Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

“Intenso” | A. W. Tozer. (Parte 7).

Compilado por: Soldado de Jesucristo.
Notas personales del Libro:

– Los músicos pueden pertenecer a un ministerio de música con el pretexto de servir al Señor mientras que al mismo tiempo se promueven a sí mismos. Hay una delgada línea entre la promoción del yo y la exaltación de Cristo.

– Queremos que Dios tenga la gloria, pero al mismo tiempo nos gustaría que se nos pague una pequeña comisión por todo el trabajo que hacemos. Después de todo, Dios “nos usa para su gloria” y nosotros tenemos que ganarnos la vida.

 

– No encuentro a muchas personas que hablen de la cruz en estos días. Pero los pocos que realmente mencionan la cruz parecen vivir solo a la sombra de esa enseñanza. Nunca se rinden completamente a la cruz como un instrumento para la muerte del yo. Deseamos morir en la cruz, pero en el último minuto siempre parece que encontramos un modo de rescatarnos.

 

– No hay nada más fácil que hablar de morir en la cruz y de rendirnos a nosotros mismos, pero no hay nada más difícil que hacerlo en verdad. Decirlo es fácil, pero hacerlo es lo que realmente importa.

 

– Algunos cristianos han pintado la cruz con amplias pinceladas románticas. La vida totalmente rendida es vista como glamorosa y popular, pero raras veces es real. Podemos convencernos nosotros mismos de llegar hasta la cruz, pero en el último minuto siempre parecemos encontrar una razón para retroceder.

 

– Sería difícil encontrar un cristiano que no estuviera interesado en ser lleno del Espíritu Santo. Desde luego, una variedad de definiciones de esta doctrina han estado dando vueltas alo largo de los años y han nublado la clara enseñanza de La Palabra de Dios. Dejando esto de lado por el momento, cada cristiano desea realmente estar lleno del Espíritu Santo. Incluso hay algunos cristianos que le piden a Dios que los llene del Espíritu Santo. El único problema es que, cuando Dios comienza a moverse, ellos rechazan ese movimiento.

 

– El Espíritu Santo nunca llenará a un hombreo a una mujer que se niegue a rendirse y a entregarle a Él todo el control. Si se guarda un compartimiento de su vida y no se lo entrega al Espíritu Santo, esto le da tantod olor que Él ya no puede ir más lejos.

 

– Quiero enfatizar que la obra del Espíritu Santo a veces puede ser áspera y rutinaria. Antes de que un campo pueda ser cultivado, tiene que ser arado, y arares un trabajo duro y profundo. Asimismo hay cosas en mi vida que tienen que ser desarraigadas, y eso es exactamente lo que el Espíritu Santo quiere hacer.

 

– Nosotros, por otra parte, queremos dedicar nuestra vida al Espíritu Santo, pero al mismo tiempo queremos controlar lo que el Espíritu Santo hace en ella. Queremos sentarnos en la sala de control. Queremos discutir las órdenes y los “así dice el Señor”.

 

He llegado a la conclusión de que el Espíritu Santo trabaja solo en mi corazón y de que no necesita ningún tipo de ayuda de mi parte que no sea solo rendirme completamente a Él.

 

– La noche oscura del alma separa a los que sinceramente están interesados en seguir a Cristo de los que solamente tienen curiosidad por las “cosas profundas de Dios”.

 

– Queremos que Dios haga su obra en nuestras vidas, pero queremos que las luces queden encendidas. Queremos que Dios haga en nuestros corazones y en nuestra vida lo que le traerá honra y gloria, pero queremos conocer y entender cada paso que Él dé en nuestra vida.

 

– Queremos que Dios haga, pero queremos que haga lo que Él hace dentro de la amplitud de nuestra comprensión .La noche oscura del alma, sin embargo, es la obra del Espíritu Santo que excede la capacidad para entender de cualquier hombre o mujer. Cuando atravesamos la noche oscura del alma, no sabemos lo que realmente nos ha pasado, pero sí sabemos quién ha hecho que sucediera.

 

– Estamos absolutamente dispuestos a ser tan religiosos como sea posible mientras podamos promovernos. Puede parecer extraño, tal vez hasta casi cómico, pero este es uno de los elementos más mortales que operan en la Iglesia hoy. Eso es lo que está privando a esta generación de cristianos con necesidades espirituales de avanzar en el Reino de Dios. Quizás el ejemplo más extraño de esta ingenuidad en el cristianismo de hoy se ve en el aspecto religioso del entretenimiento y de las personalidades, que promueven al hombre a expensas de Dios.

 

– La única cura para nuestra mundanidad es la cruz.


A. W. Tozer fue pastor, escritor y editor autodidacta, y sus poderosos mensajes siguen conmoviendo los corazones y despertando las almas de los creyentes de hoy en día. Fue autor de más de 40 libros, entre ellos Diseñador para adorar, Fe auténtica, Fe más allá de la razón y la verdadera vida cristiana.

En las próximas semanas estaré publicando las demás partes de las notas que tomé de este libro. Ya puedes leer la Primera Parte, la Segunda Parte, Tercera Parte, Cuarta ParteQuinta Parte y la Sexta Parte.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

2 Responses to “Intenso” | A. W. Tozer. (Parte 7).

  1. Felipe says:

    Gracias por enviar estas frases que son de reflexion y amonestacion,para nuestras vidas!

  2. Henoch Huenupil says:

    Si amen, venga tu Reino , tu Gobierno a todo mi ser, Padre pongo mi oreja como un esclavo a tu voluntad. Gracias padre por tu palabra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *