Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

¿Puede un hijo de Dios blasfemar a su Padre? | Martyn Lloyd Jones

Por: Martyn Lloyd Jones

“Bien, pues – dirá alguien -, debido a que soy salvo, puedo blasfemar y hacer lo que quiera”. Pero quien sabe que tiene vida eterna jamás razona de esa forma: “Todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro” (1 Juan 3:3).

Quien sabe que tiene vida eterna y que va a encontrarse con Dios en el cielo, se esforzará en alcanzar la santidad por encima de cualquier otra persona. esto siempre ha sido así, es el razonamiento de las escrituras, y así es como ha razonado el pueblo de Dios a lo largo de los siglos.

¿Sabías que fueran personas que creían en cosas como esas quienes iniciaron originariamente la obra misionera en el extranjero? El mayor motivo para la obra misionera ha sido siempre que sabían que Dios es el medio además del fin. Han creído que Dios los ha llamado a propagar el Evangelio, y debido a eso lo han sacrificado todo, hasta sus vidas, y se han marchado a predicar.

La persona que más dispuesta está a sacrificar su vida por el Evangelio es la que sabe que ni siquiera la muerte puede separarlo del amor de Dios, y que tiene la vida de Dios en ella. Por eso quienes creen estas verdades han sido siempre los mayores obreros en el Reino de Dios. Han tenido la certidumbre de que son los hijos de Dios y poseedores de la vida eterna.

Fragmentos tomados del libro “Vida en el Espíritu” pág. 166 -167


También le puede interesar:

Cristo nos envía al mundo al fin que le glorifiquemos | Martyn Lloyd Jones.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *