminary y director emérito de PrisonFellowship, Inc. Sus muchos libros incluyen Complaciendo a Dios; La Santidad de Dios; Escogidos por Dios; El Misterio del Espíritu Santo; El Alma en Busca de Dios; Verdades Esenciales de la Fe Cristiana; La Gloria de Cristo; y Si Hay un Dios, ¿Por Qué Hay Ateos?


También le puede interesar:

– ¿Cuándo decidió Dios darnos vida eterna? | R. C. Sproul 

– ¿Alá o Jesús?

– A la luz de la soberanía de Dios, ¿cuál es el papel de la oración en la vida de un cristiano? | R.C. Sproul 

– ¿Qué dice la Biblia acerca del Papa / papado?

– ¿Que deberían pensar los cristianos sobre la evolución? | R.C. Sproul

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

18 Responses to Si la justificación es solo por fe, cómo podemos aplicar Santiago 2:24 | R.C. Sproul

  1. eldefensor says:

    Muy bien:

    “La verdadera fe producirá absoluta y necesariamente frutos de obediencia y obras de justicia.” Se podría incluir un punto más y diría: “La verdadera fe producirá absoluta y necesariamente frutos de [arrepentimiento,] obediencia y obras de justicia.”

    ¿Obras de Justica? Santiago lo dijo bien claro (“Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe.”) y no contradecía para nada a Pablo. Pues Pablo a los Efesios recordó que aunque su salvación se debía a la bondad inmerecida (“gracia”) de Dios, ellos no quedaban improductivos en cuanto a fe. Y por eso les dice: “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.” (Efesios 2:10)

    Aunque Rahab creía que Jehová es el Dios verdadero, no se quedo con los brazos cruzados; ella mostró fe al actuar, al obrar. (Josué 2:1-13)

    Por eso Santiago aclara y recuerda a todos los creyentes que si alguien dice tener fe y no tiene obras; su fe está muerta. (Santiago 2:25,26)

    Ahora bien ¿Cuales son las “obras de justicia” que ha de obrar aquel que dice que tiene fe?

    • mike says:

      querido amigo , todo este discurso parece estar bien fundamentado, pero por que el mundo se aferra a la idea de que puede ser salvo por sus obras, hacer el bien es bueno, pero hay justos en la tierra??,, creer que la salvacion depende de lo que hagamos es un error, porque en las manos de Dios somos objetos utiles para sus propocitos y nuestras acciones son su voluntad, conoce el ser humano la justicia y el amor de Dios??,, bueno respondedme esta pregunta,, seran salvos los hobres obraron mal (a nuestro entender) cumpliendo con la voluntad de Dios?????? por favor no pregunten quienes en la biblia estan

      • eldefensor says:

        “Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? […] Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.” (Santiago 2:14,17)

        Esta, no es una idea personal de Santiago. Es una enseñanza divina que él hasta propio Jesucristo, el Hijo de Dios, resumió de esta manera: “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.” (Mateo 7:21)

        Note usted que ahí Jesús apunta claramente que una demostración emocional de fe como llamarle “Señor, Señor” a él no es suficiente, ni es lo único que está implicado para la salvación.

    • Puedes mantener tu opinión, pero recuerda que las obras no te justifican… Dios no te acepta por la base de tu obediencia imperfecta sino de la perfecta de Jesús el Cristo!!!!
      Shalom & Wisdom from the Almighty Creator!!!

      • eldefensor says:

        Efesios 2:8-10

        En lo que respecta a las obras.

        versículo 10: “somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras“.

        Saludos

      • eldefensor says:

        @Seraph OathKeeper

        Una fe que no tenga obras impide la salvación de cualquiera. Y eso es cierto, aun cuando también es cierto que es el amor de Dios lo que nos suministra tal salvación. (Efesios 2:8,9)

        La RV-1960 dice: “¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle?” (Santiago 2:14) La respusta es NO. Esa “fe” que “no tiene obras” no puede salvarle. Realmente “la fe sin obras es muerta”. (Santiago 2:20, RV-1960) La BJ traduce estas palabras así: “la fe sin obras es estéril“. O sea, no da fruto, no produce nada. La salvación dada por Dios se “muere”, pierde la eficacia en un individuo con una fe sin obras. En otras palabras, aquí Santiago ciertamente presenta un argumento fuerte en prueba de que la fe que tiene valor real, genuino, tiene obras como evidencia.

        “El hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe.” (Santiago 2:24) Un verdadero cristiano debería ‘ver’ que una alegación de fe, sin obras que demuestren la existencia de la fe, es ineficaz e inútil y no lleva a recibir justificación ni a que se declare justo a nadie.

        Saludos

        • Te saludo en Cristo,
          Perdona la tardanza en mi comentario es que estube ocupado en una campaña contra el aborto… ahora,
          Todo bien en tus respuestas!, pero, una pregunta ¿Qué son tus obras a los ojos de Dios?

          Es cierto que somos creados para buenas obras y somos salvos por gracia mediante la fe en Jesús el Cristo, pero de que la salvación se pierde por obras??
          Te dejo lo siguiente para que medites y me respondas…

          6 Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios.
          7 Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento. 
          8 Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor. 
          9 Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios. 
          10 Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica. 
          11 Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. 
          12 Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, 
          13 la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. 
          14 Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. 
          15 Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.

          Recuerda que lo que recibas será perpetuo e incambiable y la recompensa es la que se te dará según tus obras no la fe…
          ahora que me dices, que crees?
          Shalom & Wisdom from the Almighty Creator

  2. eldefensor says:

    Amigo, al citar estos textos para querer probar tu punto, te has descuidado. Tu cita y el contexto hablan sobre el trabajo de la predicación y discipulado que todo cristiano debe hacer y en el que todo cristiano fiel es colaborador de Dios.

    La “obra” a la que aquí se refiere Pablo no son las obras de fe (la predicación, discipulado, hacer la voluntad de Dios en todo); No. Esta “obra” es otra cosa. Pablo está hablando a modo de ilustración de una “obra” de construcción o edificación, donde el fundamente es Cristo. Pablo no se refiere a sus obras de fe que sin ellas su fe es muerte. (Santiago 2:26)

    Cuando predicamos y discipulados en Cristo a otros estamos contribuyendo con Dios a la salvación de otras personas. Pero son esas nuevas persona, las que tienen, luego de ser edificadas, mantenerse en el servicio a Dios, porque sino perecen por el juicio de Dios. Y esas consecuencia es una perdida para quienes hemos colaborado en ese caso con Dios.

    Los cristianos de Corinto tenían que saber, como también nosotros hoy, que se probará a todos aquellos a quienes enseñamos la verdad. Si no les enseñamos bien, las consecuencias pueden ser desastrosas. Pablo advirtió: “Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.” (1 Corintios 3:14, 15; RV-1960). ¿Cuál es el significado de estas palabras?

    Puede ser muy doloroso trabajar arduamente para ayudar a alguien a hacerse discípulo, y luego verlo sucumbir a la tentación o a la persecución y, con el tiempo, abandonar el camino de la verdad. Pablo reconoce este hecho al decir que en tales casos sufrimos una pérdida. La experiencia puede ser tan dolorosa que se dice que nuestra salvación es “como a través de fuego”, como el hombre que pierde todo en un incendio y él a duras penas logra salvarse. ¿Qué podemos hacer nosotros, entonces, para minimizar el riesgo de sufrir pérdida? Edificar con materiales duraderos. Si enseñamos a los estudiantes de manera que les lleguemos al corazón, motivándolos a valorar las preciadas cualidades cristianas, como la sabiduría, el discernimiento, el temor de Jehová y la fe verdadera, construiremos con materiales duraderos e incombustibles (Salmo 19:9, 10; Proverbios 3:13-15; 1 Pedro 1:6, 7). Los que adquieran tales cualidades no dejarán de hacer la voluntad de Dios; tendrán la esperanza segura de permanecer vivos para siempre (1 Juan 2:17).

    Saludos

    pd/ Para una explicación mas amplia vea: http://nuevomundo.cubava.cu/2017/05/19/la-salvacion-la-fe-y-las-obras/

  3. alianjesus says:

    Las obras no nos salvan 🙂 gracias a Dios por ello :), estoy feliz de que soy salvo solo por la fe por el puro afecto de Su voluntad (Ef 1.5)

    Romanos 3:28: “Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley.”

    Romanos 4:5: “mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia.”

    Gálatas 2:16: “sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo…”

    Gálatas 3:11: “Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque: El justo por la fe vivirá;”

    Filipenses 3:9: “y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe;”

    Las letras negritas son mías 🙂

  4. reinier says:

    El problema es que los testigos no creen en la salvación solo por fe, elos creen que tienen que hacer obras, su ecuación para salvación es más o menos esta FE + OBRAS = SALVACIÓN

    Por cierto que las principales obras son predicar, por eso dedican largasssssssssss horas a predicar el mensaje de la Torre del Vigía y no el mensaje del evangelio.

    Los TJ tambiñen creen que pueden perder la salvación

  5. meschareth says:

    Les tengo un planteamiento:

    La Biblia dice: “El hombre es declarado justo por fe aparte de obras de ley” (Romanos 3:28), pero también asevera: “El hombre ha de ser declarado justo por obras, y no por fe solamente”. (Santiago 2:24.)

    ¿Cuál de estas dos afirmaciones es la correcta? ¿Somos declarados justos por fe, o por obras?

    Después que se cansen de darle vuelta a la cuestión visiten:

    http://nuevomundo.cubava.cu/2017/05/19/la-salvacion-la-fe-y-las-obras/#comment-2287

  6. amanece says:

    No podemos ganar nuestra salvación por el servicio y la obediencia a Dios; pero tales actos demuestran que nuestra entrega a Dios es genuina. Obras de servicio con amor no reemplazan a la fe pero sí son una prueba de nuestra fe en Cristo.

    A primera vista, este versículo parece contradecir lo que dice Rom_3:28 : “El hombre es justificado por la fe sin las obras de la ley”. Una investigación profunda, sin embargo, muestra que las enseñanzas de Santiago y Pablo no se contradicen. Mientras que por un lado es verdad que nuestras buenas obras no podrán darnos salvación, por otro lado la verdadera fe siempre resulta en una vida transformada y en buenas obras. Pablo habla en contra de quienes procuran ser salvos por las obras y no por la verdadera fe. Santiago habla en contra de quienes confunden la simple aprobación intelectual con la verdadera fe. Después de todo, aun los demonios saben quién es Jesucristo, pero no le obedecen (Rom_2:19). La verdadera fe implica una entrega total de su ser a Dios.

    • eldefensor says:

      Con las obras por fe(1 Timoteo 6:12; Hebreos 12:1-3; Gálatas 5:19-21) no nos ganamos la salvación, pues ningún ser humano podría nunca hacer lo suficiente para merecer tan extraordinaria bendición. La salvación es un regalo de Dios. Sin embargo, no somos dignos de recibir este magnífico don a menos que cumplamos con la voluntad de Dios y de Cristo, según se explica en la Biblia, y de este modo demostremos amor y obediencia. Sin obras que evidencien nuestra fe, la afirmación de que seguimos a Jesús se desdiría por sí sola, pues la Biblia dice llanamente: “La fe, si no tiene obras, está muerta en sí misma”. (Santiago 2:17.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *