Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

Humillación y exaltación de Cristo | Thomas Watson

Por: Thomas Watson

Considera la diferencia entre el estado de Cristo en la tierra y el que tiene en el Cielo:

¡Ah, cómo han cambiado las cosas! Cuando Cristo estuvo sobre la Tierra, yació en un pesebre, pero ahora se sienta en un trono.

Entonces los hombres lo odiaron y lo despreciaron; ahora los ángeles lo adoran.

Entonces su nombre fue deshonrado; ahora Dios le ha dado “un nombre que es sobre todo nombre” (Fil. 2:9).

Entonces vino en forma de siervo y, como siervo, tomó un librillo y una toalla para lavar los pies de sus discípulos; ahora está vestido de sus vestiduras principescas, y los reyes de la tierra arrojan sus coronas delante de él.

Aquí fue “varón de dolores” (Is 53:3), pero ahora está ungido con “óleo de alegría” (He. 1:9).

En la tierra tuvo lugar su crucifixión, y ahora su coronación. Entonces su Padre frunció el ceño y le desamparó; ahora le ha sentado a su mano derecha.

Antes no había en él parecer ni hermosura (cf. Is. 53:2); ahora está en el resplandor de la gloria de su Padre (cf. He. 1:3).

¡Qué cambio observamos aquí!, “A este, Dios ha exaltado” (Hch 5:31)

Fragmentos tomados del libro “Tratado de Teología” de Thomas Watson pág. 368


También le puede interesar:

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *