Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

Aférrate a solo a Cristo | J. C. Ryle

 

Por: J. C. Ryle

Lector, fíjate en lo que digo. Puedes conocer mucho la Biblia. Puedes quizá bosquejar sus historias, decir fechas de acontecimientos. Puedes repetir los nombres de hombres y mujeres que se mencionan en ella, como conoces a César, a Alejandro Magno o Napoleón. Puedes incluso saber y admirar los preceptos de la Biblia, como se admira a Platón, Aristóteles y Séneca. Pero, si no tienes tu fundamento en el Cristo crucificado que es la base de todo el volumen, has leído la Biblia con poco provecho. Tu religión es un cielo sin sol, un arco sin piedra clave, una brújula sin manecilla, un reloj sin pasaportes ni pesos, una lámpara sin aceite. No sacarás consuelo de ella. No librará tu alma de la condenación de Dios.

Fíjate, lector. Puedes conocer mucho sobre Cristo, con conocimiento intelectual. Puedes saber quién era, cuándo nació y lo que hizo. Puedes conocer sus milagros, sus dichos, sus profecías y sus ordenanzas. Puedes saber cómo vivió y murió. Pero, si no conoces el poder de la Cruz de Cristo por experiencia, a menos que conozcas y sientas dentro que la sangre derramada en la cruz te ha lavado de tus propios pecados, a menos que confieses que tu salvación depende enteramente de la obra que Cristo hizo en la Cruz, Cristo no te va a servir de mucho. El mero conocer el nombre de Cristo no salva. Tienes que conocer su Cruz y su sangre, pues de lo contrario morirás en tus pecados.

 

Tomado del folleto “La Cruz de Cristo” de J. C. Ryle, puedes descargar gratis el folleto en este enlace


También puede interesarle:

Solo Cristo y nada más | J.C. Ryle

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *