Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

AUTO – EXAMEN: ¿TE ESTÁS ARREPINTIENDO? | Paul D. Washer

Por: Paul Washer

Has aprendido que tienes que arrepentirte para ser salvo. Sin embargo, la pregunta que todavía has de contestar es: ¿Te has arrepentido tú? ¿Te estás arrepintiendo? Las siguientes preguntas exploratorias te ayudarán a determinar si el arrepentimiento genuino es una realidad en tu vida:

  1. ¿Ahora piensas de una manera diferente acerca de Dios? ¿Ves que Dios es supremo sobre todo y digno de toda tu devoción? ¿Reconoces SU infinito valor? ¿Estás de acuerdo con que Él debe ser el centro de todo, y no tú? ¿Lamentas tu descuido de Dios? ¿Deseas buscarlo y conocerlo?

 

  1. ¿Ahora piensas de una manera diferentes acerca del pecado? ¿Ves que el pecado es vil y una ofensa terrible ante Dios? ¿Tienes una sensación de pena, vergüenza, aún auto – desprecio por tu pecado? ¿Anhelas estar libre de la condenación y esclavitud del pecado? ¿Estás dispuesto, aún decidido a confesar tu pecado y buscar la misericordia de Dios?

 ¿Ahora piensas de una manera diferente acerca del camino de la salvación? ¿Estás completamente de acuerdo con que no puedes volver a Dios por medio de tus propios méritos, sino solo por la persona y obra de Cristo? ¿Reconoces que tus mejores obras de justicia son como trapos de inmundicia ante Dios? ¿Ha rechazado toda esperanza en tu propia justicia?

 

Si pudiste afirmar estas preguntas, si estas características son realidades crecientes en tu vida, es una indicación que Dios ha obrado en tu corazón y te ha concedido arrepentimiento que conduce a la salvación (2 Timoteo 2:25).

 

Si no pudiste afirmar estas preguntas, pero deseas la salvación, no desmayes. Debes reconsiderar las escrituras que hemos estudiado y examinar tu vida a la luz de ellas.

 

Debes continuar clamando a Dios en oración y buscándole en Su palabra hasta que Él cambie tu corazón. Recuerda, tú tienes las promesas inmutables e irrevocables que todos los que buscan a Dios, lo hallan.

(Jeremías 29:12 – 13 RV 1960) “Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo os oiré; y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón”.

(Mateo 7:7 – 8 RV 1960) “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá”.

(Juan 6:37 RV 1960) “Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera”.

 

Fragmento tomado de la lectura personal del administrador del Blog del folleto titulado “Una Breve explicación del Evangelio de Jesucristo y su aplicación al hombre” de Pablo Washer. El folleto puedes descargarlo totalmente gratis haciendo CLICK AQUÍ.

Para más información pueden visitar Heartcry Missionary Society .


Le puede interesar:

14 Cosas que debes de saber acerca de Paul Washer

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *