Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

Mis lecturas de vacaciones (Frases de lecturas personal)

Mis lecturas de vacaciones:

Entre el 13 y el 19 de Abril de 2015 tuve la posibilidad de disfrutar de unas vacaciones que mucho necesitaba, una de las cosas que hice fue ponerme al día con algunas lecturas que tenía pendientes desde hacía ya algún tiempo, aproveché entonces y leí todo lo que pude y aquí les traigo algunas de las frases que extraje de mis lecturas de vacaciones:

 

La verdadera piedad… consiste en abandonar el pecado como la peor maldad y aferrarse a Dios de corazón, valorándolo a Él por sobre todos las cosas, estando dispuestos a sujetarnos al principio del amor divino, a todas sus leyes y mandatos.  Benjamin Keach (1640 – 1704)

Aquel que no ama a Cristo por sobre todas las cosas, no lo ama en absoluto. Agustín de Hipona.

Hay algunos que sirven a Dios para poder servirse de Dios, en cambio, el cristiano auténtico anhela gracia, no solo que Dios lo glorifique en el cielo, sino también poder él glorificar a Dios en la tierra. Benjamin Keach (1640 – 1704)

Aunque el hombre piadoso ama muchas cosas además de amar a Dios, no ama esas cosas más de lo que ama a Dios. Este hombre teme al pecado más que a los sufrimientos, y por lo tanto prefiere sufrir que a pecar. Benjamin Keach (1640 – 1704)

El hipócrita da su corazón a la criatura, y a cada criatura tiene que darle parte de su corazón, y dividir su corazón lo destruye (Os 10:2). Las ganancias humanas llaman a su puerta, y tiene que darles una parte de su corazón. Se presentan los placeres carnales, y a ellos también tiene que dar parte en su corazón. Aparecen deseos pecaminosos y les tienen que dar parte de su corazón. Son pocos los objetos necesarios, pero las vanidades innecesarias. El hombre íntegro ha escogido a Dios y eso le es insuficiente. Benjamin Keach (1640 – 1704)
El hombre piadoso tiene muchos fines subordinados -procurar su sustento, cuidar su crédito, mantener a sus hijos- pero no tiene más que un fin: ser de Dios. Benjamin Keach (1640 – 1704)

El santo íntegro es como una manzana que tiene manchitas en la cáscara, pero el hipócrita es como la manzana con el centro podrido.

El cristiano sincero tiene aquí y allá manchitas de pasión, otras de mundanalidad y alguna soberbia. Pero si lo cortamos y analizamos, lo encontramos recto de corazón. El hipócrita es como una manzana que es lisa y hermosa por fuera, pero podrida por dentro. Sus palabras son correctas, cumple sus deberes con devoción y su vida es intachable; pero véanlo por dentro: su corazón es una pocilga de pecado, la guarida de Satanás. Benjamin Keach (1640 – 1704)

El hipócrita escoge el pecado, en cambio, si del hombre íntegro dependiera, no tendría ningún pecado. El viajero puede encontrarse con lodo en su camino, pero hace todo lo que puede por quitárselo. Los cerdos lo disfrutan y no pueden estar sin él. Sucede lo mismo con el hombre íntegro y el hipócrita. Aun el santo más íntegro sobre la tierra se ensucia de pecado, pero no lo programó en la mañana, ni se acuesta con él en la noche. En cambio el hipócrita lo programa y se deleita en él, nunca está tan contento como cuando está pecando. En una palabra, el hipócrita puede evitar el pecado, pero nadie aparte del hombre íntegro aborrece el pecado. Benjamin Keach (1640 – 1704)

El íntegro tiene solo una felicidad, y esta es disfrutar de Dios; tiene sola una regla, y esta es Su santa voluntad, tiene una sola obra, y esta es complacer a su Hacedor. Benjamin Keach (1640 – 1704)

Cuando el hombre íntegro confiesa su pecado le duele el corazón y está profundamente perturbado por él, no finge para disimularlo. . Benjamin Keach (1640 – 1704)

El agua no puede ir más arriba de su manantial, el vapor no puede elevarse más allá del sol que lo genera. El hombre natural no puede actuar por encima de su esfera. No puede discernir con certidumbre lo sagrado, así como el ciego no puede distinguir los colores. Thomas Watson

Cristo Jesús, es mi Señor: muchos aceptan a Cristo como Salvador, pero lo rechazan como Señor. Thomas Watson

Aplicamos bien el evangelio de Cristo cuando lo tomamos como esposo y nos entregamos a Él como Señor. Thomas Watson

Quizá tengamos nociones teológicas excelentes, pero es el Espíritu Santo quien tiene que darnos la capacidad de conocerlas espiritualmente. Thomas Watson

Podemos leer muchas verdades de la Biblia, pero no las podemos conocer para salvación hasta que el Espíritu de Dios nos ilumina. Thomas Watson

Así como el oro es el más precioso entre los metales, la fe lo es entre las gracias, la fe nos corta del olivo silvestre que es la naturaleza y nos injerta en Cristo. Thomas Watson

El que no tiene fe, aunque respira, no tiene vida. La fe es el vivificante de las gracias; ninguna gracia se mueve hasta que la fe se agita. Thomas Watson

La fe impulsa el arrepentimiento. Cuando creo en el amor que Dios tiene por mi, el hecho de pecar contra un Dios tan bueno me hace derramar lágrimas. Thomas Watson

La fe es el fundamento de la paciencia, el que cree que Dios es su Dios y que todo obra para su bien, se entrega con paciencia a la voluntad de Dios. Thomas Watson

La fe es un remedio universal para todos los problemas. Es el áncora que se echa al mar de la misericordia de Dios y previene que uno se hunda en la desesperación. Thomas Watson
Todo aquello que no es ordenado por Dios para el culto a él, lo considera como un fuego extraño. Thomas Watson

En lo que a majestad se refiere, Cristo tiene preeminencia sobre todos los demás reyes. Tiene el trono más elevado, la corona de más precio, los dominios más extensos y el reinado más duradero. Thomas Watson

El que quiere a Cristo como su premio, valora las cosechas de Cristo más que las vendimias del mundo. Thomas Watson

Algunos dicen que valoran mucho a Cristo, pero prefieren sus tierras y propiedades antes que a él. El joven rico en el evangelio prefirió sus bolsas de oro antes que a Cristo. Thomas Watson

Es de temer que cuando llega el tiempo de pruebas, muchos prefieren renunciar a su bautismo y descartar la ropa de siervo de Cristo antes que arriesgar por él la pérdida de sus posesiones materiales. Thomas Watson

Si preferimos a Cristo por encima de todas las cosas, no podemos vivir sin él. No podemos arreglarnos sin las cosas que valoramos: uno puede vivir sin música pero no sin alimento. Un hijo de Dios puede carecer de salud, pero no puede carecer de Cristo. Thomas Watson

Si valoramos a Cristo por sobre todas las cosas, renunciaremos a nuestras concupiscencias más queridas. Thomas Watson

El que valora grandemente a Cristo se despojará de su orgullo, sus ganancias injustas, sus pasiones pecaminosas. Pondrá sus pies sobre el cuello de sus pecados. Thomas Watson

¿Cómo pueden valorar a Cristo por sobre todas las cosas aquellos que no dejan sus vanidades por él? ¡Cuánto se burlan y desprecian al Señor Jesús los que prefieren las concupiscencias antes que a Cristo que los salva¡ Thomas Watson

¿Recomendamos a Cristo a otros? ¿Los tomamos de la mano y los conducimos a Cristo? Qué pocos hay que valoran a cristo, porque no tienen interés en que otros lo conozcan.Thomas Watson

Las promesas son puro alimento y dulzura, son nuestro aliento cuando desfallecemos, son los causes del agua de vida. Thomas Watson

Los nobles bereanos escudriñaban diariamente las Escrituras, Apolo era poderoso es las Escrituras. La Palabra es nuestra Carta Magna, debemos leerla diariamente. Thomas Watson

La Palabra muestra qué es verdad y qué es el error. Es el campo donde está escondida la Perla de Gran Precio: ¡Cuánto debiéramos escarbar para encontrar esta Perla¡ El corazón del hombre piadoso es la biblioteca para guardar la Palabra de Dios. Thomas Watson

La Palabra tiene una tarea doble: enseñarnos y juzgarnos. Los que se niegan a ser enseñados por la Palabra serán juzgados por la Palabra. Thomas Watson

¡Oh que la Palabra nos sea familiar¡ ¿Qué si este fuera un tiempo como el de Dioclesano que ordenó por  proclamación que  la Biblia fuera quemada, o como los días de la Reina Mary de Inglaterra, cuando poseer una Biblia en Inglés era pena de muerte? Conversando diligentemente con las Escrituras, podemos llevar una Biblia en la mente. Thomas Watson

El alma piadosa medita sobre la veracidad y santidad de la Palabra. No solo tiene pensamientos pasajeros, sino que empapa su mente de las Escrituras: al meditar bebe de esta dulce flor y fija la verdad santa en su mente. Thomas Watson

Nunca nadie ha disfrutado tanto de una comida que le encanta, como disfruta el profeta de la Palabra. Thomas Watson

“En mi corazón he guardado tus dichos” (Sal 119.11) tal como uno guarda un tesoro para que nadie lo robe. La Palabra es una joya. El corazón es el joyero donde se debe guardar bajo llave. Muchos guardan la Palabra en su memoria, pero no es su corazón. Thomas Watson

Así como uno llevaría consigo un antídoto cuando va a un lugar infectado, el hombre piadoso lleva la Palabra en su corazón para prevenirse de la infección del pecado. Thomas Watson

La Palabra es el reloj por el cual uno pone la hora de su vida. La balanza sobre la cual pesa sus acciones. El hombre piadoso vive la Palabra en su diario andar. Thomas Watson

La oración y yo somos uno. La oración es el camino del alma hacia el cielo. Dios desciende hasta nosotros por medio de su Espíritu, y nosotros subimos a Él por medio de la oración. Thomas Watson

El hombre piadoso no puede vivir sin oración. El hombre no puede vivir sin respirar, tampoco puede el alma si no exhala hacia Dios sus anhelos. Thomas Watson

El hombre piadoso permanece todos los días en el monte de oración, comienza su día con oración, antes de abrir su negocio, le descubre su corazón a Dios. Thomas Watson

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *