Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

“La mortificación del pecado” de John Owen (Parte 2)

la mortificación del pecado

Notas extraídas de la lectura del libro “La mortificación del pecado” de John Owen (Parte 2)

 

  • Cada día sin excepción, el creyente se encuentra en este conflicto con el pecado. El pecado siempre está activo, siempre está planeando, siempre está se seduciendo y tentando. Diariamente, el pecado nos está derrotando o nosotros le derrotamos a él. Esto continuará así hasta el día de nuestra muerte. No hay ninguna defensa contra los ataques del pecado, excepto una guerra continua contra él.

 

  • El pecado, tal como el sepulcro, nunca se sacia.

 

  • Los primeros ataques y sugerencias del pecado son siempre muy modestos. Si el pecado tiene éxito en su primer avance, entonces exigirá cada vez más hasta que por fin, “el mero hecho de mirar a una mujer hermosa bañándose” termine en el adulterio, en maquinaciones malvadas y en el homicidio. (Vea 2 Sam. 11:2-17)

 

  • Si el pecado tiene éxito en sus primeros avances, entonces repetirá su ataque inicial hasta que el corazón se torne menos sensible al pecado, y esté preparado para hundirse más en él.

 

  • De este modo, el pecado progresará gradualmente incrementando sus demandas pecaminosas. La única cosa que puede impedir que el pecado siga progresando es la continua mortificación de él. Aún los creyentes más santos en el mundo caerán en los peores pecados si abandonan este deber.

 

  • Si algún creyente falla en mortificar el pecado diariamente, está pecando contra la bondad, la sabiduría y la gracia de Dios quien le ha dado los medios para hacerlo.

 

  • Cuando la gracia no es ejercitada (como un músculo sin ejercitarse), se debilita y se atrofia y el pecado endurece el corazón. Cuando el pecado obtiene una victoria considerable, esto debilita la vida; espiritual del alma (vea Sal. 31:10 y 51:8)

 

  • El pecado se opone con toda su fuerza contra cada acto de santidad, y contra cada grado de gracia que alcanzamos. Nadie debería pensar Que puede progresar en la santidad, sin la disciplina cotidiana de negarse gratificar los deseos pecaminosos del corazón. Lector, usted siempre tendrá la oposición de estos deseos pecaminosos y siempre debe mantener la firme determinación de matarlas.

 

  • La mortificación del pecado sigue siendo todavía el deber cotidiano del creyente.

 

 

  • El pecado es activo en todos los creyentes, aún en los mejores creyentes mientras que vivan en este mundo. Por lo tanto, la mortificación continua, día tras día, es esencial a lo largo de toda su vida.

 

  • Una persona puede hablar acerca del pecado y decir que es algo muy malo; no obstante, si esa persona no mortifica diariamente su propio pecado, quiere decir que no lo está tomando en serio.

 

  • La sangre de Cristo es para purificarnos (1 Jn.1:7; Tit.2: 14), no para consolarnos en una vida de pecado.

 

  • Cuando los inconversos pueden ver tan poca diferencia entre sus propias vidas y la de una persona que profesa el cristianismo pero que no mortifica sus pecados, entonces no ven ninguna necesidad de ser convertidos.

 

  • Un error más sutil y más popular que tampoco tiene eficacia contra la mortificación de pecado es el siguiente: Un hombre siente el remordimiento por un pecado que le ha derrotado. De inmediato se promete a sí mismo y a Dios, que nunca volverá a cometerlo otra vez (como si el mero hecho de hacer votos y promesas pudiera mortificar su pecado.)  Entonces, por un tiempo se guarda y se vigila a sí mismo, se pone a orar mucho, etc. Pero tarde o temprano la conciencia de su culpa y el remordimiento vuelven y se apoderan de él.

 

Te propongo estar alerta pues en los próximos días publicaré más partes de las notas personales que hice de este libro, desde ya estoy recomendado su lectura, ya puedes leer la Primera Parte.

 

Si vives en Cuba esto te puede interesar: Literatura cristiana gratis para cubanos.

ENCUESTA

¿Es la Biblia 100% veraz?

View Results

Cargando ... Cargando ...

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

By

La iglesia: un negocio redondo

La iglesia: un negocio redondo

Por: José Santiago

Iglesia

Durante el verano del 2010, luego de mi graduación de secundaria, mi clase decidió organizarse y hacer un último compartir antes de que todos tomáramos caminos separados para comenzar nuestras carreras universitarias. Sin embargo, en medio de nuestros chistes y conversaciones, de alguna manera, salió el tema de la iglesia.

Para aquel entonces solo llevaba cerca de un año como cristiano, de modo que todos sabían acerca de mi nueva fe. En medio de la conversación, uno de mis compañeros me dijo directamente: “Sabes que eso de los pastores es una pillería”. No recuerdo todos los detalles de lo que sucedió, pero esa frase se quedó grabada por siempre en mi mente.

Lamentablemente, esta es la actitud que muchas personas tienen para con la iglesia en Latinoamérica. La iglesia es vista como una entidad de poca confianza, donde el fin principal es la explotación del bolsillo de las masas. Tristemente, esta idea tiene cierta razón histórica puesto que han habido grandes entidades religiosas que han descerebrado a las masas con el fin de lucrarse: desde la venta de indulgencias para justificar la construcción de la Capilla Sixtina, la alianza político-religiosa de entidades religiosas con estados totalitarios, y la ráfaga moderna de la teología de la prosperidad. No obstante, esto es solo una cara de la moneda.

La otra cara de la moneda

Antes de mi conversión, en mis años de agnosticismo,  yo también tenía una percepción similar con respecto a la iglesia. Pensaba que era un negocio redondo, una entidad que se dedicaba al lavado de cerebros por medio del miedo. Sin embargo, una vez comencé a asistir a una iglesia local, poco a poco comencé a ver que ese no era el caso. Más temprano que tarde noté que muchos a mi alrededor se interesaban en mí como persona e invertían tiempo, energía y hasta dinero en mí, a pesar de que yo no tenía nada que ofrecerles. En pocas palabras, era como si fuera parte de su familia. Desde entonces, una nueva perspectiva con respecto a la iglesia se impregnó en mi corazón.

Esto es algo que he visto repetidas veces en mi vida y en las de otros. Estas son experiencias de las cuales probablemente nunca te enterarás si tienes una actitud tan escéptica para con la iglesia como para darle una oportunidad. Estas pequeñas acciones de amor no son tu típico material de primera plana. Por ejemplo, en el 2014 un tornado pasó por Vilonia, Arkansas, una ciudad cercana a donde yo residía. Los primeros en ofrecer ayuda voluntaria organizada fueron un centenar de iglesias de áreas limítrofes, invirtiendo mucho dinero y esfuerzo en ayudar a las víctimas del tornado. No fueron organizaciones seculares como American Atheist, ni el club local de Humanistas y Libres Pensadores, sino una multitud de iglesias de todas partes del estado—y si no estuviste ahí para verlo, probablemente ni te hubieras enterado.

Es la iglesia, de nuevo, quien más se ha movido con el fin de eliminar el tráfico humano, entregándose en cuerpo y alma por la causa. Por ejemplo, decenas de miles de estudiantes universitarios cristianos formaron una conferencia en donde donaron dinero en grandes cantidades, no para comprarle un jet privado a un fanfarrón de la prosperidad, sino para contribuir con la erradicación de la llamada esclavitud moderna.

Estos son solo dos de los muchos ejemplos a nivel local y nacional de los cuales muy probablemente no hayas escuchado. Dime, ¿acaso este tipo de acciones de desprendimiento son propias de un negocio? ¿Realmente podemos empacar a la vasta mayoría de las iglesias con aquellas pseudoiglesias que sí resultan tener un comercio en base a la fe?

La verdadera motivación de la iglesia

Al final del día, la razón por las cuales estas iglesias hacen lo que hacen en favor de la sociedad es porque entienden que la vida humana tiene un valor intrínseco otorgado por Dios (Gen. 1:26-27); porque realmente aman a Dios y a su prójimo por extensión (Mat. 22:36-40), porque comprenden el mandato de la creación de sojuzgarla (Gen. 1:28), y porque desean compartir la idea más hermosa sobre la faz de la Tierra: el evangelio (Jn. 3:16; Rom. 3:23-26; Efe. 2:8-9). La idea de que Cristo Jesús, Dios en la carne, vino al mundo para vivir la vida que nosotros jamás pudiéramos haber vivido y pagar el precio que nosotros jamás pudimos haber pagado a causa de nuestros pecados, en nuestro lugar.  En las palabras de una autora norteamericana, estas personas actúan por la misma razón por la que uno de tus amigos te insistiría que lo acompañaras al nuevo restaurante puertorriqueño de la ciudad: porque han experimentado algo asombroso y quieren que tú también lo experimentes, pero a un nivel infinitamente mayor.

¿Es la iglesia perfecta? No. ¿Existen muchos fanfarrones disfrazados de ministros? Sí. Pero antes de hacer afirmaciones como “no voy a la iglesia porque es un negocio”, observemos la otra cara de la moneda. Después de todo, políticos corruptos nos sobran, y nadie concluye que no necesitamos un sistema político. Decepciones fraternales nos tocan a todos, ¿y cuántas personas conoces que hayan concluido que el amor y la amistad son innecesarios? Fanfarrones y extremistas radicales religiosos también nos sobran, ¿por qué muchos concluyen entonces lo que no concluyen en otras esferas de la vida? La respuesta a la hipocresía religiosa no debería ser indiferencia, sino genuinidad basada en la verdad.

José Santiago es un estudiante de teología (M.Div) en Southwestern Baptist Theological Seminary. Él y su esposa, Kaitlyn, sirven en la Iglesia Bautista La Vid en Grapevine, Texas. Puedes seguirlo en Twitter.
 

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

By

Evangeliza a través del correo postal

Evangeliza a través el correo postal

 

cartaBendiciones hermanos, desde hace unos tres años llevo adelante un ministerio que consiste en enviar vía correo postal tratados evangelíticos a personas que no conozco personalmente pero que encuentro sus direcciones postales en distintos lugares.

 

Muchas veces nos da temor compartir el evangelio cara a cara, y el enviar el material evangelístico puede ser por sí mismo  un misionero, muchas vidas han sido alcanzadas por el Señor a través de los tratados, creo que como publiqué en un post anterior DIOS USA FOLLETOS para llamar a salvación.

Todos tenemos amigos, familiares, vecinos, compañeros de trabajo o estudio, etc a los que no les hemos predicado el evangelio por temor, les propongo que averiguen los datos de esa persona y yo me comprometo a enviarle a esa persona un folleto evangelístico a su propia casa y él o ella ni se van a enterar de que usted fue el que me dio su dirección.

Les cuento que en tres años haciendo esto he enviado más de 2 500 folletos evangelísticos y la cifra continúa en ascenso.

Yo corro con todos los gastos de envíos.

No tienen que poner en los comentarios la dirección de la persona que ustedes quieren que reciba el material evangelístico, simplemente me ponen el correo electrónico de ustedes y yo les contacto, así evitamos publicar direcciones por esa vía.

No desaprovechemos esta oportunidad de llevar el evangelio a los perdidos, si tienen dudas me contactan a través de los comentarios. Normalmente dentro de Cuba la correspondencia tarda en llegar unos 4  o 5 días dependiendo el lugar al que se envíe.

Unámonos a la frase de Charles Spurgeon: “Si los pecadores serán condenados, al menos que salten al infierno por sobre nuestros cuerpos. Y si perecen, que perezcan con nuestros brazos en torno a sus rodillas, implorando por que se queden. Si el infierno ha de ser llenado, al menos que lo sea con nuestras exhortaciones y que nadie vaya allí sin haber sido avisado y sin que nadie haya orado por esa persona.”

PD: Por el momento este Ministerio sólo será para Cuba pues no cuento con las finanzas necesarias para ampliar este Ministerio a otros países, oren al respecto.

 

Screenshot_3

Si te avergüenzas de compartir el evangelio debes leer este artículo si quieres aprender cómo desarrollar el evangelismo en tu diario vivir entonces no debes perderte este artículo.

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

By

Aumenta su gozo: 3 maneras de alentar a pastores

Aumenta su gozo: 3 maneras de alentar a pastores

Cada ciertas semanas tuiteo lo siguiente: “Pueblo, ¡oren por sus pastores!”. Lo hago mayormente porque necesito recordarme hacerlo, pero también porque sé lo mucho que significa para mis amigos pastores saber que su gente ora por ellos. Puedes mirar en cualquier dirección hoy y ves iglesias, líderes, pastores y rebaños desmoronándose bajo el peso del pecado, el fracaso, la ruina financiera, y más. No quiero ver que eso suceda en mi iglesia, y tampoco quiero ignorar la presión sobre los pastores y sus familias.

Sin embargo, la oración no es la única manera en que podemos animar a nuestros pastores. A continuación encontrarás algunas maneras bíblicas en las que podemos alentarlos.

1. Sean de un mismo sentir.

Todo padre sabe que cuando sus hijos están peleando, no hay paz. ¿Cuánto más gozo hay cuando, dejando el egoísmo, decidimos tener un mismo sentir? Hay una decisión intencional que debemos hacer a veces de morder nuestras lenguas y no argumentar que estamos en lo correcto. No debemos ignorar la injusticia, por supuesto, pero a veces estar en familia significa someternos unos a otros. Pablo dijo que “[completarían su] gozo, siendo del mismo sentir, conservando el mismo amor, unidos en espíritu, dedicados a un mismo propósito. No hagan nada por egoísmo o por vanagloria, sino que con actitud humilde cada uno de ustedes considere al otro como más importante que a sí mismo, no buscando cada uno sus propios intereses, sino más bien los intereses de los demás” (Fil. 2:2-4). Al ver que estás centrado en otros y no en ti mismo, el pastor puede encontrar profundo aliento.

2.  Considérenlo digno.

Pablo le habló a Timoteo acerca de la dignidad de doble honor (1 Tim. 5:17). Doble honor no es algo que a nuestra generación le gusta dar a cualquiera. Complacemos a las celebridades, donde bebemos cada gota de lo que dicen sus labios de oro, o caemos en el otro extremo, cautelosos y sospechosos de todo líder. Pero Pablo dice que estos hombres trabajan en palabra y doctrina. Están trabajando a nuestro favor para ver en nosotros una mayor esperanza en Cristo y el evangelio. Así que no solo vas a oírme nunca decir nada malo de uno de mis pastores (un honor), sino también trabajo para hablar bien de ellos y a ellos cada vez que puedo (doble honor). Quiero que ellos sepan que aprecio su inversión en mí, nuestra iglesia, la Palabra, y las iniciativas evangelísticas.

3.  Respétenlo.

Soy una preguntona. Rara vez acepto algo a simple vista, y mastico las ideas hasta que son irreconocibles en su forma original. Debido a esa inclinación, puedo juzgar mis líderes en lugar de simplemente respetar su tiempo, estudio y devoción al evangelio. La verdad es que yo mismo me he comprometido con estos ancianos, con este cuerpo, para este tiempo. Los considero dignos simplemente diciendo: “Sí, soy un miembro comprometido de The Village Church”, la iglesia donde asisto. Los respetamos, haciendo todo lo posible para hacer lo que Pablo instruyó a la iglesia de Tesalónica, “Les rogamos hermanos, que reconozcan a los que con diligencia trabajan entre ustedes, y los dirigen en el Señor y los instruyen, y que los tengan en muy alta estima con amor, por causa de su trabajo” (1 Tes. 5:12-13). Pueden no siempre tomar las decisiones que yo tomaría, pero quiero estimarlos altamente por su labor.

Unas palabras de pastores y sus esposas

Por último, también me acerqué a unos pastores y a sus esposas a preguntar acerca de otras formas en las que podemos alentarlos y apoyarlos de manera práctica mientras “velan por nuestras almas”.

  • “Las palabras no son caras, pero sí son ricas. Un reconocimiento genuino y una gratitud sincera puede traer sanidad, fortaleza, ánimo y visión”.
  • “Valoren a la esposa del pastor por sus dones únicos. No confieran, por extensión, las labores y responsabilidades de los pastores a su esposa. Esto significa que ella no es automáticamente ‘la pastora de mujeres’ o la cabeza de cualquier otro ministerio en virtud de su posición como la esposa del pastor”.
  • “Invítanos a tomar un café solo para que puedas compartir lo que el Señor está haciendo en tu vida y cómo estás creciendo en gracia (es decir, no una reunión en la que esperas que demos consejos o respuestas, sino solo escuchar y gloriarnos en la bondad de Dios)”.
  • “Haznos saber que estás orando por nosotros y por qué exactamente estás orando”.
  • “Anímales a tener su tiempo en familia / tiempo de descanso. He oído la broma, “El domingo es el único día que trabaja” un montón de veces en mi vida. Es divertido, y lo he dicho mucho también. Pero cuando llega el momento de descansar me encanta cuando la gente realmente guarda ese momento y no se resiente por ello”.
  • “Todo el mundo asume que el pastor y su familia tienen un montón de amigos; que parecen saber de todo el mundo. Dicho esto, en mi experiencia, nosotros somos generalmente los que extendemos nuestros brazos hacia otros. A veces solo quiero tener a alguien que extienda un mantel, encienda algunas velas, y ofrezca su amistad a través de una simple comida y una bienvenida a su casa. La realidad es que el liderazgo puede ser un lugar solitario”.
  • “Trae comida si escuchas que el pastor no estará en casa por unas noches. Si yo (la esposa del pastor) alguna vez siento la presión del ministerio, es en los tramos de 12 a 20 días de él que debe estar afuera tras noche tras noche”.

Publicado originalmente para The Gospel Coalition. Traducido por Felipe Orellana.

Lore Ferguson es una escritora cuyo deseo más profundo es adornar el evangelio en todo lo que dice y hace. Ella vive en Fort Worth, Texas. Lore escribe regularmente en Sayable.net, y usted puede seguirla en Twitter.

 

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

By

SI tienes teléfono móvil

SI tienes teléfono móvil y te pasas el día trabajando en él, entonces este video es para ti:

 

https://www.facebook.com/Kurdsat/videos/10153295094344390/

 

teléfono móvil

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

By

NO AL ABORTO

No al abortoNO te puedes perder este video contra el aborto:

Click aquí: Documental 180 Grados:

 

 

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

By

Lo Que Jesús No Dijo

Lo Que Jesús No Dijo

Por Kevin DeYoung

No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas: no he venido a abolir, sino a dar cumplimiento.

Pero, por otro lado, no creo que he llegado a afirmar completamente todo en la Ley o los Profetas tampoco. Hay historias en el Antiguo Testamento que no sucedieron a medida que se registraban. A veces, el pueblo de Dios creyó oír la voz de Dios, pero se equivocaron. Otras veces, los pueblos antiguos utilizaron a Dios para justificar su violencia y exclusión. Todavía podemos leer las partes de la Biblia hebrea y aprender cómo la gente ignorante solía pensar, pero esas secciones son mejor corregidas o dejadas de lado.

Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra pasen, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido.

Obviamente, esto es una pequeña exageración –una hipérbole judía y licencia poética, ese tipo de cosas. Por “jotas y tildes” No me refiero a cada pedacito de la cronología, la cosmología o la historia. Sólo estoy tratando de decir que el Antiguo Testamento es todavía muy importante y eso me señala a mí. Pero si, por ejemplo, el éxodo ocurrió como dice en Éxodo, o si Isaías hizo ciertas profecías predictivas, o si toda la historia del Antiguo Testamento está fuera de control –ese tipo de cosas no son terriblemente importantes.

De modo que quien relaja uno de los pequeños de estos mandamientos, y enseñe a otros a hacer lo mismo, será considerado el más pequeño en el reino de los cielos, pero el que los observe y les enseña será llamado grande en el reino de los cielos.

Una vez más, permítanme aclarar: No estoy realmente relajando algunos de los mandamientos más obsoletos. Después de todo, ¡a quién no le gusta relajarse! Yo no quiero que mis discípulos queden atrapados en minucias. Mientras usted está preocupado sobre el amor-cual sea lo que entienda de eso- yo no me preocuparía por los detalles. La gente necesita relaciones, no reglas, usted sabe.

Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.

En retrospectiva, esto probablemente no es la mejor manera de expresarme. Lo siento por cualquiera que estuviera herido por todo el pequeño “nunca entraréis en el reino de los cielos”. Eso es sólo una forma de hablar de “la mejor manera de vivir!” Y me disculpo si la pieza de justicia se siente legalista. Cuando hablo de hambre de justicia o buscar la justicia estoy pensando más en un nivel cósmico, no tanto acerca de su santidad personal. La única justicia que espero ver de usted es ser justo lo suficiente para saber que usted está equivocado. Es decir, lo último que quiero es que la gente se tense con la Biblia y empiece alucinar acerca de hacer todo por el libro.

Y cuando Jesús terminó estas palabras, las multitudes estaban super cool con su enseñanza, porque les enseñaba como quien tiene una comprensión realista de la Biblia y ayudó a los discípulos a sentirse mejor consigo mismos.

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

By

Aborto: ¿Qué recomendarías en esta situación?

Aborto: ¿Qué recomendarías en esta situación?

Beethoven

El padre es asmático, la madre tuberculosa. Tienen cuatro hijos, el primero es ciego, el segundo es sordo, el tercero murió y el cuarto tiene tuberculosis. La madre está embarazada de nuevo. ¿Recomendarías el aborto en esta situación?

Si tu decisión es afirmativa, hubieras evitado que el mundo conociera a Ludwig Van Beethoven.

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

By

Predicación superficial

“Si la iglesia es superficial es porque la palabra que se está dando es superficial” — Steven Lawson. 

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

By

la gracia nos transforma

Donde no se ve ningún efecto, puede estar seguro  que allí no hubo gracia. Donde es imposible encontrar un fruto visible, puede estar seguro que allí no hubo conversión. J. C. Ryle.

¿Te resultó interesante? Compártelo ...