Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

Avergonzados del evangelio: John MacArthur (Parte VIII)

Compilado por: Soldado de Jesucristo.

Notas extraídas del libro:

– Ninguna iglesia puede mantenerse saludable por largo tiempo si el púlpito no tiene fuerza adecuada y ningún púlpito es fuerte en verdad si la Biblia no es la base de predicación. 

– Las familias fuertes son la columna vertebral de la iglesia, entre otras cosas porque producen individuos fuertes, tendremos que pagar un precio elevado si no hacemos de la familia una prioridad. 

– La predicación bíblica no puede ajustarse a la satisfacción de las necesidades percibidas, la solución de problemas psicológicos, el esparcimiento de los oyentes, la meta de hacer sentir bien a las personas consigo mismas o cualquier otra de las modas pasajeras y superficiales que han maniobrado a los púlpitos en esta era orientada al entretenimiento. La predicación bíblica debe proclamar la verdad de Dios y demandar que sea oída y acatada. Queda espacio suficiente para la innovación y la creatividad dentro de esos parámetros, pero el mensaje mismo no puede ser alterado o simplificado en modo alguno sin degradar la responsabilidad de la iglesia. La verdad proclamada con poder y autoridad a partir de las Escrituras es la condición esencial  y la característica imprescindible de la iglesia. Cualquier otra clase de predicación no es digna de la iglesia que Cristo está edificando.

– Aunque hemos sido llamados a estar en el mundo  sin ser del mundo, muchos cristianos  han invertido la fórmula, de tal modo que llegan a ser del mundo sin tener que estar en el mundo. Lo han hecho al permitir que la TV por cable, las películas, la radio, el Internet y otras formas de comunicación inyecten valores mundanos en su pensamiento, al mismo tiempo que se aíslan de cualquier vinculación personal con la gente del mundo que necesita más del evangelio.

– Las iglesias en el movimiento de darle el gusto al consumidor han decidido que la doctrina crea divisiones y que la paz es más importante que la sana doctrina.  

– En el nuevo modelo de teología, el atributo principal de Dios es la benevolencia, ya que rebasa y prevalece sobre su santidad, justicia y soberanía… El nuevo modelo de iglesia es llamado no a confrontar al mundo, sino “dar a conocer el amor de Dios” y decir a todos “tus pecados te son perdonados”, como lo hizo Jesús y ofrecer los recursos del Espíritu a todos los que quieran aprender cómo amar y disfrutar su relación con Dios y con su prójimo.

– Las técnicas de mercadeo no ofrecen más que la promesa de popularidad y aprobación del mundo. De seguro no ofrecen salvaguardias contra los peligros del declive espiritual. 

– Nosotros los evangélicos tenemos la necesidad imperante y angustiosa  de recuperar nuestra determinación a permanecer bíblicos, nuestra negativa a obedecer los dictados del mundo, nuestra disposición a defender lo que creemos, y nuestra valentía para combatir la doctrina falsa. A no ser que nos despertemos del sueño colectivo para ver los peligros actuales que amenazan nuestra fe, el adversario nos atacará desde adentro, y no seremos capaces de resistir y vencer. La historia se repetirá y el mismo desastre que arrasó a la iglesia cien años atrás también herirá de muerte a nuestra generación.

– Ciertos ministros están haciendo apóstatas en lugar de nuevos discípulos. Los ateos declarados no son tan peligrosos como aquellos predicadores que esparcen dudas y apuñalan la fe.

Próximamente estaré publicando más notas que extraje de este libro, así que estén pendientes. Ya puedes leer la Primera Parte, Segunda Parte, Tercera Parte, Cuarta Parte, Quinta Parte, Sexta Parte y Séptima Parte de estas notas. Si te ha sido de bendición esta publicación te invito a compartirla con tus redes sociales.

*John MacArthur es el presidente de The Master’s Seminary y pastor de la iglesia Grace Community Church. Sus predicaciones en el programa de radio Gracia A Vosotros son escuchados alrededor del mundo. Él y su esposa Patricia tienen cuatro hijos y quince nietos.


También le puede interesar:

– Una introducción al Señorío de Cristo en La Salvación | John MacArthur

Frases selectas de John MacArthur

– Lo que Satanás quiere de usted | John MacArthur

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *