Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

El Padre es mayor que yo | R. C. Sproul

 

Por R. C. Sproul*.

 A veces, cuando Jesús hace declaraciones directas que parecen significar algo en la superficie, se requiere que miremos un poco más profundo para resolver la aparente dificultad. En este caso, no se requiere ese trabajo extra. Jesús quiso  decir exactamente lo que dijo: “El Padre es mayor que yo.” Es un tanto angustioso para los cristianos, porque tenemos la doctrina sagrada de la Trinidad que describe la unidad de las tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Aquí, el Hijo de Dios está diciendo que el Padre es mayor que él. Esta es una de las razones por las cuales la iglesia siempre ha confesado una doctrina llamada la subordinación de Cristo. Observen que no se llama la inferioridad de Cristo.

Enfatizo eso porque, en nuestra cultura, algunos entienden que la subordinación necesariamente implica inferioridad.

La razón por la cual la teología cristiana contiene una doctrina sobre la subordinación de Cristo es que, pese a que la segunda persona de la Trinidad es coesencial con el Padre (es de la misma esencia, “verdadero Dios de Dios verdadero,” eterno en su ser), hay una distinción entre las personas de la Divinidad. En la economía de la redención, e incluso de la creación, vemos ciertas obras atribuidas al Padre, otras al Hijo y otras al Espíritu Santo.

La visión tradicional es que el Hijo es engendrado del Padre -no creado, sino eternamente engendrado. El Padre no es engendrado del Hijo. El Hijo es enviado al mundo por el Padre; el Hijo no envía al Padre. Jesús dijo: “Yo  no hago nada por mi cuenta, sino que digo únicamente lo  que el Padre me enseño o.” Su comida y su bebida eran hacer la voluntad del Padre. Fue comisionado por el Padre para venir al mundo a obrar la redención. En ese plan  de redención de la Divinidad, uno envía al otro, y se dice que el que envía es mayor que el enviado en términos de las distinciones en la economía y en la estructura por la cual obra la Divinidad.

De acuerdo al mismo razonamiento, exceptuando a los que disienten del filioque, la iglesia históricamente ha afirmado que, así como el Padre envía al hijo, el Espíritu Santo es enviado tanto por el Padre como por el Hijo. Así como el Hijo está subordinado al Padre en la obra de redención, el Espíritu está subordinado tanto al Padre como al Hijo. Pero, nuevamente, eso no implica una desigualdad en el ser, la dignidad o los atributos divinos. La segunda persona de la Trinidad es plenamente Dios; la tercera persona de la Trinidad es plenamente Dios. En la obra de redención vemos la expresión de supraordinacion y de subordinación. [Ver también este versículo en la NTV: “[El] Padre. . . es más importante que yo.”]

 

Tomado del Libro “Buena pregunta” de R. C. Sproul p. 30 -31

*Dr. R. C. Sproul, teólogo, pastor y maestro, es presidente de la junta de Ministerios Ligonier. Graduado de Westminster College, Pittsburgh Theological Seminary y Free University of Amsterdam, el Dr. Sproul es actualmente profesor de teología sistemática en Reformed Theological Seminary y director emérito de Prison Fellowship, Inc. Sus muchos libros incluyen Complaciendo a Dios; La Santidad de Dios; Escogidos por Dios; El Misterio del Espíritu Santo; El Alma en Busca de Dios; Verdades Esenciales de la Fe Cristiana; La Gloria de Cristo; y Si Hay un Dios, ¿Por Qué Hay Ateos?


También puede interesarle: 

Declaración cristológica del ministerio Ligonier

¿Cuál debería ser la posición cristiana ante la pena de muerte? | R. C. Sproul

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

2 Responses to El Padre es mayor que yo | R. C. Sproul

  1. rene says:

    Verdaderamente es así y aún nosotros los seres humanos en este caso los hijos no nos subordinamos a nuestros padres y a veces hacemos lo malo antes los ojos de Dios sin analizar que Él mismo fue un ejemplo de subordinación. Alabado sea el nombre de nuestro Señor y Salvador Jesucristo pues cada día me enseña algo nuevo.

  2. Elsa Elvira Rojas Arias says:

    Bendito sea Dios por su hijo perfecto y su obra perfecta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *