Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

¿Oye Dios las oraciones de los malvados? | Charles Spurgeon

Por: Charles Spurgeon

Frecuentemente, aun cuando los impíos y los malvados han pedido a Dios, han recibido. Con mucha frecuencia en el día de angustia han clamado a Dios, y él les ha respondido. “¿Cómo te atreves a decir eso?,” dice alguno. No lo digo yo, lo dice la Escritura: La oración de Acab fue contestada y el Señor dijo: “¿No has visto cómo Acab se ha humillado delante de mí? Pues por cuanto se ha humillado delante de mí, no traeré el mal en sus días; en los días de su hijo traeré el mal sobre su casa.” Así también, el Señor oyó la oración de Joacaz, el hijo de Jehú, que hizo lo malo delante de Jehová (2 Reyes 13: 1-4). Los israelitas también, cuando por sus pecados fueron entregados a sus enemigos, clamaron a Dios pidiendo liberación, y recibieron su respuesta, sin embargo, el Señor mismo testifica respecto de ellos que sólo lisonjean con sus bocas.

Read More

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

By

“Lo mejor de E. M. Bounds” sobre la oración. (Parte 5 y final).

E. M. Bounds

Compilado por: Soldado de Jesucristo.

– La oración siempre trae instrucciones de los cielos en cuanto a lo que Dios desea que hagamos. Si oráramos más frecuente y directamente, cometeríamos muchos menos errores en nuestra vida y ministerio.

Read More

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

By

Cómo orar por media hora

John Piper

por John Piper | 5 de Enero de 1982

El pasado domingo llamé en el nombre del Señor para orar esta semana de forma concertada por el tiempo de cosecha en Bethlehem. Si 1982 va a ser el año, la marca del mismo será un movimiento generalizado de oración. Antes de dar una cosecha, Dios mueve a su gente a rogar por ella. Por eso es que empezamos 1982 en oración y en ayuno. Si podemos orar por la cosecha, la cosecha vendrá. La oración fortalece el deseo y éste nos mueve a un testimonio compasivo.

Read More

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

By

Lo mejor de E. M. Bounds sobre la oración (Parte 4)

Notas personales extraídas del libro:

Hay tanto “optimismo” de parte de los líderes, que sus ojos están cegados y no pueden ver el derrumbamiento de los muros de Sion  y el bajo estado espiritual de los cristianos de nuestros días.

¡Qué dichosa es aquella iglesia cuyos líderes son hombres de oración¡ ¡Qué feliz aquella congregación que tiene líderes capaces de poner sus fundamentos sobre la oración.

Si nacieran más niños de madres que oran y fuesen criados en un ambiente santo y en contacto con hombres y mujeres de Dios, el resultado serían jóvenes dispuestos y preparados para oír el llamado de Dios y responder prontamente a Él, consagrando sus vidas.

¿Deseamos tener hombres de oración en nuestras iglesias? Entonces debemos tener madres que sepan orar, hogares donde la oración sea un ejercicio y una disciplina constante, y ambientes que impregnen la mente de los niños en este santo ejercicio.

Cualquiera que conozca y esté consciente del estado moral y espiritual de nuestros días, sabrá cuánta necesidad tenemos de padres y madres consagrados a la oración. Es por ausencia de ellos que comienza el decaimiento de la vida religiosa de la familia y luego de toda la comunidad. El verdadero avivamiento debe comenzar en el hogar

La liberación para los hijos de Dios viene cuan do éstos doblan sus rodillas y se postran a orar.

La iglesia debe entregarse de continuo al santo ejercicio de la oración, pues ésta es la voluntad de Dios para el cuerpo de Cristo aquí en la tierra.

La iglesia no debe estar ansiosa por nada. En todo asunto y sobre cada caso en particular debe elevar oración a Dios. No hay nada demasiado pequeño, ni tampoco nada demasiado grande como para que el Señor no lo pueda solucionar.

Lamentablemente en la iglesia de nuestros días se hallan muy pocos predicadores que sazonen con abundancia de oración cada uno de sus sermones.

Si ponemos primero a la oración, entonces pondremos también a Dios en primer lugar, en cuyo caso la victoria está asegurada.

