Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

“Fuego Extraño” de John MacArthur (Parte I)

John MacArthur

Por: Soldado de Jesucristo.

Notas personales extraídas del libro:

 

– El Espíritu Santo real no es una corriente electrizante de energía extática, un charlatán que nubla la mente con expresión irracional o un genio cósmico que indiscriminadamente concede deseos egoístas de salud y riquezas. El Espíritu verdadero d Dios no causa que su pueblo ladre como perros o ría como hienas.

– Al elevar la autoridad de la experiencia por sobre la autoridad de las Escrituras, el movimiento carismático ha destruido el sistema inmunológico de la iglesia, concediendo libre acceso sin ningún sentido crítico a todas las formas inimaginables de la enseñanza y la práctica heréticas.

– Todos los que son fieles a las Escrituras deben levantarse y condenar todo lo que ataca la gloria de Dios.

– Muchos carismáticos tratan al Espíritu soberano de Dios como si fuera su esclavo, un mayordomo celestial obligado a esperar cada una de sus órdenes.

– Para los millones de personas que aceptan la teología de la Palabra de Fe y el evangelio de la prosperidad, el Espíritu Santo es relegado a un poder casi mágico por el que se consiguen el éxito y la prosperidad.

– La rápida expansión de la teología carismática se debe a la popularidad del evangelio de la prosperidad principalmente. No es la obra de convicción del Espíritu Santo la que está atrayendo a los conversos, sino el encanto de las posesiones materiales y la esperanza de disfrutar la salud física.

– El evangelio de la prosperidad en la salud y las riquezas puede ser popular, pero no es el verdadero evangelio.

– El verdadero evangelio constituye una oferta de salvación del pecado y la muerte espiritual. El evangelio de la prosperidad hace caso omiso de esas realidades eternas y promete falsamente la liberación de los problemas temporales como la promesa económica y la enfermedad física.

– Jesús llamó a sus discípulos a abandonarlo todo, tomar su cruz y seguirle (Lc 9.23). Por el contrario, el evangelio de la prosperidad ofrece comodidades carnales, riquezas terrenales y un éxito mundano a millones de personas desesperadas que literalmente lo hacen suyo.

– Mientras que el verdadero evangelio se centra en la gloria de Dios, el evangelio de la prosperidad pone los deseos y anhelos del hombre en primer lugar y en el centro.

– En el proceso de traficar sus mercancías heréticas, los predicadores de la prosperidad han hecho del cristianismo una burla a los ojos del mundo.

– El evangelio de la prosperidad es una herejía mortal y condenable, en la que la verdad de la Palabra de Dios se tuerce de forma intencional por parte de estafadores espirituales que un día serán castigados por su arrogancia blasfema (Judas 13).

– El mensaje de la prosperidad llama sin vergüenza a las personas a poner sus esperanzas en los placeres pasajeros de este mundo. En vez de denunciar los malos deseos, glorifica los estilos de vida mundanos, alimenta la codicia pecaminosa y hace tontas promesas a la gente desesperada.

– El evangelio de la prosperidad es más reprobable moralmente que un casino de Las Vegas, ya que se hace pasar por religión y viene en el nombre de Cristo.


En días de tanta confusión doctrinal este libro del pastor John MacArthur es de obligada lectura para aquellos que están comprometidos con contender ardientemente por la fe y la verdad dada una vez a los santos (Jd 1:3), a partir de esta semana estaré subiendo al blog las notas personales que tomé de este libro, espero les sea de bendición, no olviden compartir con sus amistades, además ya pueden leer la  Segunda Parte y Tercera Parte de las notas.

PARTICIPA EN LA ENCUESTA

¿Habrá gente en el cielo que nunca ha escuchado de Jesucristo?

View Results

Cargando ... Cargando ...

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *