Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

18 frases selectas de Martyn Lloyd – Jones

 Compilación: Soldado de Jesucristo.

1. La única verdadera explicación del estado de la cristiandad y el estado de la Iglesia de hoy es que en el siglo pasado la misma Iglesia rechazó deliberadamente la revelación de Dios, y puso la filosofía en su lugar. 

2. La Iglesia tiene una sola fuente de fuerza y ese es el poder de Dios, el poder de su Espíritu Santo.

3. Vamos a buscarlo. Dejemos todo lo demás. Vamos a concentrarnos para encontrarlo y buscar su rostro. Este es un caso urgente.

4. Para mí, es asombroso que, como pueblo de Dios, podamos estar muy pacíficos en Sion, cuando vemos el estado de la Iglesia y el estado del mundo en nuestros alrededores.

5. Cada vez que se derrama el Espíritu de Dios sobre la Iglesia, las formas son olvidadas, las liturgias se suspenden, y el Espíritu se mueve en los corazones de los hombres.

6. Las grandes oraciones son siempre el resultado de un gran entendimiento. Un profundo conocimiento siempre se basa en una comprensión de la verdad.

7. La clave para orar grandemente es un profundo conocimiento y comprensión de las doctrinas de la gracia.

8. Los hombres que puede sostenerse en el horno de la aflicción son los que tienen una roca debajo de sus pies y la roca en la Sagrada Escritura y su doctrina santa.

9. Sólo conseguir bajar sus rodillas y recitar la oración del Señor, y pedir su bendición sobre usted y su familia, y las cosas que usted va a hacer ese día, eso no es orar. ¡Oh, no me dejes ser demasiado duro! Muy bien, voy a conceder que es una especie de oración, una meta que es muy pequeña, una especie muy primitiva de orar. Es la oración de un novato. Lo que realmente nos pone a prueba es ver si anhelamos la sonrisa de Dios, saber que Dios está mirándonos, y nosotros estamos moviéndonos y viviendo bajo su ojo.

10. No hay nada más terrible que un predicador entre al púlpito por sí solo, sin la consciente sonrisa de Dios.

11. Estamos tan engreídos y tan egoístas, que nos apresuramos a la presencia de Dios y derramamos nuestras como si nada. ¡Pare, amigo mío! No me importa cualquiera que sea su situación, incluso si usted siente como que si el infierno está bostezando debajo de usted, no me importa si todos sus enemigos se han juntado contra usted, no me importa lo que es verdad de usted. Si usted va a orar a Dios, usted debe darse cuenta de quién es Dios y dónde está.

12. Somos como niños malcriados, queremos el perdón, queremos bendiciones, queremos y queremos. Espere un minuto, nos estamos acercando a un Padre Santo. Y luego tenemos que recordarnos de nuestro propio pecado nuestra propia indignidad. Así olvidaremos nuestros derechos olvidaremos nuestras demandas y solamente nos postraremos delante de él.

13. El gran problema con todos nosotros, lo repito una vez más, es que no conocemos a Dios. Pensamos que lo conocemos pero en realidad no es así.

14. Tenga cuidado cómo usted trata a Dios, queridos amigos. Usted puede decirse a sí mismo: “Yo puedo pecar contra Dios, y luego, por supuesto, puedo arrepentirme y volver atrás a encontrar a Dios cada vez que lo quiero”. Trate de hacerlo. Y a veces usted se dará cuenta que no sólo no puede encontrar a Dios sino que tampoco querrá hacerlo. Usted se dará cuenta de una dureza terrible y una callosidad en su corazón. Y no podrá hacer nada al respecto. Y entonces usted de repente se dará cuenta de que es Dios castigándolo a fin de revelar su pecaminosidad y su vileza. Y sólo hay una cosa que hacer. Regresar a él, y decir “Oh Dios no siga tratando judicialmente conmigo. Aunque me lo merezco. Suaviza mi corazón, no puedo hacerlo yo mismo”. Lánzate completamente sobre su misericordia y compasión.

15. No merecemos nada de Dios. Si tú crees que sí, tú no lo conoces. No has visto su gloria. No sabes nada sobre la santidad y no conoces la plaga de tu propio corazón.

16. Tú y yo no debemos entrar en la presencia de Dios en el nombre de la mera tradición, en el nombre de los padres, en nombre de aquellos que simplemente nos han precedido. No me importan quiénes eran, si eran los padres metodistas, o los puritanos o los reformadores. No, nosotros no abogamos en sus nombres, Abraham, Jacob, no, en absoluto. “Tú eres nuestro Padre”. Los reformadores no pueden salvarnos, los puritanos no puede salvarnos, los padres metodistas no pueden salvarnos. Y hay un peligro grave cuando nos apoyamos sobre los padres. No, es Dios. “Tú eres nuestro Padre”, y nadie más.

17. Abraham fue un gran hombre. Gracias a Dios. Jacob también fue maravilloso. Si pero Abraham está muerto y Jacob también. Ellos no pueden levantarse y salvarnos. Dios, “redentor perpetuo es su nombre”.

18. Si nunca hemos sentido lo que los discípulos de nuestro Señor sintieron cuando se volvieron hacia él una tarde y le dijeron: “Señor, enséñanos a orar”, es probablemente que nunca hemos orado en absoluto.

Todas las notas aquí publicadas son producto de la lectura privada del administrador del blog, se recomienda descargar el libro gratis, leerlo y compartirlo, eso puedes hacerlo en este enlace.

Te invito además a visitar y darle me gusta al perfil en Facebook de Martyn Lloyd Jones, un sitio no oficial administrado por un grupo de hermanos de América Latina que han querido poner en las manos de todo el que visite la página material producido por el doctor Lloyd – Jones, puedes visitar esta página en este enlace.

El libro fue traducido por: Mario López y editado por Preparad el Camino


También puede interesarle:

– “AVIVAMIENTO” DE MARTYN LLOYD-JONES (PARTE I)

Frases selectas de Martyn Lloyd – Jones

– Depresión espiritual – Martyn Lloyd-Jones | PDF Descarga gratis 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

One Response to 18 frases selectas de Martyn Lloyd – Jones

  1. Gracias hermanos por compartir este msterial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *