Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

“Por qué no llega el Avivamiento” LEONARDO RAVENHILL (Parte 1)

Notas extraídas de la lectura del libro “Por qué no llega el Avivamiento” de LEONARDO RAVENHILL (Parte 1)

¿Quién fue Leonardo Ravenhill?

Leonardo Ravenhill

Leonard Ravenhill (1907-1994) fue un destacado evangelista, predicador, y ministro cristiano británico que estuvo activo durante el siglo XX, escribió varios libros y realizó innumerables predicaciones, muchas de las cuales se centraban en temas de oración, avivamiento de la fe cristiana, la obediencia a Cristo y sumisión a la voluntad de Dios.

Es también conocido por haber desafiado a través de sus libros y sermones el estilo de vida de muchos creyentes e iglesias modernas, exhortándoles a la seriedad y hablándoles de la necesidad de apegarse radicalmente a las enseñanzas de Jesucristo, al estilo de los cristianos primitivos.

Uno de sus libros más sobresalientes es “Porqué no llega el avivamiento”, considerado por algunos, una obra clásica, y del cual se estima que se han vendido más de medio millón de copias en todo el mundo y ha sido traducido a numerosos idiomas.

 

Notas extraídas de la lectura (Parte 1)

– Cuando yo era soldado vi a un marinero abofetear a otro porque —dijo— «insultó a mi madre». Yo digo que mi Señor es insultado y su Iglesia menoscabada. Y ante esta doble injuria no puedo menos que reaccionar como hombre y como cristiano. La Iglesia tiene muchos enemigos, ¿puede mi espada quedar en la vaina? ¡Jamás
¡Ni erudición, ni pureza de expresión, ni profundidad mental, ni las flores de la elocuencia, ni la simpatía personal, pueden sustituir la falta de fuego del Espíritu. La oración asciende mediante este fuego. Su llama le da alas, energía u aceptación. No hay incienso sin fuego, ni oración sin llama. E.M. Bounds
La tragedia de estos últimos tiempos es que tenemos demasiados predicadores muertos en los púlpitos dando sermones al pueblo. ¡Qué horror!
La victoria no se obtiene en el púlpito disparando descargas intelectuales, sino en el retiro de la oración.
¡Cuánta fiebre de construir iglesias existe actualmente! Sin embargo, sin predicadores ungidos estas alturas no se verán nunca rodeadas de ansiosos penitentes.
Suponte que tuviésemos buques pesqueros con el mayor confort, el más moderno equipo de radar, instalación eléctrica y aparejos de pesca movidos mecánicamente, y les viéramos salir a alta mar y volver mes tras mes con bodegas vacías. ¿Qué excusa daríamos para su esterilidad? Sin embargo, millares de iglesias ven sus altares y hasta sus bancos vacíos semana tras semana y año tras año, y cubren su estéril situación mal aplicando el versículo «Mi Palabra… no volverá a Mi vacía».

– ¿Qué iglesia pide a su candidato al pastorado cuánto tiempo emplea en oración? Sin embargo, a la luz de la historia os diría que un ministro del evangelio que no dedique dos horas diarias a la oración no vale un céntimo, sean cualesquiera los títulos que  posea.

– El diablo ha sustituido la doctrina cristiana de la regeneración por la reencarnación budista; al Espíritu Santo, por los espíritus familiares del espiritismo; los milagros, por las curaciones psicológicas de la Ciencia Cristiana; a Cristo, por el Ecumenismo capitaneado por Roma.

– ¿Quién contiende hoy eficazmente por la fe una vez dada a los santos? ¿Dónde están nuestros valientes guerreros de los púlpitos?

– Los predicadores, que deberían estar «pescando hombres», están buscando cumplimientos y halagos humanos. Los predicadores, que antes sembraban semillas, siembran ahora perlas de intelectualismo.

– ¡Muera con esta predicación paralítica que carece de poder porque ha sido engendrada en una tumba en vez de en una matriz viva, pues procede de un alma sin fuego del Espíritu Santo, ni oración!

– Si Dios nos llamó al ministerio, queridos hermanos, os digo que debemos empeñarnos en obtener la unción. Sobre todas las cosas buscadas, busca a unción, a menos que nos conformemos con altares estériles adornados de intelectualismo sin unción.

– Ningún hombre es más grande que su vida de oración.

– El pastor que no ora está jugando en religión; el pueblo que no ora está extraviado.

– El púlpito puede ser un escaparate de humanos talentos, pero la cámara de oración no tiene ventanas al exterior.

– Tenemos muchas organizaciones, pero pocos penitentes; muchos espectáculos y actores, pero pocos orantes; muchos cantores, pero pocos corazones heridos; grandes pastores y débiles guerreros de Cristo; mucho aparato, pero poca pasión; muchos actuantes, pero pocos intercesores; muchos escritores, pero pocos luchadores.

– Los dos requisitos para una vida cristiana victoriosa son visión y pasión; ambos son nacidos y sustentados por la oración

Próximamente publicaré más partes de las notas personales que hice de este libro, desde ya estoy recomendado su lectura, lo puedes descargar aquí: “Porqué no llega el avivamiento”

Ya puedes leer la Segunda Parte, Tercera Parte , Cuarta Parte , Quinta Parte, Sexta Parte, Séptima Parte, Octava Parte, Novena Parte, Décima Parte, y Oncena Parte.

 

¿Es la Biblia 100% veraz?

View Results

Cargando ... Cargando ...

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

2 Responses to “Por qué no llega el Avivamiento” LEONARDO RAVENHILL (Parte 1)

  1. Rosa Marca says:

    Esto fue una confirmacion a mi espiritu y bendigo todas las palabras que Dios a puesto en ustedes hombres de Dios por medio del siervo David Wilkerson que me a quebrantado con su palabra supe de usted le mensiono en una predica y senti buscarlo de inmediato y lo comprendo en mi humanidad y en mi espiritu que Dios habla hasto hoy gracias por sus palabras y por ser de bendicion para mi y yo lo sere para otros..Gracias al Senor por sus consejos….

  2. william carcamo says:

    muy cierto. en mi lucha interior si anhelo adorar a Dios todos los dias. y lo practico. deseo un avivamiento en mi para transmitir la esencia pura del evangelio. ya he leido este libro y me impacto y motivo a serle fiel a Dios antes que a los hombres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *