Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

12 frases selectas Martyn Lloyd – Jones

Compilado por: Soldado de Jesucristo.

  1. El problema principal con la Iglesia cristiana en este momento, el problema principal con cada uno de nosotros en nuestra vida diaria y vivencia es que no nos damos cuenta de que el Dios viviente está en medio de nosotros. 
  2. El cristianismo es ante todo, vida. Es un poder. Es una manifestación de energía. Y a medida que nos damos cuenta de que el Dios viviente está en medio de nosotros, nos daremos cuenta más y más de este tremendo poder.
  3. La predicación es con demostración del Espíritu y poder. Y el hombre tiene que darse cuenta, que después de haber preparado sus sermones, por muy perfecto que podría haberlo hecho, que todo es basura e inútil a menos que el poder del Espíritu Santo venga sobre el sermón y sobre él. Debe orar por ello.
  4. ¿Cuántas personas oran antes de ir a un servicio para que el Espíritu de Dios pueda venir sobre el predicador y que sea usado en su mensaje?
  5. Cada vez que hay un avivamiento y el poder de Dios se manifiesta, no es necesario instar a la gente a orar, simplemente lo hacen.
  6. Cuando Dios actúa y cuando las personas se dan cuenta de que el Dios viviente está en medio de ellos, son humillados y asombrados. Los hombres ya no cuentan. Y los informes no son acerca de lo que los hombres han hecho, sino de lo que Dios ha hecho y lo que sucede a los hombres como resultado de la acción de Dios.
  7. El temor de los hombres se disipa de inmediato cuando nos damos cuenta de que el Dios viviente está en medio de nosotros.
  8. La Iglesia tiene tanto miedo. Tiene miedo del pecado organizado, y su argumento es: “Debemos estar haciendo algo, porque mira el mundo. Está atrayendo a los jóvenes, les da un feliz y agradable noche del sábado, los entretiene, les enseña a cantar y hacer esto y aquello. Ahora bien, tenemos que hacer lo mismo. Traiga su grupo pop, o lo que sea, en su servicio de domingo por la noche”. Eso es lo que les gusta, ¿ves? El mundo lo está haciendo y los jóvenes dicen: “Me gusta”, y porque la Iglesia tiene tanto miedo de que van a perder a sus jóvenes, sienten que deben hacer lo mismo. Oh, qué tragedia, qué salida del camino de Dios.
  9. Necesitamos darnos cuenta de la presencia del Dios viviente en medio de nosotros. Dejemos que todos estén en silencio. Este no es tiempo para diferencias de menor importancia. Todos necesitamos conocer el toque del poder del Dios viviente. Continuemos esperando hasta que lo conozcamos.
  10. Usted puede tener una prosperidad exterior y riqueza, la Iglesia puede parecer estar haciéndolo notablemente muy bien, buenas finanzas, buenas cifras, éxitos, conversiones, el enemigo está siendo derrotado, todo va bien, y los periódicos cristianos lo anuncian. Todo parece ser maravilloso. Pero la pregunta terrible que hago es esta: ¿está Dios en medio de nosotros? ¿Está realmente entre nosotros? ¿Estamos conscientes, como lo deberíamos de estar, de su presencia gloriosa?
  11. Pueblo cristiano, yo no estoy preguntando si usted está viviendo una vida excelente. Yo no estoy preguntando que si usted es feliz. Yo no estoy preguntando si lee su Biblia o si ora. Yo no le estoy preguntando si está activo en la Iglesia, o en alguna otra forma de actividad cristiana. Lo que le estoy preguntando es, ¿conoce a Dios? ¿Está él con usted? ¿Está él en su vida? ¿Está él en su campamento? ¿O está viajando con Dios, por así decirlo, a la distancia, recibiendo fuerzas y poder por medio de su ángel, o por su líder? Pero la pregunta es, ¿qué pasa con usted y su relación personal con Dios, y su trato personal con él?
  12. En estos días de grave inmoralidad, impiedad e irreligión, días en que los vicios no sólo gritan sino que son arrogantes y jactanciosos, cuando se les están tirando a toda la gente por todos lados, lo que estoy tratando de decir es: ¿conocemos algo sobre este llamado a la separación de esa clase de cosas? Estamos viviendo en tiempos en que como cristianos estamos llamados a ir a la segunda milla. El cristianismo ordinario no es suficiente, se exige más. ¿Acaso no estamos comenzando a sentir que nada puede tratar con esta situación sino una verdadera manifestación de la vida, vidas santas bajo la gloria de Dios?

También le puede interesar: 

AVIVAMIENTO DE MARTYN LLOYDJONES (PARTE II)

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *