Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

Cómo mantener la santidad | William Gurnall

Por: William Gurnall

Asegúrese de tener un amigo cristiano en quien pueda confiar por encima de los demás para que sea su fiel monitor. Oh, ese hombre que tiene esa gran ayuda para mantener el poder de la piedad, que tiene un amigo de corazón abierto ¡que se atreve a decirle lo que hay dentro de él!

Un transeúnte a veces ve más, humanamente, que el actor por sí mismo. A veces el amor propio nos une a nuestra propia causa, de tal manera que no nos vemos  tan mal como somos; y a veces sospechamos en exceso de lo peor de nosotros, lo cual nos refleja peor de lo que somos.

Ahora que no puede privarse de tan grande ayuda de su amigo, asegúrese de tener su corazón preparado con mansedumbre para recibir, sí, acoger con agradecimiento una reprensión de sus labios. Los que no pueden soportar el trato directo son los que más se lastiman a sí mismos, porque de esta manera rara vez escuchan la verdad.

William Gurnall, The Christian in Complete Armour (Carlisle; PA: The Banner of Truth, 1967) 1; p. 453


Satanás tienta con pecados secretos | Wiliam Gurnall

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *