Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

¿AGREGÓ LA IGLESIA CATÓLICA ROMANA OTROS LIBROS AL ANTIGUO TESTAMENTO JUDAICO? | Norman Geisler

Por Norman Geisler.

Sí. Estos libros, conocidos como los libros apócrifos o Deuterocanónicos, se escribieron entre los años 250 a.c. y 150 d.C. Fueron escritos por judíos acerca de su historia y religión durante el período intertestamentario, pero no manera. No obstante, las autoridades de la Iglesia Católica Romana incorporaron once de estos libros apócrifos a la Biblia conforme a la supuesta infalible declaración del Concilio de Trento (1546 d.C.).

Los protestantes rechazan la inclusión de los libros apócrifos porque:

• Estos libros no declaran haber sido inspirados.

• No fueron escritos por profetas.

• No hubo milagros que los confirmaran.

• No contienen ninguna profecía sobrenatural nueva.

• Contienen enseñanzas falsas y errores.

• Nunca fueron aceptados por el judaísmo como libros inspirados.

• El Nuevo Testamento en ningún caso los cita como parte de las Escrituras. Jesús aceptó y confirmó el Canon Judío, conocido como la Ley y los profetas (cf. Mateo 5:17-18; Lucas 24:27).

• Fueron rechazados por la mayoría de los principales padres de la Iglesia Primitiva, incluso por Jerónimo el gran erudito bíblico de la Iglesia Católica Romana.

• Su aceptación de parte de los católicos romanos se basó en criterios débiles, aduciendo razones de uso por parte de los cristianos y no porque hubieran sido escritos por algún profeta o apóstol (cf. Juan 14:26; 16:13; Efesios 2:20; Hebreos 1:1; 2:3-4)

El Dr. Norman L. Geisler, decano del Seminario Evangélico de Charlotte, Carolina del Norte, hizo su doctorado en la Universidad Loyola de Chicago y ha enseñado en el Seminario Teológico de Dallas y en Trinity Evangelical Divinity Scholl. Es autor de unos 50 libros, varios de ellos sobre apologética cristiana


También le puede interesar:

¿Apoya la Biblia la práctica católica de venerar reliquias? | Norman Geisler

¿Es bíblico orar a los muertos como enseña la Iglesia Católica? | Norman Geisler

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *