Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

Abrázate a Cristo | Charles Spurgeon

Por: Charles Spurgeon

Sin fe es imposible salvarse y agradar a Dios, porque sin ella no hay unión con Cristo; y si no hay unión con Cristo, tampoco hay salvación. Si acudo con mis oraciones al trono de Dios, nunca serán contestadas si Cristo no las lleva.

Read More

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

Cristo tiene poder para perdonar | Charles Spurgeon

Por: Charles Spurgeon

«El Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados». Mateo 9:6

Read More

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

Busquémosle en todo tiempo | Charles Spurgeon

Por: Charles Spurgeon

«En su angustia me buscarán». Oseas 5:15

Las pérdidas y las adversidades son a menudo los medios que el gran Pastor utiliza para conducir al redil a su oveja perdida. Esas adversidades, como perros rabiosos, acosan a los extraviados, haciéndolos regresar al aprisco. No se puede domar a los leones cuando están muy bien alimentados: hay que abatir su fuerza y reducir la ración para sus estómagos; entonces se someterán a la mano del domador.

Read More

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

Cuidado de sucumbir al error | Charles Spurgeon

Por: Charles Spurgeon

Read More

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

Cristianos útiles | J. C. Ryle

Por: J. C. Ryle

El mundo no conoce mucho de Cristo, aparte de lo que ve de El en su pueblo. Oh, qué epístolas deberían ser ellos mismos, y con qué claridad deberían ser escritas. Un creyente con esperanza y que crece es un sermón andante. Predica mucho más que el pastor, porque predica toda la semana, avergonzando a los no convertidos, aguzando a los convertidos y mostrando todo lo que la gracia puede hacer.

Read More

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

Apuntes sobre la enfermedad | Charles Spurgeon

Por: Charles Spurgeon

«Esta enfermedad no es para muerte». Juan 11:4

De las palabras de nuestro Señor aprendemos que hay un límite para la enfermedad. Aquí tenemos un «para» dentro del cual se inscribe el último término de la misma y más allá la enfermedad no puede llegar. Lázaro pudo traspasar la muerte, pero la muerte no tenía que ser el ultimátum de su enfermedad. En toda enfermedad, el Señor dice a las olas de dolor: «Hasta aquí llegarás, y no pasarás adelante» (Job 38:11). Su propósito permanente no es la destrucción sino la instrucción de los suyos. La sabiduría cuelga el termómetro a la puerta del horno y regula el calor.

Read More

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

Cristianos en todo tiempo | J. C. Ryle

Por: J. C. Ryle

“El verdadero cristianismo no admite tiempo para respirar, ni armisticio, ni tregua. En los días de la semana así como los domingos, en público y en privado, en casa junto a la chimenea así como afuera, en las cosas pequeñas como el control de la lengua y el temperamento, así como en las cosas grandes como el gobierno de reinos, la guerra del cristiano debe continuar incesantemente.

Read More

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

Dios responde la oración | Martyn Lloyd Jones

Por: Martyn Lloyd Jones

Independientemente de lo que no entienda de la oración, creo que ahora entiendo lo siguiente: que Dios ha escogido llevar a cabo su obra en este mundo de esa forma, a través de personas que oran. No estaba obligado a hacerlo, podía haber prescindido de ellas, pero está muy claro que Dios ha dispuesto y decretado llevar a cabo su obra en este mundo a través de hombre y mujeres, como tú y como yo, y a través de nuestras oraciones.

Read More

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

Cristo tiene poder para perdonar | Charles Spurgeon

Por: Charles Spurgeon

«El Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados». Mateo 9:6

Read More

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

Cristo nos envía al mundo al fin que le glorifiquemos | Martyn Lloyd Jones.

Por: Martyn Lloyd Jones.

Nuestro Señor mismo nos dice: “He sido glorificado en ellos” (Juan 17.10), son personas que expresan mis glorias, mis excelencias, mis virtudes. Pero observémoslos, desdichados, inseguros de sí mismos y de su posición, temerosos quizá de que ciertos amigos o superiores sepan que son cristianos siquiera, casi disculpándose por ello, ¿no es esa la imagen que damos demasiado a menudo, carentes de entusiasmo y celo? Vemos a esas otras personas emocionarse por cosas como los partidos de balompié, aclamando a su equipo, utilizando los distintivos que los identifican como seguidores suyos ante todo el mundo.

Read More

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...