Las grandes tormentas de la vida, en medio de las cuales nos encontramos impotentes y sin poder lograr alivio alguno, son las condiciones naturales y providenciales de la oración

La oración endulza y santifica todas las cosas. El santo que ora será también un santo que sufra, pero que a la vez eleva constantemente alabanzas a Dios.

 

*Edward M. Bounds. (1835 – 1913). Es ampliamente conocido y apreciado por toda la comunidad cristiana como el gran especialista en la oración. Sus libros, de los cuales se han vendido cientos de miles de ejemplares son lecturas insuperables para la hora quieta, le meditación cuidadosa y profunda, verdadero oasis en los tiempos de sequía espiritual, voces vivientes de consuelo y esperanza, que siguen hablando años después de que su autor se haya ido de la tierra.

 

En las próximas semanas estaré publicando nuevas notas que tomé de este fabuloso libro, no obstante ya puedes leer la Primera Parte, Segunda Parte y Tercera Parte de las notas. Si te han sido de bendición estas notas compártelas con tus amistades.

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

By

“Lo mejor de E. M. Bounds” sobre la oración. Parte 2

E. M. Bounds

Notas personales extraídas del libro “Lo mejor de E. M. Bounds” sobre la oración. Parte 2

 

– Una vida de oración es la única que cuenta que en los cielos.

– Dios nos alienta a orar no sólo por medio de la seguridad de la respuesta, sino además por la generosidad de la promesa y abundancia del dador.

– El Padre halla satisfacción y placer en dar algo a un hijo obediente.

– No hay nada que se resista a una oración hecha en el nombre de Jesús.

– La oración es su forma más elevada de fe es aquella que lleva al hombre en la totalidad de su ser, cuerpo, alma y espíritu, como una ofrenda delante de Dios.

– Sean cuales fueren los problemas o el origen de donde ellos surjan, no hay ningún extremo ni grado de gravedad que no pueda ser modificado o solucionado por medio de la oración.

– La oración fue la fuerza poderosa que hizo que Dios ordenara al pez que vomitara a Jonás, a pesar de estar en medio de su camino de desobediencia y pecado. Nada es demasiado difícil para su oración, puesto que nada es demasiado difícil para Dios.

– ¡Cuánto necesitamos aprender y enseñar el arte de la oración¡ El más sencillo de todos los artes y la más poderosa fuerza está en peligro de ser olvidada y abandonada.

– ¡Cuán preciosos aquellos hombres y mujeres que se levantan en las primeras horas de la mañana para buscar a Dios¡ ¡Qué fe aquella que se sumergía en los mismos cielos para rescatar de allí los preciosos tesoros y enriquecer con ellos al Cuerpo de Cristo así como al mundo entero¡ Rev. Homer W. Hodge.

– La oración de toda una noche pudo cambiar a alguien como Jacob, el engañador, en Israel, el príncipe de Dios.

– Más fuerte que todas las demás leyes y que cualquier otro decreto, es esta declaración: “Clama a mí, y yo te responderé”.

– La familiaridad para con Dios da consistencia y potencia a la oración. Aquellos que verdaderamente conocen a Dios son los más ricos y poderosos en la oración. La frialdad en las relaciones con el Señor, hace que la oración sea escasa y débil

– Cuántos lugares amargos han sido endulzados por la oración, sólo lo sabremos en los registros de la eternidad misma.

*Edward M. Bounds. (1835 – 1913). Es ampliamente conocido y apreciado por toda la comunidad cristiana como el gran especialista en la oración. Sus libros, de los cuales se han vendido cientos de miles de ejemplares son lecturas insuperables para la hora quieta, le meditación cuidadosa y profunda, verdadero oasis en los tiempos de sequía espiritual, voces vivientes de consuelo y esperanza, que siguen hablando años después de que su autor se haya ido de la tierra.


En las próximas semanas estaré publicando nuevas notas que tomé de este fabuloso libro, no obstante ya puedes leer la Primera Parte de las notas. Si te han sido de bendición estas notas compártelas con tus amistades.

 

 

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

By

Encuesta revela los principales motivos de oración de los evangélicos

Encuesta revela los principales motivos de oración de los evangélicos

Oración

La investigación revela que el 83% de la gente cree recibir respuestas a sus oraciones.

Estados Unidos | Por Nínro Ruíz Peña |

(NoticiaCristiana.com).

LIFEWAY.- Una encuesta del Instituto de Investigación LifeWay señaló los principales motivos de oración de los evangélicos. La familia y amigos ocupan el primer lugar. Los políticos y las celebridades no han sido olvidados.

Sin embargo, la curiosa investigación muestra que la oración es algo que, en primer lugar, sigue teniendo en cuenta las necesidades individuales de las personas, aunque también se muestra (en menor escala) la preocupación por los pecados y las personas que no creen en Jesús.

Otro hallazgo interesante es que el 83% de las personas que oran a menudo creen que al menos algunas de sus oraciones son contestadas. Sólo el 3% dijo que ninguna de sus peticiones son contestadas.

Además, casi la mitad de los encuestados (48%) afirma orar por lo menos una vez al día, con un 31% afirmando que lo hacen más de una vez cada 24 horas. La gran mayoría (65%), ora por lo menos una vez al mes.

El estudio se realizó en agosto de 2014, con 1.137 encuestados en los Estados Unidos. El margen de error es de 2,9% más o menos y el nivel de confianza es del 95%.

 

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

By

“Lo mejor de E. M. Bounds” sobre la oración. Parte 1

E. M. Bounds

Notas personales extraídas del libro “Lo mejor de E. M. Bounds” sobre la oración. Parte 1

– El espíritu de alguien que se siente peregrino facilita grandemente la oración, mientras que un espíritu atado a la tierra, satisfecho con este mundo, no puede orar pues en  su corazón lo llama de los deseos espirituales se han desvanecido a estás a punto de extinguirse.

– Sólo aquellos que esperan de rodillas en el Señor renuevan sus fuerzas, toman alas como de Águila y vuelan sin fatigarse no desmayar hacia las nubes.

– Dios se encarga de lo nuestro si nosotros tenemos en cuenta lo suyo.

– La falta de oración significa rebeldía, discordia, anarquía. Porque la oración, dentro del gobierno moral, es tan fuerte como la ley de gravedad en el mundo natural y tan necesaria como ésta para sostener las cosas en su propia esfera de vida.

– Más que un deber o una obligación imperativa para todo creyente, la oración es un privilegio sagrado.

– La oración ennoblece el carácter el hombre y hace que su razón resplandezca, otorgándole abundante sabiduría.

– El ministerio de la oración ha sido la distinción peculiar de todos los santos de Dios. Este ha sido el secreto de su poder, la energía, el alma de su obra: el aposento de oración.

– La oración colma la pobreza del hombre con la riqueza de Dios.

– La oración es la condición por la cual el evangelio avanza victorioso  y todos los enemigos son vencidos  de manera que sea posible  tomar posesión de la herencia de los hijos de Dios.

– La oración es el extenderse de los brazos del hijo hacia la ayuda poderosa del Padre, buscando su capacidad y habilidad para contestar y resolver cualquier clase de asunto.

– La oración que proviene del corazón no es un hábito, sino un servicio solemne de admiración a Dios.

– Es la búsqueda de los beneficios de Dios, los cuales nos llegan canalizados únicamente a través de la oración.

– La oración es el acto por el cual el alma toma contacto con Dios. En la oración Dios se dispone a bendecir y ayudar al hombre en cada cosa que este necesite.

– La oración llena el vacío del hombre con la plenitud de Dios. Suple le debilidad humana con la fortaleza de Dios, hace desvanecer la pequeñez del hombre con la grandeza del Todopoderoso.

– Nunca podemos estar más cerca del cielo, de Dios y en más profunda simpatía y comunión verdadera con el Señor Jesucristo que cuando oramos.

– La perseverancia es un elemento esencial para la oración victoriosa.

– La oración es un llamado desde el vacío, la bajeza y la necesidad que hay en la tierra hacia las alturas, la plenitud y la suficiencia de los cielos.

– La oración es la respiración del cristiano.

– Un hombre lleno del Espíritu Santo tendrá una vida llena de oración. Y a su vez cuanto más ore, más recibirá del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

– Las promesas de Dios aguardan su cumplimiento por medio de nuestras oraciones.

– Cristo es nuestro todo, en Él estamos completos, Él es la respuesta a cada necesidad.

– Los hombres que pertenecen a Dios están obligados a orar.

*Edward M. Bounds. (1835 – 1913). Es ampliamente conocido y apreciado por toda la comunidad cristiana como el gran especialista en la oración. Sus libros, de los cuales se han vendido cientos de miles de ejemplares son lecturas insuperables para la hora quieta, le meditación cuidadosa y profunda, verdadero oasis en los tiempos de sequía espiritual, voces vivientes de consuelo y esperanza, que siguen hablando años después de que su autor se haya ido de la tierra.

 

Portada del Libro

Portada del Libro


 En las próximas semanas estaré publicando nuevas notas que tomé de este fabuloso libro, si te han sido de bendición estas notas compártelas con tus amistades. Ya puedes leer la Segunda Parte de estas notas.

 

 

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

By

3 maneras de orar cada día

3 maneras de orar cada día

Por Tim Keller

Hay 3 maneras en que trato de orar cada día: meditación (o contemplación), petición, y arrepentimiento. Usualmente me concentro en las primeras 2 por la mañana y hago la última en la noche.

La meditación es en realidad un punto medio o mezcla entre lectura de la Biblia y la oración. Me gusta usar el método contemplativo de Lutero, que él describe en su famosa carta sobre la oración que escribió a su peluquero. El método básico es el siguiente: tomas una verdad bíblica y le haces 3 preguntas:

  1. ¿Cómo esto me lleva a alabar a Dios?
  2. ¿Qué me muestra de mí que tenga que confesar?
  3. ¿Qué me muestra que debería pedirle a Dios?

Adoración, confesión y súplica. Lutero propone que meditemos de esta forma hasta que nuestros corazones comiencen a calentarse y derretirse bajo el sentido de la realidad de Dios. No sucede frecuentemente. Está bien. No estamos orando principalmente con el fin de obtener sentimientos o respuestas, sino con el fin de honrar a Dios por quién es Él en sí mismo.

Hay dos formas en que trato de leer de la Biblia. Leo los Salmos cada mes utilizando el Libro de Oración Común. También leo la Biblia usando el calendario de lectura de Robert Murray M’Cheyne. Aprovecho la versión más relajada, dos capítulos al día, que te lleva a través del Antiguo Testamento cada dos años y en el Nuevo Testamento cada año. Hago la lectura de M’Cheyne y algunos de los Salmos en la mañana y algunos Salmos en la noche. Elijo una o dos cosas de los Salmos y capítulos de M’Cheyne para meditar, y así concluir mis oraciones matutinas.

Además de la oración de la mañana (M’Cheyne, salmos, meditación, y petición) y oración de la noche (salmos y arrepentimiento) intento lo más que sea posible tomar cinco minutos en la mitad del día para hacer un inventario espiritual, ya sea para recordar pensamientos espiritualmente radiactivos de mi devocional, o para echar un vistazo a mis pecados e ídolos más dominantes. Lo hago para ver si hasta ahora ese día me ha dado malas actitudes tales como orgullo, frialdad y dureza de corazón, ansiedad y falta de amabilidad. Si voy mal, la oración del mediodía puede ayudar arreglarlo. El problema con la oración del medio día es encontrar un tiempo para ello, ya que cada día es diferente. Todo lo que necesito es estar a solas por unos minutos, pero eso frecuentemente es imposible, y más frecuentemente lo olvido. Sin embargo, llevo una pequeña guía para la oración del mediodía en la billetera que puedo sacar y usar en cualquier momento.

El ultimo tipo de oración que hago todos los días es la oración con mi esposa, Kathy. Hace unos nueve años Kathy y yo estábamos contemplando el hecho de que habíamos fracasado en gran medida en el orar juntos a lo largo de los años. Entonces Kathy me exhortó así. “¿Qué pasa si nuestro médico nos dice que tenemos un problema cardíaco grave que en el pasado siempre fue fatal? Sin embargo, ahora hay una píldora que, si tomáramos todas las noches, nos mantendría con vida durante años y años. Pero no puedes dejar de tomarla ni una sola noche, si no morirías. Si nuestro médico nos dice esto y lo creemos, no se nos pasaría ni una píldora. Nunca diríamos, ‘Oh no pude tomarla’. La tomaríamos, ¿verdad? Bueno, si no oramos juntos cada noche, nos vamos a morir espiritualmente”. Me di cuenta que tenía razón. Y por alguna razón, ambos caímos en cuenta y no recuerdo haber olvidado orar una noche desde entonces. Aún cuando estamos muy lejos el uno del otro, siempre está el teléfono. Oramos de manera muy, muy sencilla, solo un par de minutos. Oramos por lo que estamos más preocupados como pareja, más que nada ni nadie en nuestros corazones ese día. Y oramos por las necesidades de nuestra familia. Allí está. Simple, pero muy, muy bueno.

Es muy difícil seguir con este régimen, especialmente cuando estoy viajando. Pero de vez en cuando me comprometo por un período de 40 días con esforzarme en orar cada día de esta forma. Esto crea hábitos de la mente y el corazón que se quedan conmigo e incluso cuando hay momentos muy ocupados, me doy cuenta que soy capaz de seguir con algunas de mis disciplinas y no enfriarme o endurecerme ante Dios. Por último, recordemos las palabras dirigidas a los pastores de Robert Murray M’Cheyne, “Lo que tu gente más necesita de ti es tu santidad personal”.

Este artículo fue publicado originalmente el 13 de julio 2013 en The Gospel Coalition. Traducido por Felipe Orellana.

​Tim Keller es el pastor senior de Redeemer Presbyterian Church (PCA) en Manhattan, Nueva York. También es el cofundador y vice presidente de The Gospel Coalition.

 

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

By

¿Hay una postura correcta para la oración?

¿Hay una postura correcta para la oración?

 

PreguntaHay muchas posturas para la oración y no hay una postura correcta o incorrecta. La Biblia exhorta a los cristianos a orar sin cesar y eso requiere varias posturas para la oración – ¡nadie puede permanecer en solo una posición todo el día! Pero en la Biblia, podemos ver las varias posiciones de personas que oraban:

• Parados (Génesis 24:12-14)
• Alzando los brazos (1 Timoteo 2:8)
• Sentados (Juicios 20:26)
• Hincados (Marcos 1:40)
• Mirando hacia arriba (Juan 17:1)
• Postrándose (Éxodo 34:8)
• Poniendo la cabeza en medio de las rodillas (1 Reyes 18:42)
• Golpeando el pecho (Lucas 18:13)
• Mirando hacia el templo (Daniel 6:10)

En vez de posiciones externas, la Biblia enfatiza la postura del corazón. Si estas parado, sentado o acostado, lo importante es si tu corazón está postrado en sumisión al señorío de Cristo. La religión falsa pone mucha importancia en el comportamiento externo, mientras que el cristianismo verdadero se preocupa con el corazón. Y la verdadera oración es caracterizada por una actitud humilde ante Dios – no la postura física de una persona que ora.

¿Tienes más preguntas? Lee respuestas aquí.

 

¿Es la Biblia 100% veraz?

View Results

Cargando ... Cargando ...
¿Te resultó interesante? Compártelo ...

By

Tres frases del día

  • cita del día“La oración es la traducción de una sola frase en mil palabras distintas: ‘Separados de mí nada podéis hacer’ (Jn. 15:5). Oh, cuánto necesitamos darnos cuenta del tiempo que ocupamos haciendo mucha ‘nada’. Aparte de la oración, todo aquello en lo que nos apresuramos, todo nuestro hablar, todo nuestro estudio, a final de cuentas viene a ser ‘nada’” John Piper.

 

  • “Esta es la verdadera naturaleza de la predicación. Es el hombre de Dios abriendo la Palabra de Dios y exponiendo sus verdades para que la voz de Dios sea escuchada, la gloria de Dios vista, y la voluntad de Dios obedecida.” Steve Lawson

 

  • “Amar a Dios con toda su mente” significa comprometer todas sus facultades de pensamiento para conocer a Dios lo más plenamente posible con el fin de valorarlo por todo lo que es digno. John Piper.

 

Puedes ver más frases aquí: Frases cristianas

¿Te resultó interesante? Compártelo ...