Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

¿Qué significaba en la antigüedad ser un seguidor de Cristo?: Un historiador nos lo cuenta

Historiador relata lo que significaba en la antigüedad ser un seguidor de Cristo:

Convertirse en cristiano significaba la gran renuncia, la unión a una secta despreciada y perseguida, el nadar en contra de la corriente del prejuicio popular, estar bajo la prohibición del imperio (romano), la posibilidad de que en cualquier momento se le encarcele y se le mate usando los modos más temibles…

Aquel que seguía a Cristo debía calcular los costos, y estar preparado a pagar ese precio con su libertad y su vida … la simple profesión del cristianismo era en sí un crimen … Para muchos el nombre mismo … significaba tormento, tortura ardiente, el león, la pantera, o en el caso de las damas una infamia peor que la muerte.

Fuente: H. B. Workman, Persecution in the Early Church (Cincinati: Jennings and Graham, s.f.) pp 103, 104.


También le puede interesar:

– Policarpo: Morir Bien

– Cristiano preso por “crimen de odio” por leerle la Biblia a gay

– Lista Mundial de la Persecución 2016

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

18 Responses to ¿Qué significaba en la antigüedad ser un seguidor de Cristo?: Un historiador nos lo cuenta

  1. eldefensor says:

    ¡Qué palabras tan ciertas!

    Verdadera descripción en “Persecution in the Early Church [“Persecución en la Iglesia primitiva”]” de lo que fue, es y resultará ser un cristiano auténtico hasta que este mundo llegue a su fin. El cristianismo verdadero fue y es bíblica (porque se profetizó así) y secularmente una “secta despreciada y perseguida” por enemigos enconados (líderes religiosos y gubernamentales). Sin embargo, hay que reconocer que en el siglo primero era muy fácil identificar a un verdadero cristiano. Pero se había profetizado por Jesús que llegaría el tiempo en que los cristianos auténticos (“el trigo”) y los de imitación (“la mala hierba”) crecerían juntos en el campo (“el mundo”). Eso indicaba una gran apostasía y un abandono casi total de las verdades bíblicas, y el modo sincero y apegado a Dios que exige la vida cristiana. (Mateo 13:24-30, 36-43)*

    Entonces, con el tiempo, habría que ejercer perspicacia y observación diligente para llegar a reconocer a esa “secta despreciada y perseguida” que había renunciado al mundo y se mantenía leal a Dios y al rey Jesucristo. Cristo dijo: “Guárdense de los falsos profetas que vienen a ustedes en ropa de oveja, pero por dentro son lobos voraces. Por sus frutos los reconocerán. […] Realmente, pues, por sus frutos reconocerán a aquellos [hombres]”. (Mateo 7:15-20; compare con Romanos 16:17, 18; Gálatas 5:19-24) Y el discípulo Santiago recordó en advertencia: “Adúlteras, ¿no saben que la amistad con el mundo es enemistad con Dios? Cualquiera, por lo tanto, que quiere ser amigo del mundo está constituyéndose enemigo de Dios.”. (Santiago 4:4)

    En fin, había y hay que tomar en cuenta estas palabras tanto de Jesús como de Santiago y Pablo si queremos identificar a los verdaderos seguidores de Cristo y ir con ellos, porque en verdad, Dios y Jesús esta con ellos.

    _____
    * Los textos citados son tomados de la Biblia TNM 1987

    Saludos a todos.

    • alianjesus says:

      Ninguno de los cristianos que murieron en el Coliseo romano lo hizo por creer lo que hoy cree la Torre del Vigía :), ninguno de ellos era testigos de Jehová tal y como los creó Russell 🙂

      • eldefensor says:

        Es increíble tu reacción infantil. Me maravillo de cómo eres consciente de la verdad que hoy vemos en todo el mundo, pero que contra toda esa lógica y espíritu santo tú rebates y luchas.

        No hago mención de los TJ en mi comentario. No apunto ni una sola letra que se refiera a ellos. Pero tú los identificas. Y te das cuenta de que aquellos cristianos del siglo primero sí se parecen a alguien hoy: Se parecen a los TJ. Como tú mismo los llamas ‘secta herética’ o como los llama el libro “secta despreciada y perseguida”.

        Lo que yo sé y mucha gente también sabe es que ellos creían en el Dios y Padre Jehová mediante Cristo Jesús. Y los TJ creen en lo mismo.

        Ellos creían en la resurrección; y los TJ creen en eso mismo.

        Ellos predicaban a Cristo como el medio de salvación y el reino de Dios como la solución a todos los males de la tierra. A ellos les decían los del Camino porqué siempre estaban en las calles, de casa en casa y de pueblo en pueblo predicando y enseñando. Y los TJ hacen eso mismo.

        Ellos renunciaron al mundo y se mantenía leales a Dios y al rey Jesucristo. Los TJ hacen eso mismo.

        A ellos los llamaban secta peligrosa y despreciada, y eran perseguidos como si fueran vulgares delincuentes. A los TJ hoy les pasa eso mismo.

        A ellos se les reconocía por el amor que se tenían y que profesaban al prójimo. Y a los TJ igualmente se les conoce por tales cosas.

        Ellos se negaban a alistarse para los ejércitos y participare en las guerras. A los TJ hoy se les conoce como cristianos neutrales que no se entrenan, ni se alistan en los ejércitos militares, ni van a la guerra aunque eso les cueste años de prisión o la propia vida.

        Este tema habla de qué significaba ser cristiano en la Iglesia Primitiva del siglo primero. ¿Como el mundo los trataba? Bueno mira a tu alrededor y verifica como los gobiernos de este mundo y sus líderes religiosos tratan hoy en todas partes a los TJ.

        El que tú hayas hablado de los TJ relacionándolos con este tema tuyo es una prueba más de que tú nos reconoce como los que más nos parecemos a esos primeros cristianos que por ser como eran terminaban siendo odiados y llamados una “secta despreciada y perseguida” por enemigos enconados (líderes religiosos y gubernamentales).

        Saludos. 🙂

        • alianjesus says:

          jajajajja, buenos días 🙂 gracias por el extenso comentario:

          – Aquellos cristianos creían en la divinidad de Cristo y ustedes la rechazan.
          – Aquellos cristianos creían en la trinidad, y ustedes la rechazan.
          – Aquellos cristianos creían en la existencia real, consciente y eterna del infierno ustedes lo rechazan.
          – Aquellos cristianos creían que la salvación era solo por fe, sin obras y ustedes lo rechazan.
          – Aquellos cristianos amaban a sus familiares aunque no fuesen cristianos, ustedes expulsan a sus hermanos y después los tratan como animales.

          Definitivamente el “cristisnismo” practicado por vuestra secta es herético y ninguno de aquellos mártires murieron por una organización como la WathTower :), para ellos la Biblia tenía la última palabra y no lo que alguien en Nueva York decía 🙂

          Aquellos hermanos mios se quedarían horrorizados al ver lo que vuestra organización hizo con el volumen sagrado para lograrlo acomodar a sus creencias inventadas por hombres 🙂

          PD: Mientras más leo el libro “Pastoreen el rebaño de Dios” más fuerzas me dan para denunciar todas las atrocidades que se comenten en vuestra secta, pero de eso hablaré más adelante, varios trabajamos en ello 🙂

          Gracia y Paz

          • isabel says:

            Hola cuál es ese libro del que hace mención en cu comentario y dónde se puede adquirir?

          • alianjesus says:

            Gracias por comentar y bienvenida al blog, es un libro tan secreto que muchos testigos de Jehová ni siquiera saben que existe, solo tienen acceso al mismo los ancianos 🙁 pueden buscar el libro en google y lo pueden descargar pues testigos de Jehová que han apostatado lo han subido a las redes.

            YO he hablado del asunto con los administradores de los blog de los TJ en Cubava pero se niegan a hablar del libro 🙁

          • tito says:

            Un libro secreto?, me entró la curiosidad, voy a buscar en DOn Google y les cuento más tarde

          • alianjesus says:

            Gracias por comentar 🙂

            El libro sólo está al alcance de los ancianos, según tengo entendido un TJ normal no puede acceder a él, yo tengo el libro y es muy revelador, visité la web oficial de los TJ y allí no está el libro 🙁 y los TJ con los que he dialogado sobre ello no acceden a hablar de dicho libro 🙁

          • pedronil@ says:

            @alianjesus hola mi hermano, ya en este blog hablaron del dichoso libro de los ancianos de los testigos de jehová: http://contradiccionesbiblicas.cubava.cu/2017/02/09/el-libro-secreto-de-los-pastores-testigos-de-jehova/

            Además el administrador de aquel blog tiene el libro y s ele envía por correo a todo el que lo quiera, yo ya lo tengo y me dio mareo leer algunas partes del libro, sobre todo cómo tratan a los que expulsan, visiten el sitio y pidan el libro gratis.

          • alianjesus says:

            Gracias por comentar y por la información 🙂

            Acabo de visitar el enlace que nos dejó y es cierto que el administrador de aquel blog envía el libro gratis al correo de quien se lo pida :), quiera Dios que muchos testigos de Jehová lo puedan leer y estudiar con detenimiento 🙂

            Seguimos orando por nuestros amigos testigos de Jehová para que sus ojos sean abiertos

          • apolos says:

            para los que han preguntado:

            “Pastoreen el rabaño de Dios” es un libro ultrasecreto de los ancianos o pastores de la organización sectaria de los conocida como Testigos de Jehová. El se titula “Pastoreen el Rebaño de Dios“.

            Muchos miembros de tal organización ni siquiera saben de la existencia de este libro exclusivo de sus jerarcas. ¿Con qué propósito lo mantienen en extrema reserva? ¿Cuál es su contenido? Tal vez a usted como testigo de Jehová le han enseñado a no leer ninguna información que hable en contra de su organización, pero mire usted, este libro ha sido escrito por la Watch Tower, y por tanto no cree usted que este material no le hará ningún daño a su fe si lo lee? Ciertamente no le hará ningún daño, puesto que le abrirá los ojos a usted, a su familia, a sus amigos, etc de la forma en cómo está estructurada la organización de la que usted forma parte.

            Le pedimos que presente tal libro o coméntele de tal libro a sus pastores o ancianos del salón del reino, propóngales hacer un estudio o una reunión donde se exponga su contenido a todos los testigos que desconocen este libro. Lo más probable es que usted sea llevado a una Audiencia Judicial si se atreve a hablar de este libro o de su contenido a los demás testigos de Jehová, pero le exhortamos a ser valiente y a aferrarse a la verdad. Pues como dice el evangelista Lucas:

            “Porque no hay cosa oculta, que no haya de ser manifestada; ni cosa escondida, que no haya de ser entendida, y de venir á luz”. (Lucas 8:17)
            El libro cubre temas tales como:
            Cómo está organizado el cuerpo de ancianos, cómo nombrar y dar de baja a los ancianos y siervos ministeriales, qué hacer cuando un hermano nombrado se muda a otra congregación (sí, los Testigos de Jehová no se pueden cambiar de congregación tan libremente o fácilmente) y qué hacer cuando un hermano viene de otra congregación, cuándo formar y como preparar un comité judicial, cómo distinguir un arrepentimiento sincero (sí, se les entrena para saber cuando usted les está mintiendo), qué hacer si usted amenaza con demandarlos, el trato a los expulsados, el procedimiento a seguir para una readmisión, y mucho, mucho más, pero es mejor que se dé cuenta por usted mismo, ya que seguramente sus ancianos nunca compartirán esta informacíon con usted.
            A los demás hermanos que no son testigos de Jehová, les pedimos que compartan este artículo en sus redes sociales favoritas, para que muchos testigos de jehová lleguen a abrir sus ojos a la verdad. El trabajo está hecho, ahora les toca dar a conocer este libro a cuantos sea posible. Dios les bendiga!!

            Lo pueden descargar gratis aquí: https://docs.google.com/file/d/0B9QFYOHNVhEIZXUxamdrbDRfUjQ/edit

            http://atalayando.blogspot.com/2015/04/libro-pastoreen-el-rebano-con-notas-y.html

          • alianjesus says:

            Gracias por la información acerca del libro 🙂

            Pero por favor, centremos el debate en el tema del post 🙂

          • Jesús Lozada says:

            El nombre “Jehová” NO existió sino hasta el siglo XII dC., Al intercalar vocales al Tetragrama Sagrado YHVH. Nunca la cristiandad había hablado u oído de “Jehová”.
            La Iglesia primera predicaba al Dios hecho hombre, “El hijo del hombre” según el Profeta Daniel, los Apóstoles Juan, Pedro, Pablo, y nunca negaron su identidad siendo igual con Dios el Padre; los TJ si lo niegan y negar al Hijo hace negativo del Padre que lo envió.
            Los TJ van haciendo prosélitos a su causa de un Nuevo Evangelio, contrario al cristianismo primitivo, Incluso negando la doctrina de Cristo Jesús respecto a la existencia del infierno, olvidando que escrito está que quien presentase un evangelio distinto al presentado por ellos tiene la consigna de ser ANATEMA (malditos).
            Los TJ es la única secta que, con toda intención, tergiversó la Sagrada Escritura, creando “su propia Bíblia” (sin siquiera anotar los nombres de los profanadores de la Escritura que tal hicieron), evitando su profana responsabilidad al crear la Antibiblia, especialmente para negar la Deidad IGUAL del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.
            Los TJ niegan la PERSONA del Espíritu Santo, diciendo que es “una energía, una fuerza de Dios, y no una Persona de la Trinidad con la misma escencia, calidad, cualidad, atributos, etcétera, que la otras Dos Personas de la Trinidad”; Negando tanto la Doctrina fundamental cristiana original del Trinitarismo, y blasfemando así contra el Espíritu Santo. Olvidando las palabras del Señor y Dios Crísto Jesús, que advirtió que la blasfemia contra el Espíritu Santo NO será perdonada…
            Hay muchas cosas más importantes de sus doctrinas heréticas de los TJ, que los hacen UNA SECTA, PERO NO DEL CRISTIANISMO sino Anticristiana, muy lejana a la iglesia cristiana primitiva y la iglesia cristiana histórica, y de la iglesia cristiana (bíblica) contemporánea. “Por su fruto los conoceréis” No puede un árbol malo (desde su semilla y raíces fundada por el fraudulento Rusell), dar buenos frutos”
            Así que efectivamente, son una secta, pero NO cristiana conforme a los parámetros mencionados. Y a los cristianos de la primera iglesia los despreciaba “el mundo”, pero a los TJ los acepta el mundo, mientras que los desprecia (no a Ustedes personas, sino a su Teología Herética) la cristiandad verdadera.

    • antonio says:

      Hay que tener mucha paciencia con los testigos sin Jehová, su csecta fue creada apenas en 1881 por Russell quien además fue un falso profeta, los cristianos de antaño en su inmensa mayoría creían en el credo de nice, el cual no suscriben los sectarios testigos [sin] Jehová, oremos para que el Espíritu Santo – con mayúsculas – les abra los ojos:

      Credo de Nicea – Constantinopla (Credo Largo)

      Creo en un solo Dios,
      Padre todopoderoso,
      Creador del cielo y de la tierra,
      de todo lo visible y lo invisible.

      Creo en un solo Señor, Jesucristo,
      Hijo único de Dios,
      nacido del Padre antes de todos los siglos:
      Dios de Dios,
      Luz de Luz,
      Dios verdadero de Dios verdadero,
      engendrado, no creado,
      de la misma naturaleza del Padre,
      por quien todo fue hecho;
      que por nosotros lo hombres,
      y por nuestra salvación
      bajó del cielo,
      y por obra del Espíritu Santo
      se encarnó de María, la Virgen,
      y se hizo hombre;
      y por nuestra causa fue crucificado
      en tiempos de Poncio Pilato;
      padeció y fue sepultado,
      y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
      y subió al cielo,
      y está sentado a la derecha del Padre;
      y de nuevo vendrá con gloria
      para juzgar a vivos y muertos,
      y su reino no tendrá fin.

      Creo en el Espíritu Santo,
      Señor y dador de vida,
      que procede del Padre y del Hijo,
      que con el Padre y el Hijo
      recibe una misma adoración y gloria,
      y que habló por los profetas.

      Creo en la Iglesia,
      que es una, santa, católica y apostólica.
      Confieso que hay un solo bautismo
      para el perdón de los pecados.
      Espero la resurrección de los muertos
      y la vida del mundo futuro.
      Amén.

  2. Fernando says:

    Alianjesus, usted dice que aquellos cristianos creían en la trinidad? UNA publicación protestante dice: “La palabra Trinidad no se encuentra en la Biblia […] Fue solo en el siglo IV cuando halló formalmente lugar en la teología eclesiástica” (The Illustrated Bible Dictionary). Y una autoridad católica dice que la Trinidad “no es […] ni directa ni inmediatamente [la] palabra de Dios” (New Catholic Encyclopedia).
    The Catholic Encyclopedia comenta: “No hay hasta ahora en las Escrituras ningún término que por sí solo denote juntas a las Tres Divinas Personas. La palabra τρίας [trí·as] (traducida al latín trinitas) se encuentra primero en Teófilo de Antioquía alrededor de 180 d. de J.C. […] Poco después aparece en su forma latina, trinitas, en Tertuliano”.
    Sin embargo, esto en sí mismo no prueba que Tertuliano enseñara la Trinidad. Por ejemplo, la obra católica Trinitas—A Theological Encyclopedia of the Holy Trinity (Trinitas.—Una enciclopedia teológica de la Santísima Trinidad) señala que ciertas palabras de Tertuliano fueron usadas después por otros para describir la Trinidad. Entonces advierte: “Pero nadie puede sacar conclusiones precipitadas basándose en el uso, pues él no aplica esas palabras a la teología trinitaria”.
    El testimonio de las Escrituras Hebreas
    AUNQUE en la Biblia no se encuentra la palabra “Trinidad”, ¿se enseña por lo menos con claridad la idea de la Trinidad en ella? Por ejemplo, ¿qué revelan al respecto las Escrituras Hebreas (el “Antiguo Testamento”)?
    The Encyclopedia of Religion reconoce lo siguiente: “Hoy los teólogos concuerdan en que la Biblia hebrea no contiene ninguna doctrina de la Trinidad”. Y la New Catholic Encyclopedia dice también: “La doctrina de la Santísima Trinidad no se enseña en el A[ntiguo] T[estamento]”.
    De manera similar, en su libro The Triune God (El Dios trino y uno), el jesuita Edmund Fortman admite esto: “El Antiguo Testamento […] no nos dice nada, ni explícitamente ni por deducción obligatoria, acerca de un Dios Trino y Uno que sea Padre, Hijo y Espíritu Santo. […] No hay ninguna prueba de que escritor sagrado alguno siquiera se imaginara que en la Deidad existiera una [Trinidad]. […] Hasta el ver en [el “Antiguo Testamento”] sugerencias o prefiguraciones o ‘señales veladas’ de la trinidad de personas es ir más allá de las palabras y la intención de los escritores sagrados” (cursiva nuestra).
    Un examen de las Escrituras Hebreas mismas corrobora esos comentarios. Como se ve, en los primeros 39 libros de la Biblia que componen el verdadero canon de las Escrituras Hebreas inspiradas no se enseña claramente una Trinidad.
    El testimonio de las Escrituras Griegas
    PUES bien, ¿hablan claramente de una Trinidad las Escrituras Griegas Cristianas (el “Nuevo Testamento”)?
    The Encyclopedia of Religion dice: “Los teólogos concuerdan en que tampoco el Nuevo Testamento contiene una doctrina trinitaria explícita”.
    El jesuita Fortman declara: “Los escritores del Nuevo Testamento […] no nos dan ninguna doctrina formal o formulada de la Trinidad, ninguna enseñanza explícita de que en un solo Dios haya tres divinas personas coiguales. […] En ningún lugar hallamos una doctrina trinitaria de tres entidades distintas que tengan vida y actividad divinas en la misma Deidad”.
    The New Encyclopædia Britannica señala: “Ni la palabra Trinidad ni la doctrina explícita aparecen en el Nuevo Testamento”.
    Bernhard Lohse dice en A Short History of Christian Doctrine (Breve historia de la doctrina cristiana): “Por lo que se refiere al Nuevo Testamento, en él no se halla ninguna doctrina trinitaria”.
    También The New International Dictionary of New Testament Theology (El nuevo diccionario internacional de teología del Nuevo Testamento) declara: “El N[uevo] T[estamento] no contiene la doctrina de la Trinidad ya desarrollada. ‘En la Biblia no está la declaración expresa de que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo sean iguales en esencia’ [dijo el teólogo protestante Karl Barth]”.
    El profesor E. Washburn Hopkins, de la Universidad Yale, afirmó: “Parece que ni Jesús ni Pablo conocían la doctrina de la Trinidad; […] no dicen nada en cuanto a ella” (Origin and Evolution of Religion).
    El historiador Arthur Weigall señala: “Jesucristo nunca mencionó semejante fenómeno, y en ninguna parte del Nuevo Testamento aparece la palabra ‘Trinidad’. Solo trescientos años después de la muerte de nuestro Señor adoptó la Iglesia esa idea” (The Paganism in Our Christianity).
    Como se ve, ni en los 39 libros de las Escrituras Hebreas ni en los 27 libros inspirados que componen el canon de las Escrituras Griegas Cristianas se ve que se enseñe claramente la Trinidad.
    ¿La enseñaron los cristianos primitivos?
    ¿ENSEÑARON la Trinidad los cristianos primitivos? Note los siguientes comentarios de historiadores y teólogos:
    “El cristianismo primitivo no tenía una doctrina trinitaria explícita como la que se elaboró después en los credos” (The New International Dictionary of New Testament Theology).
    “Sin embargo, al principio los cristianos primitivos no pensaron en aplicar aquella idea [de la Trinidad] a su propia fe. Tributaban sus devociones a Dios el Padre y a Jesucristo, el Hijo de Dios, y reconocían el […] Espíritu Santo; pero no había ninguna idea de que estos tres fueran una verdadera Trinidad, coiguales y unidos en Uno” (The Paganism in Our Christianity).
    “Al principio la fe cristiana no era trinitaria […] Tampoco lo fue en las épocas apostólica y subapostólica, como se refleja en el N[uevo] T[estamento] y en otros escritos cristianos primitivos” (Encyclopædia of Religion and Ethics).
    “La fórmula ‘un solo Dios en tres Personas’ no quedó firmemente establecida, y ciertamente no se asimiló por completo en la vida cristiana ni en su confesión de fe, antes del fin del siglo IV. […] Entre los Padres Apostólicos no había existido nada que siquiera remotamente se acercara a tal mentalidad o perspectiva” (New Catholic Encyclopedia). Si lo desea, puedo contestar sus otras acusaciones o profundizar más en esta, pero en otro post para no hacer demasiado largo este. Saludos de un testigo de Jehová

  3. Fernando says:

    Alianjesus le agradezco muchísimo que haya posteado mi mensaje.Eso habla muy bien de usted. Pero permitame mencionarle que seguramente la visión que Ud. tiene de los testigos de Jehová está moldeada por el lente distorsionador de aquellos que se hacen apóstatas (consideramos apóstatas no simplemente a quienes dejan nuestra religión, sino que van más allá, nos atacan a través de distintos medios, por ejemplo, internet), cuyo testimonio no es confiable ni mucho menos. La animosidad de estas personas y su necesidad de justificar sus decisiones contradictorias hacen que su visión de su anterior religión (sea cual sea) esté notablemente distorsionada, por lo que sus testimonios tienen una credibilidad muy dudosa. Yo hago la siguiente pregunta ¿cree usted, por ejemplo, que el testimonio de un apóstata evangelista, sea 100% confiable? Usted como persona razonable no le daría crédito. Quizás personas que están fuera de su religión sí lo harían, porque no la conocen bien por dentro, como usted quisiera, y quizás ya tengan preconceptos sobre el movimiento evangélico que quieren reforzar con dichos testimonios. Le doy un ejemplo respecto a nuestra religión. sobre nuestros familiares no testigos los amamos tanto como aquellos que sí lo son. Siguen siendo nuestros padres, hermanos, tíos, etc. queridos. Sentimos la misma responsabilidad para con nuestros padres envejecidos no testigos (mis padres superan los 90 años y no son testigos) como con aquellos que sí lo son y voy en su auxilio todas las veces que sean necesarias, como también lo hacen muy bien mis hnos. que no son testigos. Respecto a otro punto que mencionó, (el menos agradable y el más doloroso) me refiero a la expulsión, permitame decirle que es una medida basada en la Biblia. El apóstol tratando un caso craso de fornicación en la congregación cristiana de Corinto, dijo sin vueltas “remuevan al hombre inicuo de entre ustedes” 1Cor. 5:13. Voy a decirle algo que quizás le sorprenda, la expulsión es una muestra de amor. ¿Cómo puede alguien decir que la expulsión es una muestra de amor si causa tanto dolor? ¿Por qué dice la Biblia que hay que tomar una decisión tan extrema? ¿Qué factores llevan a que alguien sea expulsado de la congregación? Hay dos factores que deben darse para que un testigo de Jehová sea expulsado. Primero, que cometa un pecado grave, y segundo, que no se arrepienta. Aunque Jehová no espera que sus siervos sean perfectos, sí desea que cumplan sus elevadas normas de conducta. Por ejemplo, prohíbe cosas como la inmoralidad sexual, la idolatría, el robo, la extorsión, el asesinato y el espiritismo (1 Cor. 6:9, 10; Rev. 21:8). Sin duda, usted concuerda en que las normas de Dios son razonables y nos protegen. ¿Y quién no desea vivir rodeado de personas pacíficas, decentes y confiables? Pues ese es el ambiente que existe en el pueblo de Dios. La tranquilidad que sentimos cuando estamos entre los hermanos se debe a que en el momento de nuestra dedicación a Dios todos prometimos respetar sus normas. Ahora bien, ¿qué ocurre si por debilidad un cristiano comete un pecado grave? En el pasado hubo siervos de Dios a los que les sucedió eso, y él no los rechazó automáticamente. David fue uno de ellos. Aunque cometió adulterio y asesinato, el profeta Natán le informó: “Jehová […] deja pasar tu pecado” (2 Sam. 12:13). ¿Por qué lo perdonó Jehová? Porque David estaba arrepentido de corazón (Sal. 32:1-5). De manera similar, si hoy día un cristiano que ha cometido un pecado grave se arrepiente y deja su mala conducta, no se le expulsa de la congregación (Hech. 3:19; 26:20). Otro punto que quizás le sorprenda, la expulsión del impenitente tiene sus beneficios. Contribuye a que la gente tenga una buena opinión de Jehová. Puesto que somos testigos de Jehová, nuestra conducta influye en la opinión que la gente tiene sobre él (Is. 43:10). Al igual que el comportamiento de un hijo habla bien o mal de sus padres, nuestra forma de actuar hace que las personas tengan una idea positiva o negativa de Jehová. Por lo tanto, si cometiéramos algún acto inmoral, mancharíamos el santo nombre de Dios. Por eso el apóstol Pedro aconsejó: “Dejen de amoldarse según los deseos que tuvieron en otro tiempo en su ignorancia, y más bien, de acuerdo con el Santo que los llamó, háganse ustedes mismos santos también en toda su conducta, porque está escrito: ‘Tienen que ser santos, porque yo soy santo”. Otra manera es que protege a los hermanos de la congregación. El apóstol Pablo dijo a los cristianos de Corinto que era peligroso dejar en la congregación a pecadores que no se arrepintieran. Explicó que, tal como “un poco de levadura hace fermentar toda la masa”, el pecador puede influir para mal en quienes están a su alrededor. A continuación les dio esta instrucción: “Remuevan al hombre inicuo de entre ustedes” (1 Cor. 5:6, 11-13). Por lo visto, el pecador del que habló Pablo estaba cometiendo inmoralidad sexual, y lo hacía abiertamente. Como resultado, otros miembros de la congregación habían comenzado a justificar lo que hacía (1 Cor. 5:1, 2). Si se hubiera tolerado esa conducta, la congregación tal vez se habría dejado llevar por las costumbres inmorales tan comunes en la ciudad de Corinto. De la misma manera, si hoy se permite que un cristiano cometa pecados graves, puede que los demás comiencen a dar menos importancia a las normas de Dios, lo cual sería calamitoso para ellos porque Dios no acepta a personas que se toman a la ligera sus normas. Otro punto es que puede beneficiar al propio pecador ¿cómo? Puede hacer que el pecador cambie su mala actitud y se dé cuenta que su mal proceder ha dañado su relación con Dios. Eso fue lo que precisamente pasó con el hombre pecador que le mencioné en la primera carta a los corintios. En la segunda carta, todo parece indicar que ese hombre se arrepintió y por eso fue reestablecido como miembro aprobado de la congregación. En cuanto al trato que se le da al expulsado no es como a animales. El apostol Pablo cuando trató el tema de esa expulsión mencionó que los miembros de la congregación ni debían comer con tal hombre, o sea, no debían tener trato con él. Pero eso es seguir una exhortación bíblica, no un invento nuestro. De esa manera la congregación muestra su lealtad a Jehová y a sus normas haciéndole ver que su conducta fue muy grave y que él mismo al no arrepentirse decidió ya no formar del pueblo de Dios. Eso, repito, puede hacer recapacitar a la persona y hacer que dé los pasos para volver a formar parte de la congregación. Si el expulsado es familiar, sigue siendo parte de la familia, no se le expulsa de la casa ni mucho menos,Si es un hijo, por ej., ya no se tiene tratos en términos espirituales con con él, pero sigue queriéndosele como lo que es, un hijo. En mi congregación existe un caso como éste que acabo de mencionar. Mis saludos y respetos a ud. y a sus correligionarios.

    • alianjesus says:

      Gracias por comentar, si te soy bien sincero no me gustan los comentarios largos porque tengo mucho trabajo, pero en verdad agradezco mucho la gentileza de visitar mi blog y de dejar tu comentario 🙂

      Ya leíste el libro “Pastoreen el rebaño de Dios”? es un libro al cual solo puedan acceder tus ancianos, puedes pedirlo en este blog: El libro secreto de los pastores Testigos de Jehová

      ¿Qué me dices del testimonio de Raymond Franz fue sobrino de uno de los presidentes de la Watchtower, él estuvo muchoosssssssss años dentro de la secta ocupando cargos importantes dentro del Cuerpo Gobernante 🙂 y cuenta su testimomio en su libro “Crisis de conciencia”.

      Puedes descargar el libro “Crisis de Conciencia” de Raymond Franz totalmente gratis en este enlace

      Lectura recomendada “Proceso a la “Biblia” de los Testigos de Jehová” , es un libro muy útil y difícil de conseguir, y lo pueden descargar gratis AQUÍ.

      Gracia y paz.

  4. Fernando says:

    Gracias por tus sugerencias. Pero con esa clase de personas no quiero tener nada que ver.Pro. 11:9 dice: “Por su boca el que es apóstata arruina a su semejante.” Jud. 8, 11: “Estos hombres” hablarían “injuriosamente de los gloriosos”,” han perecido en el habla rebelde de Coré!” ¿Pero usarían argumentos irrebatibles contra los verdaderos cristianos? ¿Qué métodos emplean los apóstatas para lograr su objetivo? Con frecuencia recurren a tergiversaciones, medias verdades y mentiras descaradas usadas con astucia. Jesús sabía que sus discípulos verdaderos serían blanco de individuos (entre ellos principalmente los apóstatas) que levantarían “toda clase de calumnias” contra ellos (Mateo 5:11) Esos opositores malévolos dirían falsedades malintencionadas. Pedro dijo que los apóstatas usarían “palabras fingidas” y ‘torcerían las Escrituras’ para alcanzar sus fines (2 Pedro 2:3, 13; 3:16). Y, por desgracia, así consiguen “[subvertir] la fe de algunos” (2 Timoteo 2:18). En cuanto a la Traducción del Nuevo Mundo el conocido traductor y erudito bíblico Edgar J. Goodspeed escribió lo siguiente sobre la Traducción del Nuevo Mundo de las Escrituras Griegas Cristianas: “ me agrada mucho su traducción ágil, clara y vigorosa. Hay en ella un amplio despliegue de conocimientos profundos y sólidos, y puedo dar fe de ello”. Benjamin Kedar, profesor y hebraísta de Israel, dijo lo siguiente: frecuentemente acudo a la edición en inglés de la llamada Traducción del Nuevo Mundo. Cada vez que lo hago, veo confirmado que esta obra refleja un esfuerzo sincero por entender el texto con la mayor exactitud posible”. Jason David BeDuhn, profesor de Estudios Religiosos, examinó nueve traducciones bíblicas muy conocidas en inglés y escribió: “La Traducción del Nuevo Mundo ha resultado ser la más exacta de las versiones analizadas”. Y aunque el público en general y muchos biblistas achacan las diferencias de esta traducción a las convicciones religiosas de sus traductores, el señor BeDuhn aclaró: “La mayoría de las diferencias se deben a su mayor exactitud, siendo esta una traducción conservadora y literal de las expresiones originales de los escritores del Nuevo Testamento” (Truth in Translation, páginas 163 y 165). Sólo cito estos comentarios para respetar tu pedido de no ser demasiado extenso, pero hay muchos más en nuestra página oficial de internet. Gracias sinceras por nuevamente permitirme expresarme en tu Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *