Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

“Por qué no llega el Avivamiento” de LEONARDO RAVENHILL (Parte 7)

Notas extraídas de la lectura del libro “Por qué no llega el Avivamiento” de LEONARDO RAVENHILL (Parte 7)

 

¿Quién fue Leonardo Ravenhill?

Leonardo RavenhillLeonard Ravenhill (1907-1994) fue un destacado evangelista, predicador, y ministro cristiano británico que estuvo activo durante el siglo XX, escribió varios libros y realizó innumerables predicaciones, muchas de las cuales se centraban en temas de oración, avivamiento de la fe cristiana, la obediencia a Cristo y sumisión a la voluntad de Dios.

Es también conocido por haber desafiado a través de sus libros y sermones el estilo de vida de muchos creyentes e iglesias modernas, exhortándoles a la seriedad y hablándoles de la necesidad de apegarse radicalmente a las enseñanzas de Jesucristo, al estilo de los cristianos primitivos.

Uno de sus libros más sobresalientes es “Porqué no llega el avivamiento”, considerado por algunos, una obra clásica, y del cual se estima que se han vendido más de medio millón de copias en todo el mundo y ha sido traducido a numerosos idiomas.

 

Notas extraídas de la lectura (Parte 7)

El reloj suena la medianoche mientras estoy escribiendo, y una abertura en la ventana muestra un cielo negro. Transferida la figura al terreno moral diremos que es un cielo sin una estrella guiadora. Vengamos al terreno de la religión: Calculad cuántos auditorios aparecen en la televisión escuchando a grandes evangelistas; habladme de cuántos hombres inteligentes están trabajando en el evangelismo en este momento; citadme el número de convertidos de estos últimos años y, cuando lo hayáis hecho, os responderé con voz de trueno que la luna del despertamiento todavía no se ha levantado en esta gene­ración abocada al infierno, que ha rechazado a Cristo y está a punto de aparecer ante el juicio. Ya no nos sentamos con gusto en Sión para deleitarnos en la Palabra de Dios. Han pasado aquellos tiempos; vamos a la iglesia a dormir. Las columnas se han convertido en almohadones.

*****-

Necesitamos profetas para este día de ruina que se acerca. Santos hombres de Dios dispuestos a hablar, como sea, movidos por el Espíritu Santo. Si Él no puede mover a los predicadores, mejor sería cerrar las puertas de todas las iglesias; pero El los moverá.

******-

Ejército del Señor, ¡despierta, vístete de fortaleza! Esta es la hora del despertamiento. Esta es la hora de la ruina. ¿Dónde están los hombres de Dios? Los profetas pueden realizar milagros, pero deben tener un mensaje.

******-

Dios levantará algún hombre de corazón y voluntad. Hombres ocultos en este mismo momento aparecerán de pronto con el poder del Espíritu anunciando las ardientes verdades que este pueblo debe escuchar. Sus palabras arderán como metal fundido. Dios espera con gran paciencia.

******-

¿No veremos ningún Moisés moderno? ¿Tenemos que permitir que esta generación permanezca en la esclavitud moral, estando nosotros sentados indolentemente sin hacer nada? ¿Tenemos que ser meros espectadores de esta tremenda cabalgata en la cual Lucifer lleva encadenados a su carro infernal a tantas almas por el camino ancho de la oscuridad eterna? Necesitamos volver a descubrir el secreto de aquellos benditos hombres de quien dice la Palabra de Dios: «Ganaron reinos, cerraron bocas de leones» (la de este «león» que anda alrededor nuestro buscando a quien devore). Para este día de ruina, nuestro pálido, enfermo y paralizado Protestantismo necesita ser llenado de Dios y guiado por hombres de Dios. Se necesitan profetas del Señor.

*******-

Los mismos miembros de iglesia que aúllan como indios comanches el domingo por la tarde en un campo de fútbol, están sentados como indios de madera (maniquíes) en la iglesia el domingo por la mañana.

Vance Havner

****-

Los hombres de oración deben ser hombres de acero, pues serán atacados por Satanás aun antes de empezar ellos a atacar su reino.

****-

«Es mejor descuidar el trabajo que la oración»  E. M. Bounds

**-

«Los oyentes más eficaces en esparcir el conocimiento de Dios, que establecen su obra sobre la tierra y ejercen de muralla contra las amenazantes alas del mal, han sido siempre los líderes de la iglesia, que son a la vez personas de oración. Dios confía en ellos, les emplea y les bendice.» E. M. Bounds

*********-

Seguramente el despertamiento tarda porque la oración decae. Nada temen más Satán y el infierno que los hombres que oran. Una vida eficaz no es necesariamente una vida larga. Un hombre que muere a los 20 años puede haber hecho como si hubiese vivido un siglo.

********-

La libélula deja con gran esfuerzo su cáscara y se adorna con brillantes alas de zafiro para el viaje de su vida, que dura tan sólo unos pocos días; pero no hay flores de la tierra más bellamente azules que el color de su coraza. Así, en la esfera espiritual, los más preciosos vestidos del alma son confeccionados en la cámara de oración y teñidos en los trabajos que completan los sufrimientos de su cuerpo que es la Iglesia.

********-

«Los caminos de la sabiduría me parecen más dulces y razonables que nunca, y el mundo más insípido y decepcionante.»  Henry Martin

***-

«La única cosa que lamento es mi falta de poder y de fervor en la oración privada, especialmente cuando oro por los paganos. En proporción a la luz que tengo, no poseo el ardor que debiera tener.» Henry Martin

******-

Por propia naturaleza el fuego produce fuego. Si hay combustible a su alcance el fuego lo convierte en más fuego. «Ved una pequeña llama cuán grande fuego enciende», dice Santiago. El fuego no puede producir hielo ni el diablo hacer santos; así, pastores fríos no producirán guerreros en la oración. Sin embargo, una pequeña chispa puede prender fuego a una ciudad. De una vela pueden encenderse diez mil. De la perfecta vida de oración de David Brainerd prominentes ganadores de almas han recibido su fuego inicial. (Por ejemplo, Carey, Payson, etc.)

*******-

Wesley dijo: «¿Qué se puede hacer para reavivar la decaída obra del Señor?» Y el incansable evangelista que conmovió tres continentes dio a renglón seguido la respuesta: «Que cada predicador lea con atención la biografía de David Brainerd

******-

Como la primera bomba atómica sacudió Hiroshima, así la oración es lo único que puede desatar el poder que ha de sacudir los corazones de los hombres. El paganismo culto que tenemos a nuestras puertas, estos templos idólatras y estos millones de almas magnetizadas por el pecado serán vueltos a Dios cuando la iglesia sea vuelta a Dios.

******-

. El diablo trata de apartarnos con toda clase de trampas de la cámara cerrada de la oración, pues por la oración el hombre se une a Dios. y con esta unión el diablo es derrotado. El lo sabe: que si la cámara de oración está cerrada, la mente es llevada de toda clase de imaginaciones superfluas que se hacen tanto o más importantes que la vida real. Tenemos que luchar para nuestra propia defensa por medio de la sangre.

*****-

La oración es nuestra arma secreta. (Parece secreta para muchos del pueblo de Dios. ¿Quiénes de nosotros, a pesar de lo mucho que hemos leído en favor de la oración, pueden alabarse de practicarla del modo debido?)

********-

A Satanás no le importa, creo yo, que avancemos hasta en conocimiento de la Biblia, con tal de que nos abstengamos de orar, lo cual es el cumplimiento de la instrucción que recibimos por el estudio de la Palabra. ¿De qué sirve mayor conocimiento si tenemos corazones más ruines? ¿Qué vale tener más aprecio de los hombres si nos falta el de Dios? ¿Qué importa la higiene física si tenemos la mente sucia? ¿De qué vale la piedad externa si tenemos carnalidad en el alma? ¿Qué importancia tiene la fortaleza física si padecemos flaqueza espiritual? ¿De qué sirve la riqueza si tenemos pobreza espiritual? ¿Quién puede complacerse en la popularidad humana si es desconocido en las regiones del espíritu? La oración es el remedio para toda esta clase de paradojas.

******-

El aspirante a la riqueza espiritual y a ser oído por Dios conocerá mucha soledad de parte de los hombres y «comerá el pan de aflicción». Puede que no sufra mucha oposición familiar o puede que la sufra. Pero lo que sufrirá, de seguro, es muchos conflictos de alma, soledad y apartamiento de sus mejores amigos que le conceptuarán de persona rara. A los amantes les gusta estar solos, y las mejores alturas espirituales se conquistan en la soledad.

Puedes leer además la Primera Parte, Segunda Parte, Tercera Parte, Cuarta Parte, Quinta Parte   y la Sexta Parte de las notas.

Próximamente publicaré más partes de las notas personales que hice de este libro, desde ya estoy recomendado su lectura, lo puedes descargar aquí: “Por qué no llega el Avivamiento” de LEONARDO RAVENHILL

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

One Response to “Por qué no llega el Avivamiento” de LEONARDO RAVENHILL (Parte 7)

  1. Yo también leí este Libro, lo considero como unos de los mejores libros que un Cristiano puede leer, y al igual que tu también tome muchaaaaas notas… Shalom…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *