Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

Que Cristo sea glorificado en mí. | Martyn Lloyd Jones

Por: Martyn Lloyd Jones

No sé de ninguna manera mejor para empezar el día que decirme a mí mismo cada mañana: “Soy una de las personas del mundo en quienes Cristo será glorificado hoy. No estoy aquí por mí, o por algo que yo quiera hacer; lo principal para mí en este día es que Cristo sea glorificado en mí.

Comienza tu día diciéndote eso a ti mismo, y cuando ores a Dios, recuérdate a ti mismo lo que eres y lo que Él espera de ti. Recuérdatelo a ti mismo varias veces a lo largo del día, recuérdalo de vez en cuando, dedica unos momentos a decirte a ti mismo: “Soy aquel a través del cual Cristo es glorificado y alabado”.

Y luego, que lo último que hagas antes de acostarte por la noche sea hacerte esta pregunta a ti mismo: ¿Ha sido Cristo glorificado hoy en mi vida? ¿He manifestado el fruto del Espíritu? ¿He mostrado amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, mansedumbre, fe y templanza? ¿O he perdido los nervios, he estado irritable y he ofendido a los demás? ¿He sido una fuente de problemas o me ha acompañado la paz de Cristo y de Dios? ¿He hecho que los demás elévenlos ojos hacia Él y anhelen conocerle y ser como Él por causa de lo que he sido hoy?

Fragmentos tomados del libro “Vida en el Espíritu” pág. 267  – 268


También le puede interesar:

ERRORES COMUNES RESPECTO A LA ORACIÓN | Martyn Lloyd Jones

 

¿Te resultó interesante? Compártelo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *