Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

19 frases selectas del Pastor John MacArthur

Por: John MacArthur

– A Dios nunca se le agota la compasión. Cada día es un nuevo día con Él. ¡Qué maravilloso es pensar en eso al comenzar el día¡ Es un nuevo día y toda la misericordia y compasión de Dios está a nuestra disposición para ese día.

– Ni ángeles ni demonios (“principados y potestades”) tienen el poder de separarnos del amor de Dios. No tenemos que vivir temiéndoles. Rom 8:38-39

– No hay nada creado que pueda separarlo de Su amor y todo en el universo salvo Dios es una cosa creada. No hay absolutamente nada que pueda separarlo del amor de Dios. Eso lo incluye a usted, ya que es un ser creado. Rom 8:38-39

– Dios lo amó con amor eterno y usted está escondido con Cristo en el amor de Dios. Un futuro glorioso le espera, no porque usted lo merece, sino porque Dios es fiel a su eterno amor.

– Cada momento difícil de nuestra vida, cada enfermedad, afrenta, necesidad, persecución, angustia, es una oportunidad para que Dios manifieste su gracia suficiente. Cada momento de debilidad es una oportunidad para que Cristo muestre su poder.

– El sufrimiento es una oportunidad para que Dios muestre su gracia y su poder, acepte su debilidad.

– El corazón de la Biblia radica  en el ofrecimiento gratuito de salvación por parte de Dios, que viene a nosotros no sobre la base de nuestra dignidad, sino de su amor y su misericordia.

– Cuando usted se entrega a Cristo, es hecho una nueva criatura (2 Co 5:7). Se le da una nueva naturaleza, una nueva disposición con nuevos anhelos y deseos. Usted desea hacer lo que es recto y ya no está bajo el constante dominio del pecado.

– Jesús no buscó a personas que creyeran intelectualmente que ÉL era el Hijo de Dios y entonces siguieran su propio camino. Buscó personas que creyeran en Él; le confiaran plenamente su vida y se sometieran a su autoridad.

– Vivimos en una época en que el evangelio se ha convertido en algo tan fácil que temo que haya dejado de ser evangelio.

– Rara vez oímos una declaración firme de que para aceptar a Cristo hay que negarse a sí mismo y renunciar a cualquier reclamo de la propia vida.

– La mayoría de las presentaciones del evangelio hoy son acerca de la realización de uno mismo en vez de sobre la negación de uno mismo.

– Cuando usted se entrega a Cristo, lo hace porque se niega a relacionarse con su antiguo yo. Se aborrece a sí mismo y renuncia voluntariamente a esa vida vacía.

– Los cristianos ya no son “del mundo” (Jn 15:19). Si amamos a ese viejo mundo malvado “el amor del Padre” no está en nosotros.

– Si desea llevar una vida que esté en el centro de la voluntad de Dios, una vida que sea aceptable para Él, entonces tiene que permitir que su mente se renueve continuamente por el poder transformador de la verdad bíblica.

– Nuestra meta es ayudar a más y más personas a disfrutar de Dios y glorificarlo por siempre, participar de la obra de Dios para sí un pueblo de cada nación, tribu y lengua, que lo adorará en el cielo.

– Tenemos que recobrar nuestro sentido del cielo como nuestro verdadero hogar. Debemos recordar, en tiempos buenos y malos, que este mundo no es todo lo que hay.

– Nuestro verdadero tesoro está en el cielo, no en este mundo, que está pasando. La recompensa que nos aguarda en el cielo es vida eterna, vida sin corrupción, vida sin contaminación, una gloria que nunca se desvanecerá.

– Si usted vive esperando la venida de Cristo, eso cambia la forma en que vive.

Todas las frases fueron extraídas de la lectura personal realizada por el administrador del blog “Soldado de Jesucristo” del libro de John MacArthur “El corazón de la Biblia” Editorial Portavoz 2006.


También le puede interesar:

¿Prohíbe la Biblia la Incineración? | John MacArthur

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *