Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

¿Por qué retratamos a Satanás de manera tan cómica? – R. C. Sproul

Por R.C. Sproul

¿Por qué retratamos a Satanás de manera tan cómica, como un hombre de traje rojo y tridente, cuando en realidad es el enemigo de nuestras almas?

 Aun una lectura superficial de las Escrituras indica que semejante visión de Satanás es ajena a la Biblia. La Biblia no presenta en absoluto a Satanás vistiendo un traje cómico, sino que lo describe como alguien que se disfraza de ángel de luz. No hay nada de tonto ni frívolo en cuanto a él. Bajo el disfraz de la bondad, el simula lo bueno y puede seducir a las personas no solo mediante su astucia sino también con su aparente belleza.

Creo que la última forma en que deberíamos esperar que Satanás apareciera sería en ropa interior de lana roja áspera y con las pezuñas hendidas, cuernos, cola y tridente. ¿De dónde vino esa descripción, y por qué tenemos la imagen de un Satanás de apariencia tan tonta?

En la Edad Media, el pueblo de Dios estaba muy preocupado por la influencia de Satanás en sus vidas. Trataban de proteger sus almas del archienemigo, que procuraba destruirlas. La iglesia desarrollo con detalle ritos y rituales de exorcismo y protección contra los malos espíritus. lnvocaban a ciertos ángeles, como a San Miguel, para que los protegiera de los ataques de Satanás.

También surgió la idea de que el punto de vulnerabilidad más grande de Satanás, el punto que lo hizo caer del cielo en el principio, fue su orgullo.

La Biblia da diferentes imágenes de Satanás. Dice que anda como un león rugiente buscando a quien devorar. Jesús le dijo a Simón Pedro: “Satanás ha pedido zarandear a cada uno de ustedes como si fueran trigo.” Tenemos esta imagen del poder abrumador de Satanás. Sin embargo, la otra imagen que las Escrituras nos muestra dice: “Resistan al diablo, y el huirá de ustedes.” Así que, en mi mente, tengo la imagen de este león rugiente que lanza su feroz gruñido, pero cuando es resistido por nosotros corre calle abajo con el raba entre las piernas.

La iglesia pensaba que la mejor forma de librarse de los ataques de Satanás era burlándose de él, insultando su orgullo. Para conseguir eso, aparecieron esas absurdas caricaturas. Lo que sucedió fue que la generación siguiente vía las caricaturas y aquellas grotescas sátiras y pensó que nuestros padres realmente creían que el diablo era así. Por supuesto que no lo creían, sabían muy bien que no era así, pero hemos recibido la tradición sin la explicación.

Tomado del Libro “Buena pregunta” de R. C. Sproul p. 96

*Dr. R. C. Sproul, teólogo, pastor y maestro, es presidente de la junta de Ministerios Ligonier. Graduado de Westminster College, Pittsburgh Theological Seminary y Free University of Amsterdam, el Dr. Sproul es actualmente profesor de teología sistemática en Reformed Theological Seminary y director emérito de Prison Fellowship, Inc. Sus muchos libros incluyen Complaciendo a Dios; La Santidad de Dios; Escogidos por Dios; El Misterio del Espíritu Santo; El Alma en Busca de Dios; Verdades Esenciales de la Fe Cristiana; La Gloria de Cristo; y Si Hay un Dios, ¿Por Qué Hay Ateos?


También le puede interesar:

¿Hay categorías en el cielo? | R. C. Sproul

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *