Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

11 Frases selectas de J. C. Ryle

Compilado por: Soldado de Jesucristo.

1. Uno puede llegar al cielo sin dinero, sin rango o sin escuela. Nadie, por más sabio, rico, noble o hermoso que sea, llegará al cielo sin la CONVERSIÓN. – J.C. Ryle

 

2. Todas las personas nacidas en el mundo, de todo rango y nación, tienen que pasar por un cambio de corazón entre la cuna y la tumba antes de poder ir al cielo. Todos, todos sin excepción, tienen que convertirse. – J. C. Ryle.

 

3. ¿Puede un cadáver servir a Dios? Sabemos que no. Pues bien, sin la conversión estamos muertos para Dios. – J.C. Ryle.

 

4. Mire a su alrededor, a la congregación con la que se reúne cada domingo. Note el poco interés que la gran mayoría demuestra en lo que está sucediendo. Observe la indolencia, apatía e indiferencia de la mayoría a todo lo relacionado con la iglesia. ¡Salta a la vista que sus corazones no están allí! Están pensando en otra cosa y no en la religión. Están pensando en los negocios, o el dinero, o los placeres, o los planes mundanos, o los sombreros, o la ropa, o los vestidos nuevos, o las diversiones. Sus cuerpos están presentes, pero no sus corazones. ¿Y cuál es la razón? ¿Qué es lo que todos necesitan? Necesitan la conversión. Sin ella, solo asisten a la iglesia con el fin de lucirse para luego salir de la iglesia y servir al mundo y sus pecados. – J. C. Ryle.

 

5. Todos, todos por igual, personas eminentes o humildes, ricos o pobres, ancianos o jóvenes, educados o iletrados, gente de iglesia o disidentes, bautizados o no bautizados, tienen que convertirse o perecer. No hay salvación sin conversión. – J. C. Ryle.

 

6. Donde no se ve ningún efecto, puede estar seguro de que allí no hubo gracia. Donde es imposible encontrar un fruto visible, puede estar seguro que allí no hubo conversión- J. C. Ryle.

 

7. Nunca, jamás aceptaré que el Espíritu bendito pueda morar en el corazón de un hombre cuando no se ven frutos del Espíritu en su vida. – J. C. Ryle.

 

8. Una conversión que deja que un hombre viva en pecado, que mienta, que beba y diga malas palabras no es una conversión bíblica. Es una conversión falsa, que puede agradar solo al diablo y llevará al hombre que se satisface con ella, no al cielo, sino al infierno. – J. C. Ryle.

 

9. ¿Se ha convertido? Decirme que usted va a la iglesia o a la capilla y ha sido bautizado y que participa de la Cena del Señor no es darme una respuesta. Todo esto no es prueba de nada: yo podría decir lo mismo de Judas Iscariote, Demas y Simón el Mago. – J. C. Ryle.

 

10. ¡La conversión no es perfección! ¡La conversión no es el cielo! … el mundo que lo rodea está lleno de peligro; el diablo no está muerto. Recuerde que aun en el mejor de los casos un pecador convertido es todavía un pobre y débil pecador que necesita a Cristo cada día. Recuerde esto y no se decepcionará. – J. C. Ryle.

 

11. ¿Realmente cree usted que es terrible ser un inconverso? ¿Realmente cree usted que la conversión es una bendición indescriptible? Entonces demuéstrelo, demuéstrelo, demuéstrelo por su celo en sus esfuerzos por promover la conversión de otros. Mire alrededor del vecindario donde vive. Tenga compasión por las multitudes todavía inconversas. No se contente con lograr que asistan a la iglesia o a la capilla, sea su meta su total conversión a Dios. Hable con ellas, léales, ore por ellas, anime a otros para que las ayuden. ¡Pero nunca, nunca, si usted se ha convertido, nunca se conforme con ir al cielo solo! – J. C. Ryle.

 

Todas las citas fueron extraídas de la lectura personal del administrador del Blog del Sermón de J. C. Ryle titulado ¿Cree usted que se ha convertido?


Te invito a unirte a la página en Facebook de J.C. Ryle en español haciendo click en este enlace.

También puede interesarle:

Hay esperanza y salvación para los pecadores | J.C.Ryle

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *