Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

“La Raíz de los Justos” del autor A. W. Tozer. Parte 5 y Final.

Compilado por: Soldado de Jesucristo.

Notas personales extraídas del libro 

– Una cosa parece ser consignada al olvido: el mundo se mueve y los tiempos cambian, pero la gente sigue siendo igual. Tal como un péndulo permanece fijo en su extremo superior mientras que se balancea de un extremo a otro, así también la raza humana permanece básicamente sin cambios mientras se mueve dentro de su arco limitado. Los hombres son siempre iguales mientras cambian y a pesar de sus cambios, como las modas o estilos en las ropas de las dama; sea cual fuere la moda de él, espere algún tiempo y volverá a hacer lo que fue hace unos años antes. Y la “nueva” moda va a ser aclamada con el mismo entusiasmo como si no hubiera sido toda la furia sólo un corto tiempo antes.

– Un verdadero cristiano es un personaje singular, sea como se le mire. Siente un amor supremo por Uno a quien nunca ha visto, le habla con toda familiaridad a Alguien que no puede ver, espero ir al cielo en virtud de Otro, se vacía para poder llenarse a plenitud, admite que está mal  y equivocado para poder ser declarado justo, desciendo para poder levantarse y ascender, es más fuerte y poderoso mientras más débil es más rico mientras más pobre, y más feliz  cuando peor se siente. Muere para poder vivir, lo abandona todo para poder tenerlo, regala y dona para poder mantenerlo y conservarlo, ve lo invisible, escucha lo inaudible, y sabe y conoce lo que sobrepasa todo entendimiento. Y mientras  que sucede todo esto, tal vez esté confundiendo a sus críticos  por su increíble espíritu  práctico; es posible que su campo sea el más productivo, su negocio el mejor administrado, y su pericia mecánica la de mayor precisión del vecindario.

– El hombre no tiene nada que decir del tiempo o el lugar de su nacimiento; Dios determina eso sin consultar al hombre mismo. Un día el pequeño hombre se encuentra con su conciencia y acepta el hecho que él existe. Allí comienza su vida volicional o voluntaria. Antes de eso él no tenía nada que decir acerca de nada. Después él se pavonea  y ensoberbece  y prorrumpe en proclamaciones desafiantes de libertad individual y, alentado por el sonido de su propia vos, es posible que declare su propia independencia de Dios y se llame así mismo un “ateo” o un “agnóstico”. Diviértete, hombrecito pequeño; únicamente estás parloteando y charlando en el periodo interino entre el principio y el fin; no tuviste voz al principio y no tendrás nada que decir al final. Dios se reserva el derecho de asumir al final donde Él había comenzado al principio, y tú estás en las manos de Dios, lo quieras o no lo quieras.

 *A. W. Tozer fue pastor, escritor y editor autodidacta, y sus poderosos mensajes siguen conmoviendo los corazones y despertando las almas de los creyentes de hoy en día. Fue autor de más de 40 libros, entre ellos Diseñador para adorar, Fe auténtica, Fe más allá de la razón y la verdadera vida cristiana.

Recomiendo mucho los libros escritos por Tozer ya  puedes leer y compartir la Primera Parte, Segunda Parte, Tercera Parte y Cuarta Parte de las Notas que tomé de este libro del pastor Tozer

Te puede interesar:

1. 

2. 

3. 

4. 

5. María y sus funciones contrastantes.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *