Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

¿Cómo es posible distinguir a los falsos profetas de los profetas verdaderos? | Norman Geisler.

Por: Norman Geisler.

TERGIVERSACIÓN

La Biblia contiene muchas profecías nos que nos instan a creer porque vienen de Dios. No obstante, la Biblia también reconoce la existencia de falsos profetas (Mt 7.15). En efecto, muchos religiones y sectas – incluyendo los testigos de Jehová y los mormones – afirman tener profetas.

Por consiguiente, la Biblia exhorta a los creyentes a “probar” a aquellos que afirman ser profetas (1 Jn 4.1s). ¿En qué se distinguen un falso profeta y un verdadero profeta de Dios, según Deuteronomio 18:10-22?

CORRECCIÓN DE LA TERGIVERSACIÓN:

Hay muchas pruebas para detectar a un falso profeta. Se enumeran varias en este mismo pasaje. En forma de preguntas, estas pruebas son:

1. ¿Alguna vez dan falsas profecías? ¿Se cumplen al cien por ciento sus predicciones de sucesos futuros? (Dt 18: 21-22)

2. ¿Se comunican con los espíritus de los muertos? (Dt 18: 11)

3. ¿Usan medios de adivinación? (Dt 18: 11)

4. ¿Participan con médiums o brujas? (Dt 18: 11)

5. ¿Siguen a falsos dioses o ídolos? (Éx 20.3-4; Dt 13. 1-3)

6. ¿Niegan la deidad de Jesucristo? (Col 2.8-9)

7. ¿Niegan la humanidad de Jesucristo? (1 Jn 4.1-2)

8. ¿Quitan sus profecías el enfoque a Jesucristo? (Apo 19.10)

9. ¿Recomiendan abstenerse de ciertas comidas y carnes por motivos espirituales? (1 Ti 4.3-4)

10. ¿Critican o niegan la necesidad del matrimonio? (1 Ti 4.3)

11. ¿Promueven la inmoralidad? (Jud 4.7)

12. ¿Fomentan la abnegación legalista? (Col 2.16-23)

Una respuesta positiva a cualquiera de las preguntas anteriores es un indicio de que el profeta no habla de parte de Dios. Dios no dice ni fomenta nada que sea contrario a su carácter y sus mandamientos tales como están registrados en las Escrituras. Y definitivamente el Dios de verdad no da falsas profecías (Dt 18. 21-23)

Tomado de “Respuestas a las sectas” de Norman Geisler p. 50 -51

Sobre el autor: El Dr. Norman Geisler es autor o coautor de unos cincuenta libros y centenares de artículos. Él ha enseñado en la universidad y a nivel de graduados por cuarenta y tres años. Ha dado conferencias y presentado debates en cincuenta estados y en veinticinco países de todos los continentes. Él tiene un doctorado en filosofía de la Universidad de Loyola y ahora sirve como Presidente del Southern Evangelical Seminary (Seminario Evangélico del Sur). Su esposa, Barbara Jean es graduada del Fort Wayne Bible College. Ellos tienen seis niños y diez nietos.


También le puede interesar:

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *