Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

“Fuego Extraño” de John MacArthur (Parte II)

John MacArthurPor: Soldado de Jesucristo.

Notas personales extraídas del libro:

– La Biblia es el libro del Espíritu Santo, él lo inspiró y autenticó. Este es el principal instrumento que él usa para convencer al mundo de pecado (…) guiar a los pecadores a salvación (…) y confrontar a los creyentes a la imagen de su Señor.

– Ser lleno del Espíritu comienza con estar saturado de las Escrituras; cuando los creyentes se someten a la Palabra de Cristo, al mismo tiempo están bajo la influencia santificadora del Espíritu Santo.

– El Espíritu Santo nunca disuade a las personas de la lectura, el estudio y la aplicación de las Sagradas Escrituras, el libro que él inspiró, faculta e ilumina para salvación y santificación.

– Escudriñar las Escrituras con el fin de discernir su significado exacto es escuchar directamente al Espíritu Santo, ya que él es que inspiró cada palabra.

– No es ni ortodoxo ni verdaderamente evangélico elevar las experiencias espirituales, incluso revelaciones imaginarias de Dios, por encima de la Biblia.

– La experiencia humana es subjetiva y falible, solo la Palabra de Dios es infalible y sin error, ya que su autor es perfecto.

– Los creyentes deben tener cuidado de cualquier sistema religioso que hace caso omiso de la sana doctrina, propaga la mentira o felizmente respalda el compromiso ecuménico.

– La teología de la prosperidad sustituye la verdadera adoración por una lista de deseos, también sustituye el amor genuino hacia los demás por un deseo egoísta de ganancia material.

– Si la iglesia no vuelve al principio de la sola Scriptura, el único avivamiento que veremos es un resurgimiento de la superstición descontrolada y la oscuridad espiritual.

– Debemos evitar con todo cuidado que nuestra experiencia y nuestros propios pensamientos e imaginaciones subjetivas eclipsen la autoridad y la certeza de la Palabra más segura.

– Aunque el don de la profecía ha cesado, la proclamación de la Palabra profética aún continúa en la actualidad, mientras los predicadores exponen las Escrituras y exhortan a las personas a obedecer.

– Cada sermón, cada mensaje, cada aplicación dada por los pastores y los maestros contemporáneos debe ser examinado con cuidado a través del lente de la escritura.

– Si alguien afirma hablar en nombre de Dios, pero su mensaje no concuerda con la verdad bíblica, demuestra ser un fraude.

– El principio de la semilla de fe es la principal fuente de ingresos que edificó y ha apoyada las vastas redes de teleevangelistas y predicadores, quienes a cambio del dinero de sus espectadores les hacen fervientes promesas de “milagros”, de los cuales los más codiciados son siempre los que involucran la salud y las riquezas.

– El Señor Jesús no sanó a nadie para obtener beneficios materiales. Tampoco lo hicieron los apóstoles. De hecho, la única vez que se le ofreció dinero a cambio del poder sanador, Pedro reprendió a Simón el Mago con una fuerte reprensión: “Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero” (Hch 8.20)

En días de tanta confusión doctrinal este libro del pastor John MacArthur es de obligada lectura para aquellos que están comprometidos con contender ardientemente por la fe y la verdad dada una vez a los santos (Jd 1:3), a partir de esta semana estaré subiendo al blog las notas personales que tomé de este libro, espero les sea de bendición, no olviden compartir con sus amistades. Ya pueden leer la Primera Parte de las Notas.

Le puede interesar:

 

1. Una respuesta bíblica a la homosexualidad por TheMaster’sSeminary

2. Respuestas de Dios a las excusas de los hombres por Charles Leiter.

3. 

4. 

5. 23 Frases del Pastor John MacArthur

PARTICIPA EN LA ENCUESTA

¿El infierno es un lugar real?

View Results

Cargando ... Cargando ...

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *