Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

El poder de la doctrina de la elección incondicional [ + Video Sub. Español] – John Piper

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

6 Responses to El poder de la doctrina de la elección incondicional [ + Video Sub. Español] – John Piper

  1. Hermes says:

    La Religión es considerada por la gente común como verdadera, por los SABIOS como falsa y por los gobernantes como útil. Seneca 4 AC-65 DC

    A menudo vuestras creencias religiosas son transmitidas a vosotros por la familia y la cultura, y al momento de ser lo suficientemente mayores como para elegir conscientemente, es demasiado tarde porque ya han sido lavados del cerebro con creencias preestablecidas que parecen ser ‘cinceladas en piedra’.

    Buscar las respuestas a lo desconocido puede ser un negocio de miedo: ¿de dónde venimos, por qué estamos aquí, y especialmente, hacia dónde vamos después de partir?

    La religión se aprovecha de este temor y confusión:
    1 – Proporcionando respuestas prefabricadas diseñadas para darnos una falsa sensación de seguridad, ofrece un respiro de esa búsqueda interna.
    2 – A cambio de esa muleta espiritual, debemos renunciar a la soberanía espiritual ya la libertad de elegir nuestras propias creencias.

    ¿Por qué es que las religiones a menudo os alejan de aquello mismo que deberían éstas acercarlos?

    En lugar de darles poder a una conexión completa con lo Divino y de ayudarlos a despertar y recordar quiénes sois en realidad, los mantienen dormidos, enterrados bajo pilas de creencias desvalorizantes que programaron en vuestras vulnerables mentes.

    La mayoría de las religiones operan a través de mecanismos de control, pero a menudo la dinámica de control es tan encubierta que usted no puede reconocerla, y si no puede reconocerla, podría caer fácilmente en el discurso que vende la religión. La mayoría de las religiones, e incluso algunas prácticas espirituales, mantienen a las personas dormidas a través de un programa de vergüenza y secretismo. El programa incluye una ingeniosa fórmula de control, basada en creencias incapacitantes, como la indignidad, la impotencia, el juicio y la exclusión, resultando en emociones dolorosas y debilitantes que pueden durar toda la vida.

    La mayoría de las religiones instalan creencias sobre “lo bueno y lo malo”, “lo correcto y lo incorrecto” y “lo pecaminoso y lo santo”, lo cual hace que los seguidores crean que su bienestar o salvación depende de su conducta, y si desobedecen serán juzgados y castigados con el equivalente de karma o una vida eterna en el más allá de proporciones no deseadas, pero esa no es ni siquiera la peor parte.

    El desafío de sus creencias religiosas automáticamente invoca sentimientos de vergüenza, culpa, obligación o arrepentimiento. Estos sentimientos, o el temor a estos sentimientos, pueden ser un impedimento más poderoso que incluso la amenaza de tortura física.

    La parte más profunda del mecanismo de control es a través de la manipulación de las emociones, de modo que realmente usted se castiga a usted mismo.

    Por ejemplo, si su religión dice que es malo tener relaciones sexuales fuera del matrimonio, y usted tiene relaciones sexuales antes del matrimonio, automáticamente se castigará a sí mismo a través de sentimientos de profunda vergüenza, culpa, pesar e indignidad.

    De hecho, si incluso piensa en ir en contra de la doctrina religiosa, estas poderosas emociones inducirán inminentes sentimientos de arrepentimiento, y le harán pensar dos veces. Su miedo a sentirse culpable o arrepentido controla su comportamiento y le hace hacer cosas que tal vez no son correctas para usted, o tal vez le impidan expresar su verdadero yo.

    La cosa es que, si usted es emocionalmente manipulado, ¿cómo puede saber lo que es mejor para usted? Sólo a través del libre albedrío puede usted ser inspirado por su propio ser interior. Debido a que el control viene desde dentro, en la forma de sus propias creencias y emociones, probablemente ni siquiera se dé cuenta de que está siendo controlado, que es lo que hace que este tipo de control sea más diabólico que si alguien le amenazara con un cuchillo. Cuando usted puede identificar una fuente de control externo, es claro para usted que está siendo controlando, pero cuando usted ha sido programado de buena gana con creencias, y estas creencias están causando emociones dolorosas, es casi imposible discernir que una fuente externa está en control de su vida.

    La mayoría de las religiones piden que usted dé su poder y que confíe en la religión y sus líderes más de lo que confía en sí mismo. A usted se le enseña que, para conectarse con lo Divino, debe depender de deidades no físicas, o líderes religiosos.

    Si usted quiere una oración contestada o busca perdón, debe usar un “intermediario” porque usted no es digno, ni lo suficientemente puro para la comunión directa con lo Divino.

    Lo peor de todo es que el mensaje es: “No confíe en usted mismo,”

    … y, mientras usted no confíe en usted mismo, usted permanece impotente ante la autoridad externa.

    En la mayoría de las religiones, hay un decreto tácito de dignidad con el que todos los practicantes están de acuerdo.

    Su valor depende de lo bien que usted siga las reglas de su religión – si usted hace lo que se le dice, de acuerdo a su religión, o su líder religioso, usted es considerado digno, y si va en contra, o cuestiona las reglas o creencias, usted es considerado indigno.

    La indignidad induce profundos sentimientos de vergüenza que conducen al secretismo.

    No hay lugar para dudas o preguntas. Si crees que sus compañeros practicantes le ostracizarán o le reportarán a los líderes religiosos, usted probablemente no compartirá ningún sentimiento de duda sobre la religión o sus líderes. Usted silenciosamente guardará sus preguntas o incertidumbre para usted, sin saber nunca que su amigo, vecino o miembro de la familia se siente de la misma manera. El juicio, y el miedo de ser juzgado apoyan la división.

    Como dice el dicho: “divide y vencerás,” …y a toda costa, mantener a los ya conquistados de reunirse en rebeldía. El silencio y la separación permiten que las agendas religiosas operen desapercibidas.

    ¿Qué hay de la amenaza de los no creyentes que no forman parte de la religión?

    A menudo, los seguidores están bien entrenados en convertir a los no creyentes, con respuestas programadas para cualquier cosa y todas las objeciones que puedan surgir de aquella que ellos están tratando de convertir.

    A los seguidores se les suele enseñar cómo aprovecharse de las vulnerabilidades, con la promesa de la salvación, pero, si eso no funciona, al no creyente se le ve negativamente, se le hace a un lado como ignorante y es excluido.

    Este tipo de rectitud, donde el creyente es correcto y el no creyente está equivocado, es simplemente otra forma de juicio y exclusión en el nombre de Dios.

    El lema es a menudo: “O creen y se unen a nosotros o serán excluidos y juzgados como pecadores”.

    El punto es, si usted quiere despertar a la verdad de lo que realmente es, deberá liberarse de la falta de poder propio. Esto significa recuperar su poder de todo y de todos, incluyendo de la religión.

    Podría parecer fácil culpar a una religión para mantenerle impotente, dormido, o desconectado, pero las religiones sólo existen porque buscamos respuestas fuera de nosotros mismos.

    Desde la perspectiva más profunda, las religiones se han establecido para que usted falle, por lo que, finalmente, se verá en el único lugar donde usted puede encontrar las respuestas que buscan.

    La religión dice: “Eres indigno, a menos que cumplas con ciertas condiciones”.
    El despertar revela: “Eres incondicionalmente digno”.
    La religión dice: “Tú eres impotente ante fuentes externas”. El despertar revela: “Accedes a tu poder si tomas la responsabilidad de tu vida”.
    La religión separa, juzga y excluye.
    El despertar y la unidad son sinónimos.

    Lo que es más importante, su religión o práctica espiritual debe funcionar para usted, y sólo usted puede decidir lo que eso significa, pero aquí hay algunas sugerencias para que usted considere:
    1 – Su práctica espiritual le da libertad, y espacio, para encontrar sus propias respuestas, incluso si esas respuestas no están de acuerdo con las enseñanzas espirituales.
    2 – Usted no es juzgado, castigado o excluido por pensar de manera diferente, o cuestionar ideas.
    3 – Su práctica espiritual le mueve hacia el amor y la unidad, proporcionando el espacio para que usted se perdone a sí mismo y a los demás, a medida que usted suelta el viejo y pesado equipaje que ya no le sirve.
    4 – Las enseñanzas espirituales le elevan a nuevas alturas de conciencia, mientras que también le inspiran a expresarse.
    5 – Las creencias espirituales son ofrecidas a través de lecciones de empoderamiento, y no por temor al karma, castigo o cualquier forma de discapacidad, ni deben ser manipuladas por la culpa, obligación o arrepentimiento inminente.
    6 – Su maestro espiritual no fomenta la dependencia de él o ella, ni le dice qué hacer, cómo pensar ni tildan de falsas las otras enseñanzas espirituales.
    7 – No se le pide que juzgue, rechace o excluya a otros para permanecer en la religión, ni se le castiga por amar a aquellos que no obedecen las reglas de su religión.
    8- Usted se siente honrado y respetado por su maestro y sus compañeros, y nunca se siente como si el maestro, o la práctica espiritual tiene poder sobre usted, o que su dignidad está en cuestión.
    9 – Su práctica le da poder para descubrir quién es usted realmente, y le apoya en el desarrollo de una relación íntima y personal con lo Divino, donde usted se experimenta a sí mismo como amado incondicionalmente.
    10 – Si su intención es el despertar espiritual, su práctica espiritual no sólo le debe permitirle descubrir la puerta del despertar, también debe animarle a soltar, dejar ir, para que usted pueda entrar. Para despertar completamente, usted debe estar dispuesto a dejar ir incluso a la práctica sagrada que le llevó allí.

    Si usted ha dejado su religión, o está pensando en salirse, no confunda dejando la religión con dejar a ‘Dios’.

    Tal como dice el refrán:
    “No tire al bebé con el agua del baño”,… no tire a Dios junto con la religión.

    Dios ha sido contaminado por todo tipo de creencias que no permiten el poder – de reglas locas a absurdos irrazonables y todo lo demás.

    • alianjesus says:

      Buenos días hermes, gracias por comentar y visitar el blog, solo quiero hacerle una sugerencia, por favor no haga tan largos los comentarios pues eso no estimula la lectura, por otra parte si usted desea presentar y hacer apología de de su cosmovisión por favor abra un blog nuevo – lo cual es totalmente gratis – pero no siga usando mi blog como plataforma 🙂

      Puede comentar en el blog las veces que guste pero le hago un llamado a la brevedad y a poner sus comentarios en los temas que van 🙂

      PS:NO pude ller todo su comentario por razones de tiempo ya que es muy extenso, es por ello que pido su ayuda 🙂

      Dios le bendiga

  2. Hermes says:

    Qué manera más cómoda de evitar la realidad JE, pensé que un Soldado de Jesús sería diferente. Seré breve en este comentario.

    1 – No deseo exponer mi cosmovisión en su blog pues mi cosmovisión es incomprensible para aquellos que están desconectados de la Mente Universal.
    2 – Mi comentario es LARGO porque ustedes requieren explicaciones largas que los hagan reflexionar.
    3 – Mi comentario encaja en todos los temas de este blog elegí este porque fue el primero que vi.

    Disculpe si lo molesté (era lo esperado) pero ya va siendo hora de que ustedes sepan lo que está sucediendo y como la religión ha tergiversado el mensaje de la Mente Universal. YO SOY el que YO SOY.

  3. Hermes says:

    Bueno yo veo a @dcruz comentando en muchos lugares diversos parece que esa es su diversión.

    Si me he leído muchos libros de todos esos temas lo cual recomiendo pero yo estoy en otro nivel, me gusta leer para comparar mi conocimiento con el de otros. Siempre me quedo con la enseñanza más poderosa.

    El asunto no es leer libro el asunto es poner en práctica dichos libros y sacarle partido en tu vida real.

    No requiero la bendición de ningún dios y menos de la mente universal. La mía es suficiente. Yo soy el Camino y la Vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *