Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

La intolerable tolerancia ¿Qué podemos decir acerca de eliminar la tolerancia religiosa para acabar con la violencia?

intoleranciaAUTOR Antonio Cruz

Según los defensores del Nuevo ateísmo, la idea de Dios debe ser desarraigada por completo de nuestra conciencia porque constituye el peor cáncer que padece actualmente la humanidad. La fe continúa produciendo terror, violencia y muerte en las sociedades avanzadas del siglo XXI. De ahí la necesidad de que los gobiernos se posicionen oficialmente contra cualquier forma de religiosidad. Pero no sólo la fe, también la tolerancia hacia las religiones moderadas, que aparentemente no generan conflictos, debe ser revisada y eliminada porque dicha tolerancia conforma el ambiente propicio para que proliferen las creencias radicales.

Richard Dawkins se expresa en los siguientes términos: “Mientras sigamos aceptando el principio de que esa fe religiosa debe ser aceptada simplemente porque es fe religiosa, será difícil negar el respeto a la fe de Osama bin Laden y de los terroristas suicidas. La alternativa, tan transparente que no necesita preconizarse, es abandonar el principio del respeto automático por la fe religiosa. Esta es una razón por la que yo hago todo lo que está en mi mano para advertir a la gente contra la fe en sí misma, no sólo contra la llamada fe “extremista”. Las enseñanzas de la religión “moderada”, aunque no son extremistas en sí mismas, son una invitación abierta para el extremismo.”1

De manera que, desde esta perspectiva, la tradicional tolerancia posmoderna hacia todas las creencias debería transformarse hoy en una intolerancia casi inquisitorial, por el bien de la humanidad. ¿Tienen razón estos nuevos ateos? ¿Se les debería hacer caso? Su propuesta de erradicar la fe, ¿sería la mejor solución para acabar con el terrorismo de matriz religiosa?

A primera vista, resulta razonable que los paladines del ateísmo contemporáneo quieran terminar con la violencia religiosa que prolifera hoy en el mundo. La mayoría de las personas se opone a la imagen de aviones repletos de pasajeros inocentes estrellándose contra las antiguas torres gemelas del World Trade Center en Nueva York. Casi nadie simpatiza con esos matarifes encapuchados del Frente Islámico que portan un cuchillo en las manos, dispuestos a degollar ante la cámara sin ningún remordimiento a algún desdichado ciudadano europeo o norteamericano. Pero tampoco gustan las declaraciones de ciertos judíos fundamentalistas de Israel convencidos de que Jehová desea matar palestinos o la actitud de algunos protestantes estadounidenses que creen realizar la voluntad de Dios cuando colocan bombas en clínicas abortistas.

Por desgracia, el ser humano es muy dado a creer que tales actos de violencia son aprobados por Dios. Es lógico, pues, que muchos se pregunten cómo construir un mundo en el que tales horrores no tengan cabida. No obstante, el problema es la solución que propone el Nuevo ateísmo: erradicar por completo la fe, quemar los libros sagrados de todas las religiones y clausurar las facultades de teología prohibiendo así su enseñanza porque únicamente el fin de la fe salvaría al mundo.

Si la fe se ha vuelto intolerable, ¿se debería decretar una intolerancia radical contra la tolerancia? Esto es precisamente lo que proponen Dawkins y sus correligionarios. Tal propuesta constituye quizás el único rasgo verdaderamente novedoso de su pensamiento materialista.2 Casi todo lo demás que afirman en sus escritos ya había sido dicho por otros autores ateos con anterioridad pero la propuesta reaccionaria de volver a la intransigencia religiosa e ideológica de otros tiempos no había sido reivindicada seriamente hasta ahora.

¿Qué podemos decir acerca de eliminar la tolerancia religiosa para acabar con la violencia? No sé si nuestros pensadores se ha(n) percatado de que están tirándose piedras sobre sus propios tejados. Si los gobiernos decretaran de forma unánime acabar con todas las ideologías religiosas, ¿no deberían también prohibir el cientificismo y el naturalismo materialista que profesan Dawkins, Harris, Hitchens, Dennett y otros?

Precisamente, la tolerancia de todos los credos que se disfruta en los países avanzados ha hecho posible, no solo que proliferen las religiones monoteístas y las demás sino también el naturalismo científico y el ateísmo. Éstas últimas creencias que rechazan lo trascendente, afirmando que la naturaleza se ha creado a sí misma, únicamente pudieron desarrollarse en un ambiente de tolerancia como el que se gestó en el mundo moderno, gracias a la influencia de la fe cristiana.

Sólo ahí pudo florecer la ciencia y desarrollarse el respeto hacia las particularidades de cada cultura. Si hoy existen librepensadores en el mundo es porque las culturas religiosas, superando los errores inquisitoriales de otras épocas, asumieron finalmente la libertad de credos y la tolerancia ideológica que se desprende del auténtico mensaje evangélico. Los nuevos ateos afirman que su propuesta de intransigencia hacia la religión es legítima porque se basa sobre todo en la razón y no en la fe. ¿Es esto así? Yo pienso que no. El cientificismo, o la creencia de que los métodos de la ciencia son la única fuente de obtener conocimiento auténtico, constituye la médula espinal del naturalismo científico. Sin embargo, el cientificismo en sí mismo no es “ciencia” sino “creencia”. No hay manera de ponerlo a prueba. No existen demostraciones científicas suficientes que lo corroboren sin lugar a dudas. Es imposible realizar un experimento que sea capaz de demostrarnos que cualquier proposición verdadera deba estar basada en pruebas empíricas antes que en la fe.

Por tanto, la intolerancia hacia cualquier forma de fe debería aplicarse también al cientificismo de Dawkins y sus colegas. Sabemos que la fe de los científicos en que el universo es inteligible, es decir, que es comprensible y puede ser estudiado, resulta fundamental para que exista la propia ciencia. Sin fe no hay ciencia. Pero es que, además, resulta que la afirmación del Nuevo ateísmo de que “la verdad sólo puede alcanzarse por medio de la razón científica” al margen de la fe, es en sí misma un acto de fe. De manera que, si hubiera que acabar con todos los tipos de fe, se debería prohibir también el naturalismo y el cientificismo. Algo de lo que los nuevos ateos no quieren ni oír hablar.

Por otro lado, cuando se afirma que las creencias religiosas son malas o que el Dios de las religiones monoteístas no es bueno, ¿desde qué fundamentación moral se hace? ¿Quién decide aquello que es moralmente correcto o incorrecto? ¿Dónde han encontrado los nuevos ateos su elevada moralidad? ¿Cómo surgieron esas tablas de piedra con sus diez nuevos mandamientos? El fervor que ponen al denunciar los males sociales del oscurantismo religioso sólo puede provenir de la conciencia de estar en posesión de la verdad moral. ¿Cuál es el origen de dicha conciencia? ¿Es su moralidad el producto de un consenso social? ¿Cómo podemos saber que tal consenso es de fiar?

Otros movimientos sociales, como el nazismo o el antisemitismo, también pretendían basarse en el consenso social. ¿Será quizás la selección natural darwinista quien les haya dotado con sus absolutos morales? ¿Cómo es posible que un mecanismo natural amoral pueda generar la conciencia de lo que es bueno o malo? Y, en cualquier caso, muchas acciones que se podrían considerar moralmente negativas, como mentir, robar, violar o matar, ¿no pueden usarse como óptimos mecanismos evolutivos de carácter adaptativo? ¿Sería sabio seguir los criterios morales propios de la evolución?

El darwinismo social intentó hacerlo en el pasado favoreciendo la supervivencia de los más aptos. Sin embargo, ¿quién defendería hoy semejantes estrategias sociales? Al rechazar la existencia de Dios, los nuevos ateos fundamentan sus valores éticos en la sola razón. Pero las dudas subsisten. ¿Por qué se debería confiar en la razón humana? Si nuestra mente es el producto de la selección natural darwinista, un mecanismo natural ciego y sin propósito tal como ellos lo entienden, ¿podemos confiar en su objetividad moral? Desde este punto de vista evolutivo, quizás se podría argumentar que la mente humana debe tener la capacidad de adaptarse al medio ambiente pero, aparte de esto, el darwinismo es incapaz de explicar por qué nuestra mente es razonable.

Luego entonces, ¿deberíamos hacer caso a nuestras capacidades cognitivas para determinar lo moralmente correcto? ¿Dónde y cómo consiguió el hombre esa elevada estatura moral con la que pretende juzgarlo todo? ¿Acaso no hay que hacer también un salto de fe para aceptar que la sola razón sea el fundamento último de la ética? Sin embargo, cuando la realidad se interpreta desde la perspectiva de la existencia de Dios las cosas cambian. Si el creador nos hizo a su imagen y semejanza, como afirma la Escritura, entonces podemos confiar en nuestra mente humana.

La capacidad que tenemos para entender y descubrir la realidad del mundo está inmersa en la propia inteligibilidad que lo empapa todo. Podemos hacer ciencia, no porque nos apropiemos de la verdad del mundo sino, más bien, porque esa verdad nos posee a nosotros también. La conciencia moral con la que se nos dotó, aunque en ocasiones pueda deformarse, en general será capaz de determinar certeramente entre las acciones buenas y las malas.

Al ser Dios es el fundamento último de dicha conciencia moral humana, podemos confiar plenamente en ella. La indignación que nos produce, por ejemplo, la injusticia o las malas acciones no es obra de nuestro genes ni de la selección natural darwinista, como piensa Dawkins, sino de haber sido conformados con arreglo a ese patrón de bondad hacia el que siempre aspiramos inconscientemente.

El anhelo por la verdad y por todo lo moralmente correcto reside en los entresijos del alma humana desde que nos fue implantado por el Sumo Hacedor. Siendo esto así, la fe cristiana no es un salto a ciegas sobre el vacío de la nada, ni tampoco una serie de creencias irracionales carentes de pruebas. Se trata más bien de la certeza capaz de enfocar nuestro raciocinio sobre una región de la realidad a la que la ciencia no tiene acceso. Una dimensión profunda de la espiritualidad humana. Un área de inagotable sentido trascendente. Una zona donde la existencia del hombre puede aspirar a la verdad y la bondad con mayúsculas. Desde semejante perspectiva es posible constatar que la fe no es enemiga de la razón sino su aliada prematura. La fe crea el camino para que transite el razonamiento y le ofrece aire puro para que no se ahogue. Los diversos racionalismos, así como el cientificismo, llegan a asfixiar la razón pero la fe le permite respirar en libertad y orientarse con sabiduría. Sólo la fe cristiana puede proporcionarle sentido a la razón y sustento a la moralidad humana. No, no podemos erradicar la fe. No debemos hacerlo porque sin ella todo se torna relativo y empezamos a caminar sobre las arenas movedizas de la arbitrariedad humana, sin rumbo ni destino eterno.

1 Dawkins, R., 2011, El espejismo de Dios, ePUB, p. 277.

2Haught, J. F., 2012, Dios y el Nuevo ateísmo, Sal Terrae, Santander, p. 33.
Tomado de aquí: http://protestantedigital.com/magacin/34216/la_intolerable_tolerancia

 

 

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

35 Responses to La intolerable tolerancia ¿Qué podemos decir acerca de eliminar la tolerancia religiosa para acabar con la violencia?

  1. huxley says:

    Si Jesucristo estiviera aquí ahora, hay una cosa que no sería: cristiano.

    Mark Twain.

    Tal vez nuestro papel en éste planeta no sea adorar a un dios, sino crearlo.

    Arthur C Clarke.

    • alianjesus says:

      Muy bellas frases, pero esperaba más bien una apología de tu cosmovisión y no las frases de otros :), no obstante bienvenidas las frases, soy un amante de las frases, personalmente hay frases que han cambiado mi vida, una de ellas está en Juan 3: 16: “por que de tal manera amó Dios al mundo que dio a su Hijo Unigénito para que todo aquel que en él crea no se pierda más tenga voda eterna”, además también está aquel verso dicho por Jesús en persona y que hace al cristianismo tan exclusivo: Yo soy el camino, la verdad y la vida, NADIE viene a Padre si no es po mi”.

      Sublime gracia la que salvó a un pecador como yo. 🙂

  2. huxley says:

    Si, igual yo soy amante no de las frases, o las citas sino de los hombres que piensan, hay una de Napoleón que es de mis preferidas:

    La Reiligión es la que impide que los pobres asesinen a los ricos.

    O, la de Epicuro, mi favorira por qué usa la misma lógica de los teologos que intentan demostrar su ignorancia:

    ¿Por qué debo temer a la muerte? Si existo, no estoy muerto. Si estoy muerto no existo. ¿Por qué he de temer lo que no existe si yo existo?

    O está que me cambió la vida, de Voltaire:

    La Biblia; lo que unos locos escribieron, lo que los imbéciles ordenan, lo que los truhanes enseñan y lo que a los jóvenes se les obliga a aprender de memoria.

    Por ello, los niños nacen sin la noción de dios alguno, tiene que venir alguien a enseñarles, a limitarles su libertad.

    • alianjesus says:

      🙂 100 años después de la muerte del gran Voltaire – quien dijo que el cristianismo no sobreviviría más de 100 años – su casa se convirtió en una imprenta de Biblias, la Sociedad Bíblica de Génova compro la casa y la imprenta de Voltaire para producir grandes cantidades de Bíblia 🙂

      Voltaire pasó a la pasó a la historia, pero la Biblia sigue extendiéndose mas y mas. 🙂

    • dcruz says:

      @Alianjesus, este @Huxley es otro de los que piensa que cristianismo es igual a religión jajaja..

    • alianjesus says:

      Voltaire NO era Ateo.

      Aunque era un acérrimo antirreligioso y combatía a morir a la iglesia Católica de su tiempo; nunca se declaró Ateo. El decía: “Como el reloj supone el relojero, el universo implica la existencia de un «eterno geómetra»”.
      No creía en la intervención divina en los asuntos humanos y denunciaba el providencialismo en su cuento filosófico “Cándido o el optimismo” (1759). Fue un ferviente opositor de la Iglesia católica, símbolo según él de la intolerancia y de la injusticia. Se empeñaba en luchar contra los errores judiciales y en ayudar
      a sus víctimas. Voltaire se convierte en el modelo para la burguesía liberal y anticlerical y en la pesadilla de los religiosos.
      Voltaire ha pasado a la historia por acuñar el concepto de “Tolerancia religiosa”. Fue un incansable luchador contra la intolerancia y la superstición y siempre defendió la convivencia pacífica entre personas de distintas creencias y religiones.
      Repito: Voltaire no era ateo, era anti-religioso. Dejó claro que creía en un ser creador; Voltaire era Deísta o Panteísta:

      “Es perfectamente evidente para mi pensar que existe un ser inteligente, necesario, eterno y supremo”

      Tomado de aquí.

  3. Jabberwocky says:

    Y por cierto, puede que la biblia siga distribuyéndose(pues “extendiéndose” no es la palabra más acertada)más y más, pero la religión está yendo a pique, cientos de templos cierran sus puertas mensualmente, miles de “fieles” se declaran ateos al ver la incoherencias de la biblia y de la personalidad de dios, y no es invento mío, solo lean:
    http://nuevomundo.cubava.cu/2015/09/05/tiene-futuro-la-religion/2/
    que aunque está en un blog que se que no será de vuestro agrado, el artículo es tomado de fuentes confiables y fidedignas.

  4. huxley says:

    La religión teológica es la fuente de todas las locuras y desordenes inimaginables. Es la madre del fanatismo y la discordia civil. Es el enemigo de la humanidad.

    Voltaire.

    Si Dios nos creó a su imagen y semejanza, le hemos pagado muy bien.

    Voltaire.

  5. Jabberwocky says:

    Por qué será que el pensamiento cristiano es tan limitado y tan hipócrita? Sí, hipócrita, pues acusa al ateísmo de basarse en falacias (que realmente no son falacias, sino preguntas que les molestan tan profundamente que prefieren catalogarlas como tal para quitarse la necesidad de responderlas o que responden utilizando los tan gastados alegatos especiales que sí califican como falacias) y, sin embargo, sus razones contra el ateísmo son siempre falacias en sí mismas.

    Cierto que Voltaire proclamó que la religión desaparecería y desapareció él antes que la religión, pero, de igual manera, los primeros movimientos antiesclavista surgieron durante las invasiones bárbaras en el siglo V, y mil años después de que murieran quienes habían proclamado su desaparición el esclavismo seguía vigente, sin embargo, posteriormente el esclavismo fue erradicado; y contrarrestando lo de que su casa terminó convertida en imprenta para biblias, te digo que varias instituciones religiosas cerradas por falta de adeptos han terminado siendo utilizada en los últimos años como sede de organizaciones ateas y secularistas y ejemplo de ambas es la Freedom From Religion Foundation cuya sede principal es precisamente una antigua casa parroquial. Con esto te demuestro la insignificancia de tus comentarios.

    Por otra parte, Alian, creo que no era necesario que cayeras en la redundancia de decir que amas las frases, pues todo religioso (o profeso de una doctrina cuyo eje principal es la “innegable” existencia del dios de los cielos) las ama, ser eco de versículos bíblicos parafraseando o no es en definitiva lo vuestro, y esto lo digo con el mayor respeto que hacia ustedes pueda sentir. También te pregunto, ¿Tu fe es igual a la de dcruz? ¿También crees que has sido salvo por gracia; que puedes blasfemar sin disculparte luego y que eso no influirá en tu lugar de residencia por toda la eternidad; que sin importar lo que digas o hagas ya tu futuro en el cielo está asegurado; que el hombre no debe buscar a dios para creer en él, sino que es dios quien busca al hombre y lo convence de que existe; que el diablo no es un ser, sino una corriente del pensamiento; que el infierno no es un lugar de tormento, sino el pesar de la vida de quien no creé en dios? Porque, realmente, llevo un tiempo leyendo los artículos que subes, y no es lo que das a entender, ahora solo puedo recordar aquel titulado “El poder del Anticristo” en el que demuestras todo lo contrario.

    No crees que citar a la biblia para demostrar su veracidad es algo bastante, pero bastante ilógico???

    Sobre eso de Jesús en la cruz, lo siento, pero no puedo verlo como queréis verlo vosotros, solo veo un medio para alcanzar un fin, pues:
    Según la biblia, y con todo lo que sucede en Job, el personaje dios me demuestra que para él el fin SÍ justifica los medios, por tanto, no fue un sacrificio para él ver morir a su hijo unigénito, puesto que, al ser un ser omnisciente y omnipotente, sabía de antemano que este reviviría (quizás gracias a sus propias manos). Esto fue solo un performance, un paripé que armó, un medio retorcido con el cual saciaba su narcisismo, su sed de admiración, un medio con el cual llenaba un vacío en su pecho garantizando el amor y la devoción de aquellos que vieran este “milagro”, que oyeran, o leyeran sobre ello, de aquellos fácilmente impresionables, que quedaran conmovidos incluso antes de analizarlo en profundidad, y, usando la ambición innata del hombre a su favor, para colmo les promete vida eterna.

    Y bueno, sobre el artículo que recomiendas, podríamos hacer uno parecido pero con el título: “El cristiano odia la evolución” (algo bastante reforzado aquí en tu blog) o “El cristiano odia la lógica” o “El cristiano odia la dialéctica” o “El cristiano odia el materialismo” o “El cristiano odia el psicoanálisis” (sobre todo porque este equipara la idealización de un dios con la neurosis infantil) y serían exponencialmente más extensos.

    • dcruz says:

      @Jabeerwocky: ¡Hecha! que sopresa verte por acá “haciendo de las tuyas” jajaja.. tu y @Huxley mas o menos se dedican a lo mismo.. amigos, ya les dije.. hay cosas que nunca van a comprender, el cristianismo es algo “vivencial”.. por mas que yo les hable y les cuente.. hasta que no lo “vivan” no van a poder ver la magnitud de lo que representa, por otro lado, si no lo entienden, es porque Dios mismo en su soberana voluntad no ha querido, no es su tiempo todavía.. así que tranquilos, pueden expresarse con toda libertad que nosotros los entendemos bien. 😉

    • huxley says:

      De acuerdo, quise tener más tiempo para escribir pero te me adelantastes y lo firmo como propio.

  6. dcruz says:

    Se me olvidaba añadir.. por favor, separen Religión de Cristianismo, nada tienen que ver esos 2 términos.. :S

  7. huxley says:

    Separar la Religión de Cristianismo, que son las cuatro mil formas que han existido en dos mil años de seguir lo que dijo Pedro que dijo un escriba, que dijo de otro escriba, que dice que conoció a un judio…

    El Cristianismo; ¿qué es…? Un Club…

    Cito:

    El cristianismo es una religión monoteísta de orígenes semíticos que se basa en el reconocimiento de Jesús de Nazaret como su fundador y figura central. Debe tenerse en cuenta que el nombre de cristianos ha sido compartido desde entonces, a través de los siglos, y no siempre de formas muy armónicas, por grupos numerosos de creyentes, cada cual, a su vez, llegó a desconocer como cristianos a grupos con posturas dogmáticas concretas distintas de las propias (de las de ese mismo grupo en especial).

    Eso, como decía Borges, a cara de los genrales, y cartografos, promueve las guerras, las hogueras y las santas inquisiones…

  8. Jabberwocky says:

    @dcruz:
    Recurdas lo que dije en quella publicación mía en tu blog?? por si no, cito: “al alegar que solo es algo que se entiende una vez que el supuesto dios se da a conocer por su inentendible e incuestionable decisión basada no en obras sino en gracia, entonces tampoco se puede negar ni su veracidad ni la existencia del tal dios, ya que llevaría, estoy seguro, a la inevitable y trivial falacia de que “usted no cree en dios porque dios no ha querido que lo haga, por eso no lo ve, por eso no lo siente”.
    Verdad que no me equivocaba, cierto????
    Tan predecible vuestro pensamiento!!

    • dcruz says:

      Si me acuerdo perfectamente.. 😉 en cierto lugar está escrito que y parafraseando Dios en su soberana voluntad “escoje”.. por eso es que hoy tu crees en lo que crees, y yo creo en lo que creo 😀 y ya, que veo que esto ta cogiendo “fuerza” jaja ya me dije a mi mismo que no tenía la “necesidad” de demostrarle nada a nadie, solo lo hice contigo aquel viaje pero yap, te expliqué todo bien masticado.

      • alianjesus says:

        Han convertido el blog en el nuevo campo de batalla :), después estaré subiendo más material polémico, material que demuestra la necedad del ateísmo pero bueno no quiero encender fuegos desde ahora :), tengamos paciencia 🙂

        Y recuerden: El ateísmo es temporal … se termina en la tumba 🙂

        • Jabberwocky says:

          Y recuerda Alian: El cristianismo también es temporal … también se termina en la tumba

          • huxley says:

            Peor, el cristianismo se inicia en un campo de torturas, un hombre abandonado por su supuesto padre, y los hombres asesinando a hombres…

        • huxley says:

          Si recuerdo un epitafio…

          Aqui estoy muerto, bien vestido y sin ningún lugar a dónde ir…

          • alianjesus says:

            El ateo inicia su argumentación con una declaración religiosa: “Dios no existe.” Tal declaración no es la conclusión de un axioma científico o el resultado de una ecuación matemática. Es una afirmación de fe :), el ateísmo es una religión 🙂

          • dcruz says:

            @Alianjesús: nunca estuve mas de acuerdo con alguien! jajaja.. sobre todo con esto de “el ateísmo es una religión”.. amén!!!! 😉

          • huxley says:

            No, los ateos no inician su declaración asi…Uno de los grandes libros ateos de todos los tiempos, El Anticristo, termina la última oración de su primer párrafo con aquella sentencia brutal:

            “Algunos hombres nacen póstumos”.

      • huxley says:

        ¡Los beneficios humanitarios del cristianismo!
        Éste hizo de la humanitas una contradicción consigo misma, un arte de arruinarse a sí mismo, una voluntad de mentir a toda costa, un desprecio y una repugnancia contra todos los instintos buenos y honrados.
        Éstas son para mí las bendiciones aportadas por el cristianismo. El parasitismo como única práctica de la Iglesia; la Iglesia, que con sus ideales anémicos, con sus idealidades de santidad, chupa de la vida
        toda la sangre, todo el amor, toda la esperanza; el más allá como voluntad de negar toda realidad; la cruz como signo de …por la más subterránea conjura que jamás ha existido, conjura contra la salud, contra la belleza, contra el bienestar, contra la bravura, contra el espíritu, contra la bondad del alma, contra la vida misma…

        • yamilka says:

          por que en vez de hacerte llamar huxley…no te llamas lucifer?? o huestes del mal…

          • Jabberwocky says:

            Qué cómica yamilka, me has hecho reír; algo común en el cristiano es satanizar al no cristiano, ¿Qué sigue, un exorcismo?

          • huxley says:

            Oh….si después prender la higuera.

          • alianjesus says:

            Eso de la hoguera se lo dejamos a los católicos que son los que cuentan con basta experiencia en esos menesteres :(, lo nuestro sería solo predicarte el evangelio, decirte que eres pecador hasta la médula – Rm 3:23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios– , que Dios está airado contra el impío todos los días (Salmo 5:5) pero … Él se complace en salvar el impío, Él y solo Él puede limpiarte de tus pecados Jn 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. y hacerte una nueva criatura 🙂 y todo eso gratis :).

  9. David says:

    Los comentarios son más que el artículo.
    Que entrete

    • huxley says:

      Si, sobre todo lo de gratis. Destituido, me gusta el termino. Destituir, suena apropiada para la Gloría de Dios, ya dean de los cristianos -para mi son los muchos entre los pocos- nunca comprenderé cómo hay tres mil maneras de seguir un mismo dogma, un mismo creo…No creas los calvinistas igual odian a los catolicos, los catolicos a los protestantes, estos a los ortodoxos, y casi todos a los herejes, entre los que me encuentro orgulloso y feliz.

      No creo en la vida eterna, esa es una falacia que se inventó un Faraón henchido de hachis…bañandose desnudo en el Nilo.

  10. Jabberwocky says:

    @alian, aún espero las respuestas de las preguntas que te hice, si no quieres responder en público, por favor, hazlo en privado, ya tienes mi correo, si no lo recuerdas, te lo envió nuevamente:
    orlando.albert@estudiantes.hlg.sld.cu

    Ya te dije una vez, mi buen amigo, que el ateísmo no puede ser religión, no sigas con la hilarante y absurda necedad (o quizás necesidad) de afirmaer lo contrario.

  11. legolaselfo says:

    “La fe continúa produciendo terror, violencia y muerte en las sociedades avanzadas del siglo XXI”
    Socio no es para menos, con lo que la humanidad vivió en la edad media, es mucho el trauma que la gente tiene, los tribunales de la santa inquisición calaron bien hondo, los creyentes de la Fe quisieron hacer lo mismo en ese entonces con todo lo que no fuera o se opusiera a la Fe Cristiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *