Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

Glorificamos a Dios siendo fructíferos | Thomas Watson

Por: Thomas Watson

“En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto” (Jn. 15:8)

Así como la esterilidad deshonra a Dios, el que llevemos fruto le honra: “Llenos de frutos de justicia […] para gloria y alabanza de Dios” (Fil. 1:11). No debemos ser como la higuera del Evangelio, que no tenía más hojas (cf. Mt. 21:19), sino como el limonero lunero, que está continuamente madurando o floreciendo, y nunca sin fruto.

No es el profesar ser cristiano lo que glorifica a Dios, sino el llevar fruto. Dios espera recibir gloria de nosotros de esta manera: “¿Quién planta viña y no come de su fruto?” (1 Co. 9:7). Los árboles del bosque pueden ser improductivos, pero los del huerto llevan fruto. Debemos producir los frutos del amor y las buenas obras: “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos” (Mt. 5:16)

La fe santifica nuestras obras, y las obras dan testimonio de nuestra fe. El estar haciendo el bien a otros, siendo ojos para los ciegos o pies para los cojos, glorifica grandemente a Dios. Así es como Cristo glorificó a su Padre: “Anduvo haciendo bienes” (Hch 10:38). Siendo fructíferos, somos hermosos a los ojos de Dios: “Olivo verde, hermoso en su fruto y en su parecer, llamó Jehová tu nombre” (Jer 11:16). Y debemos llevar mucho fruto; lo que glorifica al Señor es la abundancia de fruto: “… que llevéis mucho fruto”.

Los frutos de la esposa se comparan con racimos de uvas, para indicar lo fértil que era (cf. Cnt. 7:7). Aunque el nivel más bajo de gracia puede darte salvación, sin embargo, no glorificará mucho a Dios. No fue una chispa de amor lo que Cristo encomió a María, sino su mucho amor: “Porque amó mucho” (Lc. 7:47)

Fragmentos tomados del libro “Tratado de Teología” de Thomas Watson pág. 38 – 39

También le puede interesar:

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *