Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

“La Raíz de los Justos” A. W. Tozer (Parte IV)

Notas personales extraídas del libro 

A. W. Tozer

Por: Soldado de Jesucristo

– Muchos continúan año tras año sin percibir en absoluto que lo que ellos van a ver y oír cada domingo no es nada cristiano, sino un concepto pagano superimpuesto sobre la iglesia por gente celosa, pero extraviada, descaminada y que ha sido conducida a conclusiones erróneas.

 

– El corazón abandonado  por la negligencia pronto se verá plagado con pensamientos paganos; la vida de negligencia moral pronto se convertirá en un caos moral; la iglesia que no es celosamente protegida por la poderosa intercesión y labores sacrificiales, dentro de poco se convertirá en la morada de toda ave maligna y el escondite de corrupción insospechada. Esa selva trepadora pronto invadirá esa iglesia que confía en su propia fuerza y olvida velar y orar.

Read More

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

15 Frases selectas A. W. Tozer

A. W. Tozer1. Ningún hombre se ha arrepentido verdaderamente hasta que su pecado lo ha herido cerca de la muerte, hasta que la herida lo ha quebrado y derrotado y ha tomado toda la lucha y la confianza en sí mismo, y él se ve a sí mismo como alguien que clavó a su Salvador en el madero…No hay nada como una herida que quite la confianza en nosotros mismos, que nos reduzca a la infancia de nuevo y nos haga pequeños e indefensos a nuestra vista…Todos los grandes cristianos han sido almas heridas →A.W Tozer

 

2. “Lamentablemente ha surgido una nueva generación de creyentes que piensan que es posible estar en Cristo sin abandonar el Mundo.”- A.W. Tozer

3. Yo no predico ninguna nueva verdad. No tengo ninguna nueva doctrina …. Debemos tener un avivamiento que significa la pureza de corazón como un estándar normal para todos. Tenemos que ser gente limpia, y no estar limpiando la parte externa. →A.W Tozer

4. “Qué cosa más terrible es la idea actual de que los cristianos pueden servir a Dios a su manera“. – A.W Tozer

5. “Nadie busca a Dios sin antes haber sido hallado por Él. Su búsqueda comienza porque ya Dios lo trae de la mano.” – A.W. Tozer

6. “Es dudoso que Dios bendiga grandemente a un hombre, si antes no lo ha herido profundamente.” – A.W. Tozer

7. “El propósito de nuestras buenas obras no es para cambiarnos o salvarnos; es la prueba del cambio dentro de nosotros.” – A.W. Tozer

8. “Usted puede ser teológicamente tan recto como un cañón de escopeta, pero estar espiritualmente tan vacío como él.”  -A. W. Tozer

9. La iglesia debe de buscar en oración y mucha humildad el regreso de hombres hechos de lo que los profetas y mártires fueron hechos. – A.W. Tozer

10. “Estar bien con Dios a menudo ha significado estar en problemas con los hombres.”  – A. W. Tozer

11. “Un verdadero adorador lo es en todo momento y en todo lugar, con su corazón, mente y voluntad, no sólo cuando entona un himno.” – A.W. Tozer

12. Es necesario, que nuestro Padre Celestial, quien vela por nosotros con todo cuidado, nos prive de Sus consuelos internos y retire nuestra comodidad a veces para enseñarnos que solo Cristo es la Roca sobre la cual deberíamos descansar y depositar nuestra confianza eterna. ~ A.W. Tozer

13. “No somos diplomáticos, sino profetas, y nuestro mensaje no es un arreglo al que llegamos, sino un ultimátum”. – A. W. Tozer

14. La iglesia evangélica moderna se ha rendido al mundo, lo excusa, lo explica, lo adopta y lo imita. Cada vez son más los predicadores jóvenes que imitan a los hombres de este mundo con un grado muy superior de esfuerzo que el que aplican a imitar a los santos de Dios. No les interesan los hombres santos, ni tampoco imitarles, sino que se vuelcan en imitar al mundo y aceptarlo por entero.- A.W. Tozer

15. “Santos” que no son santos; esa es la tragedia del cristianismo de hoy. –  A.W. Tozer

Frase A. W. Tozer

 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

“Diseñados para adorar” A. W. Tozer (Parte 2).

Por: Soldado de Jesucristo

Notas personales tomadas del libro:

 

– Es totalmente plausible tener una experiencia religiosa auténtica y no ser cristiano, yendo de camino hacia un infierno eterno. Esto es algo que sucede constantemente por todo el mundo.

 

– Es inquietante pensar que uno puede realizar los gestos de la adoración, pero sin adorar de verdad.

 

– Es posible tener elementos de la adoración, como la alabanza, la humillación, la entrega y, sin embargo, ser una persona no redimida.

 

– Es totalmente posible tener una experiencia religiosa sin Dios e incluso rechazando al Dios de la Biblia. Es posible tener una experiencia de adoración, pero no de acuerdo con la voluntad divina y, por tanto, inaceptable para Dios, porque Él aborrece la idolatría.

 

– La idolatría es, simplemente, la adoración dirigida a cualquier persona o cosa que no sea Dios, y constituye el grado máximo de blasfemia.

 

– Aquel que nos creó para adorarlo, también ha decretado cómo debemos hacerlo. No podemos adorar a Dios como queramos, según nuestra voluntad o nuestro estado de ánimo. Dios no acepta cualquier tipo de adoración. Solo acepta la adoración cuando es pura y está dirigida por el Espíritu Santo.

 

– Adorar a Dios como Él puede aceptarlo significa someterse a la verdad acerca de su Persona, admitiendo quién dice Dios que es, y admitiendo que Cristo es quien afirma ser.

 

– El hombre, en su condición perdida, rehúsa admitir su pecaminosidad. «Dios me hizo así», argumenta y se jacta para reducir cualquier culpabilidad personal. Si no soy el responsable de mi condición, no tengo por qué introducir cambios. Dios tiene que aceptarme como soy.

 

– Solo la persona renovada puede adorar a Dios de una forma digna o aceptable para Él.

 

– En el Antiguo Testamento, un sacerdote no podía ofrecer un sacrificio hasta haber sido ungido con aceite, símbolo del Espíritu de Dios. Ningún hombre puede adorar desde su propio corazón. Puede buscar entre las flores, entre los nidos de las aves, entre las tumbas o donde le apetezca adorar a Dios. Esta búsqueda será inútil y lo conducirá a la frustración espiritual.

 

– La Iglesia Militante conquistó al mundo con su religión gozosa porque, y solo porque, eran adoradores. Cuando la Iglesia cristiana en cualquier generación deja de ser una compañía de adoradores, su religión sucumbe a los meros efectos externos, a las obras vacías y a los rituales sin sentido.

 

– Cuando el Espíritu de Dios es quien gobierna, adoramos en espíritu y en verdad; y esa adoración sobrepasa a los meros rituales externos.

 

– Elvis Presley fue un hombre más feliz después de abandonar su música sensual de lo que lo son muchos cristianos después de haberse sumido media hora en un frenesí espiritual inducido por ellos mismos.

 

– Para los redimidos, la fuente del Espíritu Santo es un pozo artesiano efervescente, del cual no es necesario bombear para obtener agua. Las aguas plateadas del Espíritu Santo, que inundan y fluyen del corazón redimido y renovado de una persona que adora, son tan dulces y hermosas para Dios como el más precioso de los diamantes. Tenemos que aprender cómo adorar para complacer al Dios que lo merece.

 

– En lo más profundo de todo ser humano, existe el impulso a adorar, y es lo más natural del mundo. Sin embargo, no todos los caminos conducen a la adoración que Dios acepta y en la que se complace. Hay algunos tipos de adoración que repugnan a Dios y que Él no puede aceptar, aunque vaya dirigida a Él y tenga el propósito de serle grata. El Dios que desea la adoración insiste en que esta siga sus normas, y no permite excepciones.

 

– Un hombre puede recibir una buena educación e incluso licenciarse de un seminario, aprender a utilizar los gestos de sus manos, aparecer instruido cada vez que abra la boca. Puede ser un predicador consumado, que disponga de toda la cultura que puede ofrecer el mundo religioso. Pero si sigue el camino de la excelencia humana para llegar a la adoración, por hermoso que este sea, no será aceptable a los ojos de Dios.

 

– La adoración aceptable a Dios se basa en conocer la naturaleza del Señor.

 

– Muchas personas religiosas presuponen equivocadamente una relación con Dios que no existe. Piensan y enseñan que todos somos hijos de Dios, y hablan del Dios y Padre de toda la humanidad. Sin embargo, la Biblia no enseña que Dios sea el Padre de la humanidad; de hecho, enseña justo lo contrario. Dar por sentada una relación que no existe impide que una persona conozca de verdad a Dios.

*A. W. Tozer fue pastor, escritor y editor autodidacta, y sus poderosos mensajes siguen conmoviendo los corazones y despertando las almas de los creyentes de hoy en día. Fue autor de más de 40 libros, entre ellos Diseñador para adorar, Fe auténtica, Fe más allá de la razón y la verdadera vida cristiana.

En los próximos días estaré publicando las otras partes de este libro del pastor Tozer, recomiendo mucho su obra. Ya puedes leer la Primera Parte de las Notas.

 Tozer

 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

10 frases selectas de A. W. Tozer

Por Soldado de Jesucristo.

 

  • La adoración no puede ser fruto de la manipulación de un líder de alabanza.

 

  • A menos que haya podido encontrarse con Dios en la soledad del alma, usted y Dios, como si no hubiera nadie más en el mundo, nunca sabrá lo que significa amar a otras personas.

 

  • La consagración no es difícil para la persona que ha conocido al Señor. Esta persona insiste en entregarse plenamente a Dios.

 

  • Dios no siente un cariño especial por naciones, edificios o denominaciones. Quiere que lo adoremos. Cuando la Iglesia pierde su amor, se enferma.

 

  • Nacemos para adorar y, si no adoramos a Dios en la hermosura de su santidad, hemos perdido el motivo para nacer.

 

  • Decida ahora mismo que va a superar esa forma de vivir espiritualmente fría.

 

  • La adoración cristiana genuina no aumenta o disminuye según la voluntad del hombre, porque solo existe un objeto digno de la adoración humana: Dios.

 

  • El pueblo de Dios no es tan humilde como debería serlo, y creo que esto se debe a que no vemos de verdad a Dios en su soberanía.

 

  • No existe ningún hombre ante quien yo pueda arrodillarme y llamarlo «Dios», con la única y suprema excepción del hombre Cristo Jesús.

 

  • Si no puede adorarlo el lunes, es que no lo hizo el día anterior. Si no lo adora el sábado, su adoración del domingo no es auténtica.

 

 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

Diseñados para adorar de A. W. Tozer (Parte 1)

A. W. Tozer

Por Soldado de Jesucristo.

Hoy comenzaré a postear las notas que tomé del último libro de A. W. Tozer que he leído, el libro se llama “Diseñados para adorar” y me ayudó a profundizar mi vida espiritual, recomiendo la lectura de este texto, no obstante les estaré dejando aquí en el blog las notas que extraje del libro, recuerden que ya he compartido las notas que he tomado de otros libros de este autor, las pueden leer aquí.

 

Notas personales tomadas del libro titulado: “Diseñados para adorar” del pastor A. W. Tozer (Parte 1).

 

– Quiero exponer a las personas mi alma como profeta de Dios, explicándoles por qué fuimos creados y por qué estamos aquí, no para satisfacer el apetito inmediato,sino para un propósito mayor, más importante y eterno: que podamos adorar a Dios y disfrutar de Él para siempre»

 

– Mi ambición es amar a Dios más que cualquierotro de mi generación.

 

– Si usted se especializa en conocer aDios y cultiva un sentido de su presencia en su vida diaria, y hace lo que aconseja el Hermano Lawrence, “practicar la presencia de Dios cada día”, y busca el conocimiento del Espíritu Santo en las Escrituras, habrá recorrido un largo camino en el servicio a sugeneración. Nadie tiene derecho a morir hasta que haya servido a su generación.

 

– Usted puede ser teológicamente tan recto como un cañón de escopeta, pero estar espiritualmente tan vacío comoel.

 

– Estoy convencido —dijo— de que la escasez de grandes santos en nuestra época, incluso entre aquellos que creen de verdad en Cristo, se debe en parte a nuestra falta de disposición para dedicar tiempo suficiente a cultivar el conocimientode Dios.

 

– Nuestras actividades religiosas deberían ordenarse de tal modo que dejaran mucho tiempo para cultivar los frutos de la soledad y el silencio.

 

– La adoración es la ocupación del cristiano a tiempo completo.No podemos permitir que nada interfiera o reduzca este deber sagrado del creyente.

 

– Albergar la idea de que Dios haga algo por capricho o sin propósito supone malinterpretar por completo su naturaleza.

 

– Dios nunca hace nada sin un buen propósito.

 

– El propósito supremo del hombre debe estar por encima de las bestias de la tierra, las aves de los cielos y los peces del mar, incluso por encima de los ángeles celestiales. En última instancia, el hombre debe entrar en la presencia de Dios y adorarlo sin ninguna vergüenza, mirando su rostro mientras transcurren las eras. Por eso fue creado el hombre, y ese es el fin primordial de la humanidad.

 

– Nuestro llamado primordial es a adorar a Dios.

 

– Para esto se encuentra usted aquí, para glorificar a Dios y disfrutar de Él plenamente y para siempre, diciéndole al universo lo grande que es el Creador.

 

– Satanás quiere que creamos que al Señor no le interesa nuestra adoración. Pero la verdad es lo contrario. Dios quiere que el hombre lo adore, y solo el hombre redimido puede adorarlo de manera aceptable. No somos hijos no deseados; Dios desea ardientemente nuestra comunión.

 

– Si de repente todo el mundo recibiera un bautismo en la creencia pura y alegre de que Dios quiere que nosotros lo adoremos, admiremos y alabemos, podría convertirnos de la noche a la mañana en el pueblo más radiante y feliz del mundo. Entonces descubriríamos por fin nuestro propósito:Dios se complace en nosotros y anhela nuestra comunión.

 

– Si la humanidad no hubiera caído, la adoración seguiría siendo lo más natural del mundo, porque Dios diseñó al hombre específicamente para que lo adorase.

 

– Es importante comprender que nadie puede trazar su propio patrón de adoración o adorar a Dio scomo le apetezca. Aquí el placer pertenece solo a Él. Aquel que nos creó para adorarlo, también ha decretado cómo debemos hacerlo. No podemos adorar a Dios como queramos; nuestra adoración debe adaptarse siempre a la voluntad divina. Dios no acepta cualquier tipo de adoración. La acepta solamente cuando es pura, cuando fluye de un corazón sometido a la influenciadel Espíritu Santo. Solo puede aceptar este tipo de adoración,compatible con su naturaleza sagrada.

 

– Una trampa favorita del diablo, un recurso favorito de los poetas inconversos, es sugerir que podemos adorar a Dios como nos apetezca y dependiendo de nuestro capricho, y que mientras seamos sinceros todo estará bien.

*A. W. Tozer fue pastor, escritor y editor autodidacta, y sus poderosos mensajes siguen conmoviendo los corazones y despertando las almas de los creyentes de hoy en día. Fue autor de más de 40 libros, entre ellos Diseñador para adorar, Fe auténtica, Fe más allá de la razón y la verdadera vida cristiana.

En los próximos días estaré publicando las otras partes de este libro del pastor Tozer, recomiendo mucho su obra.

 

Tozer

Click encima para ampliar imagen

 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

Hombres que se encontraron con Dios del Autor A. W. Tozer (Parte 3)

Hombres que se encontraron con Dios A. W. Tozer

  • En todas las generaciones, los individuos que han encontrado a Dios han sido aquellos que llegaron hasta el final de sí mismos. Reconocían que no tenían ninguna esperanza, y estaban listos para lanzarse a la misericordia y la gracia de un Dios perdonador.

 

  • Si tuviésemos un anhelo por Dios, siquiera tanto como una vaca desea a su ternero, seríamos los creyentes y adoradores efectivos de Dios que Él desea que seamos. Si tuviéramos un anhelo por Dios como la novia ansía y espera el retorno de su novio o marido, seríamos una fuerza mucho mayor para Dios de lo que ahora somos.

 

  • Los creyentes cristianos están haciendo hincapié y colocando el énfasis en la felicidad. Ya no quieren escuchar lo que la Biblia dice acerca de la muerte al yo y al ego y la vida espiritual de victoria mediante la identificación con Cristo en Su muerte y resurrección. El número es grande de los que ya no admiten que la victoria espiritual suele llegar por medio de la lucha en una larga y oscura noche del alma.

 

  • Lo que yo anhelo ver en los creyentes cristianos es una hermosa paradoja. Quiero ver en ellos el gozo de encontrar a Dios mientras que al mismo tiempo tengan la bendita experiencia de perseguirle. ¡Quiero ver en ellos el gozo de tener a Dios y, sin embargo, anhelarle¡

 

  • Nosotros, en nuestros días, conocemos todo menos a nosotros mismos. Nunca llegamos a conocernos a nosotros mismos, porque no podemos quietarnos y guardar silencio suficiente.

 

  • Permitidme que os asegure que el cristiano feliz es aquel que se ha encontrado capturado o cautivado por el Señor. Él o ella ya no querrá escapar o volver atrás, el cristiano feliz se ha encontrado con el Señor en forma personal y ha hallado en Él a un Salvador y Señor todosuficiente. Él o ella ha quemado todos los puentes en todas las direcciones.

 

  • ¿Cuándo admitiremos y confesaremos que la santidad viene con la presencia de Dios? ¿Cuándo creeremos que un verdadero encuentro con Dios trae pureza de corazón?

 

  • Después de mi conversión, a los 17 años de edad, he transitado dentro de los círculos cristianos. Anhelaba sinceramente la santidad para mi propia vida y para los que me rodeaban. Tenía un gran deseo de tener comunión con aquellos que eran santos. Confieso que encontré mucha teología, pero poca santidad. Y también confieso, a esta fecha mucho más tardía, que no importa de qué denominación o grupo procedan mis hermanos o hermanas en Cristo, si Dios, por la presencia de Espíritu Santo, aparece sobre ellos. Si Jesús es glorificado en sus vidas y servicio espiritual, mi corazón, que todavía anhela la comunión de santidad, se siente atraído a ellos.

 

  • ¡Oh, si tuviésemos esa santidad sagrada, esa reverencia en la Persona y la obra de nuestro Salvador¡ ¡Es esto más que ninguna otra cosa que trae belleza a nuestra vida¡

 

  • Los creyentes cristianos son llamados a ser zarzas o arbustos ardientes. No son necesariamente llamados a ser grandes, o a ser promotores, u organizadores. ¡Pero son llamados a ser un pueblo en el cual mora el fuego embellecedor de Dios, un pueblo que se ha encontrado con Dios en la crisis purificadora del encuentro.

 

  • Necesitamos saber qué es levantarnos en humildad de nuestro dolor y experiencia de no ser nada, conocer a Dios en Jesucristo para siempre, glorificarle y gozarse en Él mientras transcurren las edades.

 

  • El Dios de los contextos modernos no es Dios en absoluto. Es sencillamente un miembro glorificado de la junta, una especie de gran negociante que se dedica al trato o comercio de las almas. El Dios que se describe en la vida de muchas de nuestras iglesias demanda muy poco respeto.

 

 

*A. W. Tozer fue pastor, escritor y editor autodidacta, y sus poderosos mensajes siguen conmoviendo los corazones y despertando las almas de los creyentes de hoy en día. Fue autor de más de 40 libros, entre ellos Diseñador para adorar, Fe auténtica, Fe más allá de la razón y la verdadera vida cristiana.

 

En las próximas semanas estaré publicando las demás partes de las notas que tomé de este libro. Ya puedes acceder a la Primera Parte y Segunda Parte de las notas.

 

Puedes leer las notas personales que hice del libro “La raíz de los justos” de A. W. Tozer, además las notas que he publicado del titulado “Intenso” de este mismo autor. Recuerda compartir con otros.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

“Intenso” A. W. Tozer. Parte 5.

Portada del Libro

Portada del Libro

Notas personales del Libro “Intenso” del Autor A. W. Tozer. Parte 5.

 

Si miramos el éxito desde la perspectiva del mundo, el ministerio de Jesús fue un fracaso terrible. Todos los apóstoles fallaron en lo que respecta al criterio del mundo. Los grandes mártires de la Iglesia fueron fracasos absolutos. De acuerdo con el criterio de la idea mundana del éxito, William Tyndale, que murió debido a su obra, fue un fracaso absoluto.

 

No vivimos para este mundo, sino para el mundo por venir.

 

Tenemos el increíble privilegio de cambiar el éxito mundano por el favor de nuestro Padre que está en el cielo.

 

Sustituyendo el verdadero señorío de Cristo, hemos introducido nuestro propio mensaje, nuestras propias metas y nuestros propios métodos para alcanzar esos objetivos, que no son, en ningún caso, bíblicos en absoluto.

 

Anhelar amar a Dios y adorarlo con dignidad significa más que las palabras que usted dice. Debería costarle todo.

 

Es porque tenemos a Jesús en nuestro interior que recibimos la riqueza de Dios y vemos su rostro sonriente.

 

Nada es más adánico en nuestras vidas que ellos –el orgullo y la obstinación -. La raíz de ambos es una opinión inflada de nosotros mismos. Lo que nos causa mayor problema es lo que honramos más.

 

Cuando usurpamos el lugar legítimo de Dios, ocurre el problema. La razón por la que hacemos estoes porque nosotros pensamos más altamente de nosotros mismos que de cualquier otra persona, incluido Dios.

 

El problema con el orgullo y la obstinación es que ponen el foco en nosotros mismos y oscurecen el rostro de Dios, el único que en todos los casos proporciona la solución para nuestros problemas. El orgullo y la obstinación distorsionan la importancia de la autoridad de Dios en nuestra vida.

 

La mayoría de la gente quiere que su iglesia crezca y sea una fuerza poderosa para Dios en su comunidad. Y esto es admirable. Pero con el tiempo llega una persona con ambición religiosa que genera tanto entusiasmo entre la gente que olvida cuál es su propósito en la comunidad. Esta no es la grandeza que Dios honra. De hecho, la mayoría de las veces, enormes multitudes de personas entorpecen lo que Dios realmente quiere hacer.

 

Algunos pastores empujan a sus iglesias más allá del alcance de la autoridad divina. Algunas iglesias están más inmersas en la política. A otras les preocupan más los problemas sociales. Para otras iglesias, el gran interés es la educación. Todas estas cosas están bien, pero ni una de ellas es parte de la comisión que Dios le dio a la Iglesia. El solo hecho de que una persona encubra algo con terminología religiosa no significa que esa cosa sea una obra aprobada por Dios.

 

Todo lo que no entrego por completo y dejo a los pies de Dios viene a interponerse entre Dios y yo.

 

Una vez que todo sea puesto sobre el altar y dejado allí, el resplandor del rostro sonriente de Dios será visible.

 

Aquello a lo que usted se aferre, lo sobrecargará y le dificultará su búsqueda de la perfección espiritual.

 

El padre del miedo es la incredulidad. El miedo deforma el aspecto sonriente del semblante de Dios.

 

El miedo hace que yo mire las circunstancias que me rodean en vez de mirar hacia arriba, al rostro sonriente de Dios.

 

¡Cuán fácil es quedar enredados en una telaraña de finanzas! Esto incluye no solo el deseo de tener mucho dinero, sino también no tener el dinero suficiente.

 

El velo del dinero nunca tuvo que ver con cuánto dinero tiene usted, sino más bien con cuánto dinero lo tiene atrapado.

 

La mayoría de nosotros no necesitamos muchísimo dinero para oscurecer el rostro sonriente de Dios. Cualquier suma que se interponga entre usted y Dios es suficiente.

– A. W. Tozer fue pastor, escritor y editor autodidacta, y sus poderosos mensajes siguen conmoviendo los corazones y despertando las almas de los creyentes de hoy en día. Fue autor de más de 40 libros, entre ellos Diseñador para adorar, Fe auténtica, Fe más allá de la razón y la verdadera vida cristiana.

 

En las próximas semanas estaré publicando las demás partes de las notas que tomé de este libro. Ya puedes leer la Primera Parte, la Segunda Parte, Tercera Parte y la Cuarta Parte

 

Puedes leer las notas personales que hice del libro “La raíz de los justos” de A. W. Tozer. Recuerda compartir con otros.
Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

“Intenso” del Autor A. W. Tozer. Parte 4.

 Notas personales del Libro “Intenso” del Autor A. W. Tozer. Parte 4.

Portada del Libro

Portada del Libro

 

Hemos caído tan bajo en nuestro presente como resultado de un énfasis casi fanático en la gracia y por la total exclusión de la obediencia, la autodisciplina, la paciencia, la santidad personal, la carga de nuestra cruz, el discipulado y tantas otras preciosas doctrinas del Nuevo Testamento.

 

La gracia que asombró a nuestros padres -que los hizo caer sobre sus rodillas en llanto y temblando en adoración- por la familiaridad mortal se ha vuelto tan mundana que apenas nos afecta hoy. Aquello que era tan extraordinariamente precioso para los moravos y los metodistas, y para sus descendientes espirituales inmediatos se ha convertido en algo barato para una generación de cristianos fieles a sus propias búsquedas y absortos en sus propios placeres.

 

¿Por qué el Pueblo de Dios no salta directamente hacia afuera y comienza a avanzar, a levantarse, a subir, a elevarse y a trepar? ¿Por qué tienen que ser mimados, abrazados, cuidados, guiados y sostenidos? La razón es que nunca adquirieron piernas espirituales y el rostro de Dios se ha ido lejos de ellos.

 

La expiación de Cristo fue tan perfecta y total que convierte todo lo que está contra nosotros en algo que es para nosotros. Convirtió todos nuestros deméritos en méritos. Movió todo lo que estaba del lado deudor del libro contable al lado del crédito. Todo lo que estaba contra nosotros fue movido a nuestro lado. Esa es la maravillosa expiación que tenemos en Jesucristo.

 

¿Por qué no nos esforzamos por ser santos? El problema principales que nos gusta demasiado cómo somos. Luchamos por mantener una buena imagen.

 

Los norteamericanos gastan mil millones de dólares cada año solo para mantener una buena apariencia. Si derriba la fachada de una persona común, encontrará que es un pobre vagabundo en su espíritu, en su mente y en su corazón. Tratamos de ocultar ese estado interior, disfrazar nuestra pobreza y conservar nuestra reputación para mantener alguna autoridad en nosotros mismos. Queremos tener un poco de autoridad en el mundo. No queremos entregarla toda. Pero Dios quiere quitar toda la autoridad de nuestras manos y llevarnos al punto en que no tengamos ninguna en absoluto. Él quiere llevársela toda bien lejos, y nunca nos bendecirá hasta que nos haya quitado toda esa autoridad nuestra.

 

Mientras usted esté al mando, mientras diga: “Ahora escucha, Dios: te diré cómo hacer esto”, usted solo será un cristiano mediocre, tardo para oír, que asiste a reuniones en campamentos, en iglesias y que teniendo todos los medios de la gracia a su disposición, nunca logra llegar a ninguna parte.

 

Nunca podrá ser más que un cristiano común hasta que abandone su propio interés y deje de defenderse a sí mismo. Póngase en manos de Dios y déjelo solo. Deje de intentar ayudar a Dios.

 

Cada vez que viajo en avión, instintivamente intento ayudar al piloto inclinándome a la izquierda y luego a la derecha. Somos así, tan tontos, también cuando se trata de las cosas de Dios. Queremos darle una mano a Dios. No. Entréguese a Él. Vuélvase a Él y diga: “Padre, estoy cansado de serun cristiano común. Estoy harto de esta mediocridad, de estar a mitad de camino de donde debería estar, de ver a otros cristianos felices cuando yo no lo soy. Estoy cansado de todo eso. Quiero seguir y quiero conocerte”.

 

La mayoría de los cristianos están satisfechos de vivir toda su vida como cristianos comunes. Nunca experimentan la riqueza de lo que realmente quiere decir ser cristianos.

 

La condición de la Iglesia cristiana de hoy es el resultado de demasiados cristianos comunes en los roles de liderazgo.

 

Quizá nunca hubo una generación de cristianos que estuviesen más enamorados de la diversión que la presente.

 

Los grandes reformadores de la Iglesia sacrificaron su diversión para hacer lo que Dios había puesto delante de ellos. Llegue hasta este punto: cuelgue su diversión o cámbiela por el progreso hacia la perfección espiritual.

 

Muchos hoy tratan de hacer el cristianismo popular comercializándolo como si fuera un producto sobre una góndola de supermercado.

 

En la mayor parte de los casos, para moverse hacia adelante, los más grandes hombres y mujeres de Dios tuvieron que inclinarse en contra del viento de la popularidad. El costo para avanzar fue su popularidad.

 

 A. W. Tozer fue pastor, escritor y editor autodidacta, y sus poderosos mensajes siguen conmoviendo los corazones y despertando las almas de los creyentes de hoy en día. Fue autor de más de 40 libros, entre ellos Diseñador para adorar, Fe auténtica, Fe más allá de la razón y la verdadera vida cristiana.

 

En las próximas semanas estaré publicando las demás partes de las notas que tomé de este libro. Ya puedes leer la Primera Parte, la Segunda Parte y La Tercera Parte.
Puedes leer las notas personales que hice del libro “La raíz de los justos” de A. W. Tozer. Recuerda compartir con otros.

 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

“Hombres que se encontraron con Dios del Autor A. W. Tozer. Parte 2.

Hombres que se encontraron con Dios A. W. Tozer

 

Notas personales del Libro “Hombres que se encontraron con Dios del Autor A. W. Tozer. Parte 2.

 

  • En nuestras iglesias, nosotros los cristianos esquivamos temas tan poco populares como la autodisciplina, y la consagración o el compromiso serio de todo corazón.

 

  • La gente es perezosa y lerda en creer lo que Dios dice en Su Palabra.

 

  • ¡Amigo, tenemos que cavar y reabrir los antiguos pozos¡ . Tenemos que reconocer nuestra sequedad de espíritu, nuestra fidelidad de corazón. Tenemos que tomar la decisión de renovar nuestro deseo y anhelo por Dios, del derramamiento de Su espíritu y de periodos de regocijo a medida que nos acercamos y asemejamos a Jesús.

 

  • Hay cristianos que piensan que pueden ser discípulos de Cristo sin siquiera un pensamiento de la necesidad de la autodisciplina y una consagración o un compromiso genuino con Él.

 

  • Tenemos libertad, tenemos dinero, vivimos en un lujo relativo. Como resultado, la disciplina prácticamente ha desaparecido.

 

  • ¿Cómo sonaría un solo violín si las cuerdas del instrumento del músico estuvieran colgando, no estiradas, ni templadas, ni afinadas en “disciplina”? porque es un artista, el músico no intentaría arrancar sonido de ese violín hasta que cada cuerda hubiera sido afinada y probada y todo estuviera en armonía perfecta. En cosas que le importan a Dios – las cosas importantes- necesitamos ser disciplinados, todos unidos, afinados al Espíritu Santo hasta que estemos en armonía con todo el plan que Dios tenga para nosotros.

 

  • Es probable que la disciplina más importante que hemos abandonado es la meditación en la Palabra de Dios.

 

  • Si queremos ser honrados con Dios, tomaremos con solemnidad la amonestación de orar sin cesar.

 

  • La obra de Dios languidece cuando el pueblo de Dios abandona sus ministerios de oración y súplica. No os puedo decir por qué esto es así, pero es verdad.

 

  • Ninguno de nosotros puede esperar las ricas bendiciones transformadoras de Dios aparte de las Escrituras.

 

  • Demasiados de nosotros los ministros y maestros de escuela dominical estamos contentos de buscar un comentario sobre las Escrituras. Lo que más necesitamos es escudriñar las Escrituras por nuestra cuenta. Si tenemos un corazón tierno, obediente y entregado a la oración, el Espíritu Santo nos revelará el contenido del texto. ¡Él es la clase de ayuda que necesitamos¡

 

  • ¡El creyente que lleva sus problemas espirituales a Dios y a Su Palabra, siempre será un creyente refrescado y revitalizado.

 

  • Antes que una persona pueda comenzar seriamente a perseguir a Dios. Dios primero está persiguiéndole a él o ella. Dios ya tiene que haber comenzado a buscarle.

 

  • Dios siempre ha tomado la iniciativa, o la acción previa. ¡Dios tiene que estar allí primero¡.

 

  • La mayor parte de los individuos en nuestro mundo tienen el sentir de que son “bastante buenos”. Se sienten complacidos. Se encuentran contentos consigo mismos. No se consideran bastante malos como para que les moleste la conciencia, ni tienen ningún anhelo por Dios.

 

  • ¡Me asombra¡ hay personas dentro de las filas del cristianismo a quienes se les ha enseñado y han creído que Cristo protegerá a Sus seguidores de las heridas de toda clase. Para decir la pura verdad, los santos de Dios de todas las edades fueron efectivos únicamente después que fueron heridos. Éstos experimentaron las heridas humillantes que trajeron contrición, compasión y un anhelo del conocimiento de Dios. Solo quisiera que más de los seguidores de Cristo supieran qué querían decir algunos de los santos de los primeros tiempos cuando hablaban de ser heridos por el Espíritu Santo.

 

*A. W. Tozer fue pastor, escritor y editor autodidacta, y sus poderosos mensajes siguen conmoviendo los corazones y despertando las almas de los creyentes de hoy en día. Fue autor de más de 40 libros, entre ellos Diseñador para adorar, Fe auténtica, Fe más allá de la razón y la verdadera vida cristiana.

 

En las próximas semanas estaré publicando las demás partes de las notas que tomé de este libro. Ya puedes acceder a la Primera Parte de las notas.

 Puedes leer las notas personales que hice del libro “La raíz de los justos” de A. W. Tozer, además las notas que he publicado del titulado “Intenso” de este mismo autor. Recuerda compartir con otros.

Frase Tozer

Click encima para ampliar

[subscribe2]

 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

“Intenso” del Autor A. W. Tozer. (Parte 3).

 Notas personales del Libro “Intenso” del Autor A. W. Tozer. Parte 3.

 

Portada del Libro

Portada del Libro

 

La razón por la que nos llevamos tan bien con el mundo es que hemos comprometido nuestra posición y le hemos permitido imponerse en nosotros mientras que, por turnos, se nos permite imponernos al mundo muy poco. El resultado es que muy pocos de nosotros estamos de algún modo avergonzados por el mundo.

 

Lo que la Iglesia necesita temer se está volviendo algo aceptado en la comunidad. Cualquier iglesia que sea aceptada por la comunidad mundana que no ha sido salva nunca es una iglesia llena del Espíritu Santo.

 

Cualquier iglesia que esté llena del Espíritu Santo, apartada del mundo y andando con Dios, nunca será aceptada por ninguna comunidad mundana. Siempre será considerada algo ordinario.

 

Si debo seguir íntegramente al Señor Jesucristo, debo abandonar todo lo que es contrario a Él.

 

Nunca he visto un cristiano feliz que no haya sido tomado por Jesucristo el Señor.

 

Cuando nos volvemos con todo nuestro corazón a Jesucristo nuestro Señor, encontramos la vida más profunda, la vida crucificada.

 

Estudie teología y aprenda cómo Dios es el origen y la fuente de todas las cosas. Aprenda acerca de los atributos de Dios y vea si aún en su corazón usted todavía cree que Dios es menos de lo que es y si usted es más de lo que es.

 

Cualquier cosa en la que confiamos o en la que descansamos puede ser nuestra ruina. No nos damos cuenta de cuán débiles somos hasta que el Espíritu Santo comienza a exponer esas cosas frente a nosotros.

 

Necesitamos al Espíritu Santo para que nos diga la verdadera condición de nuestra alma. Necesitamos que Él nos revele realmente cuán malos somos y que nos conduzca fuera de nuestro pantano espiritual.

 

A nadie le gusta hablar de este tipo de cosas hoy. Todos quieren oír pensamientos felices, alegres, inspiradores, que los hagan sentirse bien. Por esta razón, para lograr que una muchedumbre venga a la iglesia hoy, necesitamos un cencerro, una sierra musical o un caballo que habla para tener algo de diversión y un poquito de entretenimiento para los que están aburridos de la simple, llana Palabra de Dios. Nadie quiere escuchar sobre la disciplina física o el dolor. Después de todo, creemos en la sanidad.

 

Cuanto más cerca se encuentre de Dios, más sensible será su conciencia delante del Señor, y más severas pueden ser sus pruebas y tentaciones.

 

Algunas personas de la Iglesia nos han mentido, pues han inferido que la vida cristiana está desprovista de dificultades, problemas y pruebas. La antítesis exacta es la verdad.

 

El Señor intenta enseñarnos a confiar en Él, no en la gente; a descansaren Él, no en las personas.

 

La obra de Dios no depende de la agenda de ningún hombre.

 

Cuanto más descansa mi confianza en Dios, menos confío en mí mismo. Si realmente deseamos vivir la vida crucificada, debemos deshacernos de la autoconfianza y confiar solo en Dios.

 

Cuando Dios llama a un hombre para que lo siga, llama a ese hombre para que lo siga pese al costo. El enemigo puede hacer lo peor, pero si el hombre está en manos de Dios, ningún daño puede sobrevenirle.

 

Ninguna persona informada intentará negar que durante la segunda mitad del siglo pasado ha habido una disminución constante de la calidad espiritual de la religión cristiana en América del Norte. No estoy hablando de liberalismo o modernismo, sino de aquella ala evangélica del cristianismo a la cual yo mismo pertenezco por convicción teológica y decisión personal. Creo que la situación se ha vuelto tan difícil que fuerza al observador serio a preguntarse si nuestra religión evangélica populares hoy, en realidad, la fe verdadera de nuestros padres o apenas cierta forma de paganismo disfrazado finamente con una apariencia de cristianismo a fin de hacerlo aceptable para aquellos que quieren llamarse cristianos.

 

Datos del autor: A. W. Tozer fue pastor, escritor y editor autodidacta, y sus poderosos mensajes siguen conmoviendo los corazones y despertando las almas de los creyentes de hoy en día. Fue autor de más de 40 libros, entre ellos Diseñador para adorar, Fe auténtica, Fe más allá de la razón y la verdadera vida cristiana.

En las próximas semanas estaré publicando las demás partes de las notas que tomé de este libro. Ya puedes leer la Primera Parte y la Segunda Parte.

 

Puedes leer las notas personales que hice del libro “La raíz de los justos” y las notas del Libro “Hombres que se encontraron con Dios”, ambos de A. W. Tozer. Recuerda compartir con otros.

 

Frase Tozer

Click encima para ampliar imagen

PARTICIPA EN NUESTRA ENCUESTA

 

Todo lo que existe es debido a :

View Results

Cargando ... Cargando ...

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...