Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

23 frases selectas de Charles Spurgeon

Compilado por: Soldado de Jesucristo.

– La sustancia y esencia del verdadero Evangelio es la doctrina de la gracia de Dios; que, de hecho, si quitaran la gracia de Dios del Evangelio, le habrían suprimido la propia sangre de vida, y no quedaría en Él nada digno de ser predicado, de creerse o por lo cual luchar.

– La gracia es el alma del Evangelio: sin ella el evangelio está muerto. La gracia es la música del Evangelio: sin ella el Evangelio permanece en silencio en relación a todo consuelo.

– Dios trata con los hombres pecadores sobre la base de pura misericordia; encontrándolos culpables y condenados, les otorga perdones inmerecidos, sin tomar en cuenta para nada el carácter pasado o las buenas obras que puedan ser vistas por anticipado. Movido solamente por su piedad, Él desarrolla un plan para rescatarlos del pecado y sus consecuencias; un plan en el que la gracia es el principal atributo.

– Desde el principio hasta el fin, desde la “A” hasta la “Z” del alfabeto celestial, todo en la salvación es por gracia y solamente por gracia; todo es por un favor inmerecido, nada por méritos.

– Si alguna vez queremos a ver a una Inglaterra piadosa y pura, debemos tener una Inglaterra evangelizada: si vamos a sofocar la embriaguez y el mal social debe de ser por la proclamación de la gracia de Dios.

– “Apresúrate: ve de arriba abajo a través del mundo, y dile a los más viles de los hombres que Dios, por Su misericordia, está dispuesto a liberarlos del amor al pecado y convertirlos en nuevas criaturas.”

– [Pecadores], ustedes que viven las vidas más impías y malvadas pueden todavía, creyendo en el Señor Jesús, ser habilitados para cambiar esas vidas, de manera que vivan para Dios en lugar de servir al pecado y a Satanás.

– Digan en todos lados [a los pecadores] que Dios gratuitamente y por misericordia infinita está dispuesto a regenerarlos, y hacer de ellos nuevas criaturas en Cristo Jesús.

– Yo les digo a cada uno de ustedes, quien quiera que sea, cualquiera que sea su condición pasada, Dios te puede renovar de acuerdo al poder de Su gracia; así que, ustedes que son para Él como huesos muertos y secos, pueden ser revividos por su Espíritu.

– Cuando Dios comienza a tratar con un hombre con miras a borrar sus pecados y convertirlo en Su hijo, usualmente lo conduce a ver sus malos caminos en toda su atrocidad; lo hace mirar al pecado fijamente, hasta que grita con David, “Mi pecado está siempre delante de mí.”

– Si tú, mi amigo no detestas toda cosa inmoral, me temo que todavía estás en hiel de amargura; pues uno de los frutos seguros del Espíritu es el amor a la santidad, y un repudio a todo camino falso.

– Una profunda experiencia interna le prohíbe pecar al hijo de Dios: ha conocido dentro de sí mismo su juicio y su condenación, y de allí en adelante es una cosa aborrecible para él.

– TODO HOMBRE QUE PRUEBA LA GRACIA SALVADORA DE DIOS ES HECHO UNA NUEVA CRIATURA EN CRISTO JESÚS.

– El Espíritu Santo viene sobre el elegido y lo transforma: su ignorancia es suprimida, sus afectos cambiados, su entendimiento es iluminado, su voluntad es sometida, sus deseos refinados, su vida es cambiada; de hecho, él es como un recién nacido, para quien todas las cosas se han hecho nuevas.

– Todos los seres viven de acuerdo a su naturaleza, y el hombre regenerado ejercita los santos instintos de su mente renovada: clamando por la santidad, combatiendo en contra del pecado, esforzándose para ser puro en todas las cosas, el hombre regenerado pone toda su fuerza hacia lo que es puro y perfecto.

– El amor a Jesús arde dentro del pecho del pecador perdonado, porque el Señor es su Redentor y por ello, siente una ardiente indignación contra ese mal asesino que es el pecado. Para él, cualquier tipo de pecado es detestable, pues está manchado con la sangre del corazón del Salvador.

– Cuando el pecador penitente escucha el grito de “Eloi, Eloi, ¿lama sabactani?” se horroriza al pensar que alguien tan puro y bueno sea abandonado por el cielo a causa del pecado que tuvo que soportar en lugar de Su pueblo.

– Un hombre que llega a participar de la gracia divina, y recibe la nueva naturaleza, de allí en adelante siempre es UN PARTICIPANTE DE LAS AYUDAS DIARIAS DEL ESPÍRITU SANTO DE DIOS.

– Dios el Espíritu Santo se digna habitar en el pecho de cada hombre a quien Dios ha salvado por su gracia.

– El Espíritu siempre bendito conduce a los creyentes a orar mucho, y ¡qué poder de santidad se encuentra en el hijo de la gracia al hablar con el Padre celestial!

– El hombre tentado vuela a su habitación, le revela a Dios su aflicción, mira las heridas que fluyen de su Redentor, y sale fortalecido para resistir la tentación.

– Si no fuera porque todos los días nos sumergimos en la sagrada fuente del poder eterno, pronto estaríamos débiles e irresolutos; pero la comunión con Dios nos renueva para nuestra vigorosa ofensiva contra el pecado.

– Somos cada uno como una lámpara encendida para que pueda brillar en la oscuridad, e iluminar otras lámparas.

 

Todas las citas fueron extraídas del Sermón predicado la mañana del Domingo 19 de Agosto de 1883 por Charles Haddon Spurgeon titulado “Las Doctrinas de la Gracia no Conducen a Pecar”, pueden descargar todo el sermón (en pdf) en este enlace, si estás interesado en acceder a otros sermones y materiales de Spurgeon te invito a darle me gusta al perfil en Facebook de Charles Spurgeon en Español.


También le puede interesar:

Él es precioso | Charles Spurgeon

 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *