Soldado de Jesucristo

Soli Deo Gloria

By

10 preguntas sobre las relaciones amorosas con Matt Chandler

matrimonioPor: Matt Chandler

Matt Chandler es un esposo, padre, pastor principal de la iglesia TheVillageChurch en Dallas, Texas, y autor de varios libros, entre ellos TheMingling of Souls: God’sDesignforLove, Marriage, Sex, and Redemption” [La unión de almas: El diseño de Dios para el amor, matrimonio, sexo y redención]

Matt fue invitado al podcast “Ask Pastor John” [Pregunte al Pastor John] de DesiringGod, ministerio del pastor John Piper, en donde respondió diez preguntas sobre la soltería y el noviazgo. Lo que sigue es una transcripción editada de la conversación completa con Chandler.

Read More

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

Consejos a Un Joven Para Cortejar Una Joven

noviazgo cristiano

 

Cuando miro hacia atrás más de veinticinco años de matrimonio, estoy agradecido por las innumerables bendiciones de estar con una mujer a quien amo y que me ama con tanta fidelidad. A través de muchos altibajos, hemos crecido juntos mientras hemos perseverado a través de las luchas de la vida. Como resultado, he desarrollado unas pocas convicciones y creencias acerca de cómo un joven puede y debe encontrar a su esposa y embarcarse en su viaje con ella. Para todos mis tantos amigos de los 20, sinceramente, creo que cada joven que está verdaderamente interesado en entrar en un pacto de matrimonio con una joven debe abrazar las siguientes siete piezas críticas del consejo. Ignórelas bajo el riesgo de quedar excluidos de la bendición. Abrácelas y usted puede contar con una profundidad de relación que no experimentaría en otra parte.

1. ESFUÉRZATE EN CONVERTIRTE EN UN BUEN OYENTE.

Desvía tu mente de usted mismo y cultive un corazón de entendimiento. Aprende a leerla. Estúdiala. Conózcala. Escuche con mucha atención, no sólo a las palabras dichas, sino su significado y motivo. Disponte verdaderamente a escuchar para entender a la joven que estás buscando – sus dolores, sus miedos, sus opiniones, sus sugerencias y perspectivas. Olvídate de los ‘selfies.’ Toma la práctica de olvidarte de ti mismo y llega a conocerla como un ser humano mujer que está hecha a imagen de Dios. Acabar con el sarcasmo y la auto-promoción. Elimina los debates competitivos o preguntas manipuladoras. Las actualizaciones de estado son rápidas y poco profundas. Los mensajes de texto en la pantalla está muy bien para información, pero hablar en persona lleva a la transformación y la intimidad real. Tómate el tiempo para profundizar en su mundo. Hay una gran cantidad de sabiduría para aprender y la vida por experimentar, pero hay que aprender a escuchar de verdad, entender y empatía.

2. PROTEGE A LA CHICA COMO SI FUERA SER TU FUTURA ESPOSA.

Muéstrale respeto como co-heredera del don de la vida. Evítale cualquier daño. Protégela de mentiras. Proteja su corazón con la verdad. Rara vez es posible para protegerse a sí mismo y protegerla del peligro al mismo tiempo. Sé un humilde servidor dispuesto a dar su vida por ella. Estar dispuesto a experimentar el rechazo, incluso a medida que buscas su corazón. Guíala a no caer en la tentación, pero protegerla de los daños y el engaño de la mentira. Trabaja muy duro para cuidar de sus necesidades. Proveer y proteger van de la mano.  Planifiquen sus citas, pero sea flexible. Pague la cena. No pierda su tiempo con juegos inmaduros o farsas tontas. No la engañe con indirectas sutiles o señales confusas. Ella es una creación de Dios. Una Hermosa portadora de imagen. Una hija del Rey. Un regalo del Padre. Por lo tanto, cuide de ella como una hermana, no porque ella sea indefensa o incapaz, sino para demostrarle que ella es valiosa y digna de respeto.

3. MANTÉN TUS MANOS LEJOS DE SU CUERPO.

Si ella es su futura esposa, o de alguien más, su cuerpo no es para su tacto y su tacto no está listo para su cuerpo. “No remuevas o despiertes el amor, hasta su tiempo.” El contacto íntimo es algo hermoso, pero un pacto de compromiso debe venir antes de la consumación apasionada. Hasta ese momento sagrado de promesa desinteresada y permanente, no contamines el futuro lecho conyugal, poniendo las manos prematuramente en donde no pertenecen. Su cuerpo, vestido o desvestido, no es tuyo para acariciarlo, y fuera del vínculo del matrimonio, comienza algo que no te autoriza terminar. Por otra parte, hay una línea fina entre caricias juguetonas y la explotación abusiva. Si no estás listo para el compromiso de toda una vida, entonces no estás listo para la progresión natural de la atracción sexual que está diseñada para ser completada en amor. Así que, por el bien del honor de ella y su reputación, mantén tus manos lejos de su cuerpo.

4. PROTEGE TUS OJOS CONTRA TODA FORMA DE DESNUDEZ.

No hay nada prometedor sobre la pornografía. Su final está vacío. Su raíz es maldad. Su agenda es adictiva. El usuario se convierte en el utilizado. La persona está perdida en la industria ya que el deseo y el impulso dan paso a la muerte y la desesperación. Por lo tanto, proteja sus ojos. No tenga doble cara. Filtre el ancho de banda. Bloquee los pop-ups. Obstruya la puerta. Construya un muro de protección entre las hormonas y las mujeres a medio vestir. La belleza de su figura no fue creada para ser grabada o explotada, por usted, por el explotador o la industria de la publicidad. No hay nada bonito en una muchacha sensual. No hay nada duradero en la lujuria. No hay nada vivificante en una vida libertina. Por el contrario, el mayor placer sexual se encuentra cuando usted y su esposa están dispuestos a desnudar su piel y su alma – su carne y sus miedos – en la seguridad de una unión exclusiva y permanente de pacto. Cualquier otra cosa conduce a sueños destrozados, recuerdos vergonzosos y vidas de abusos. No permita que los lentes de sus pupilas permitan la entrada a la promiscuidad pervertida, y no tenga un acercamiento estrecho e íntimo con una mujer joven que es tan débil de carácter y pureza moral que ella está dispuesta a desnudar su cuerpo para su placer ilícito temporal.

5. HUYE DE LA CULTURA PROMISCUA

No existe tal cosa como “amigos con beneficios.” No son verdaderos amigos, y no hay beneficios allí. La relación promiscua es degradante para las mujeres, devalúa y destruye su dignidad. El sexo casual es para los cobardes que no poseen el carácter de un compromiso real y sólido. Independientemente de lo que los participantes pueden decir, en realidad, los dormitorios, las fraternidades de encuentros promiscuos y las casas de “citas” son precursores de la industria del porno y no son diferentes en su intención y severidad, solamente por el grado y la gravedad. ¡Escuche joven varón! No seas un jugador cómplice en el juego promiscuo. Porque es nada menos que un campo de entrenamiento y campo de práctica que está preparando la próxima generación de perpetradores y de víctimas. Si decide jugar, entonces prepárese para pagar. No hay tal cosa como el sexo libre. O se compra con consecuencias devastadoras o con un pacto de amor. Este último es una oferta mucho mejor y es infinitamente más satisfactoria.

6. CONVIÉRTETE EN ALGUIEN PROPENSO A CASARSE AL ASUMIR RESPONSABILIDAD.

No esperes hasta que estés casado para convertirte en alguien con intención de matrimonio. Vive cada día como si estuvieses pensando en casarte. Toma en serio el matrimonio al considerar el cortejo formalmente. Busca a una mujer joven que sea para siempre, o no busques nada. Esfuérzate por ganar dinero honesto. Vive en un presupuesto. Mantente fuera de deudas. Ahorra para un anillo. Sea un dador, no un tomador. Sueña con dirección, no con engaño. Domina tu arte estando siempre dispuesto a aprender. “Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.” Escucha el consejo sabio respecto al comportamiento que hay que cambiar, incluso si parece pequeño e insignificante. Lidia con el trauma pasado. Sana las heridas del pasado. Aprende de los fracasos del pasado. Evita transmitir la culpa. Niégate a ser pasivo. Escucha a su corazón, pero no seas guiado por él. Aprópiate de todo error, acepta las consecuencias de todas sus malas decisiones, confiesa y arrepiéntete de todo pecado conocido. En definitiva, se responsable, no lo rechaces.

7. SE PACIENTE, PERO NO TEMEROSO.

No te apresures en una relación, y no apresures la relación tampoco. Cultiva su amistad como un jardinero. El crecimiento de una amistad es más como plantar una semilla que trasplantar un árbol. Las relaciones sanas requieren el alimento en el tiempo y una atención constante a las cosas pequeñas. Y no sólo la alimentación sino también ejercitar. Al igual que la condición física, las relaciones requieren una medida de autocontrol y disciplina. Más como una maratón que una carrera de velocidad. Pero, después de mucha paciencia y perseverancia, en algún momento, el tiempo será el adecuado para seguir adelante. Cuando llegue ese momento, no dejes que el miedo te guie. Si está controlado por el miedo de entenderlo, entonces usted va a ser controlado por el miedo a vivirlo. No tenga miedo de cometer un error o echar a perder el plan de Dios. ¿Quién crees que eres? No hay tal cosa como el alma gemela perfecta, así que deje de esperar a que las “estrellas se alineen” y empieza a hacer del matrimonio una prioridad más temprano que tarde. Hay miles de mujeres jóvenes con los que podrías experimentar una amistad espiritual satisfactoria en el viaje a la nueva creación. La vida en esta tierra es realmente muy corta. No hay matrimonio más allá de la tumba. Así que se paciente, pero no pases demasiado tiempo tratando de conocer a tu futura pareja. Tendrás el resto de tu vida en este esfuerzo. “Nunca sabemos con quién nos casamos; sólo pensamos que sí.” No pierdas tiempo buscando a la chica perfecta, o tratando de convertirte en el hombre perfecto. Ninguno de los dos va a ser la misma persona después de que hagan sus votos de todos modos. En cambio, prepárate para amar y cuidar a la extraña con la que te casarás. El camino espiritual que llevarán juntos te va a cambiar más de lo que puedas imaginar. Así que no dejes que tu corazón sea superado por el miedo o abrumado por la duda. En su lugar, toma ánimo, confía en Dios y adelante!

Animando y orando por ti,

John Harris

 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

7 Buenas Razones Para Dejar de Mirar Pornografía Ahora

7 Buenas Razones Para Dejar de Mirar Pornografía Ahora

Por: Tim Challies

Hay ciertos temas sobre los que vuelvo regularmente, si usted es un lector habitual de este sitio, usted sabe que uno de esos temas es la pornografía. Vuelvo a ella una y otra vez, porque veo el daño que está haciendo y veo la desesperación de aquellos que están atrapados en ella. Mi objetivo de hoy es simple: quiero darte 7 buenas razones por las que necesitas dejar de mirar pornografía en estos momentos.

1. El Costo de Tu Alma

Quiero empezar por aquí: Con el costo de tu alma. Si estás consumido por la pornografía y no quieres hacer morir este pecado, tienes toda la razón para estar preocupado con el estado de tu alma. Dios promete que si él nos ha salvado obtendremos nuevas pasiones y nuevos afectos. Vamos a tener no sólo la capacidad, sino también el deseo de reemplazar el pecado con santidad, reemplazar la inmoralidad con la pureza sexual. Si no tienes dolor por el pecado, si no tienes un verdadero deseo por la victoria, si una y otra vez imprudentemente eliges tu pecado por encima de tu Salvador, es necesario preguntarse lo siguiente: ¿Amo la pornografía lo suficiente para ir al infierno por ella? Si este pecado sigue dominando tu vida, puede presentarse como prueba de que no tienes una fe salvadora y que mortifica el pecado. Por el bien de tu alma, dejar de mirar pornografía.

2. El Costo de Tu Prójimo

Incluso los que saben casi nada sobre la fe cristiana lo saben: a los cristianos se les manda: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” Al igual que Jesús, los cristianos han de estimar a otros más que ellos mismos y colocar la preocupación de otras personas por delante de la suya. De todas las personas, los cristianos deben saber que la pornografía genera costos elevados de los que crean – el costo para sus cuerpos, sus almas, su bienestar mental, su dignidad, su futuro. Una gran cantidad de pornografía que disfrutas es creada por personas en contra de su voluntad. El simple hecho es, por ver pornografía, estás viendo la violación y obtienes placer de ello. Tú te conviertes en un participante dispuesto en actos de violencia sexual y permites que el actor en la pantalla sufra por su placer. Por el bien de tu prójimo, deja de mirar pornografía.

3. El Costo para Tu Iglesia

En momentos en que la iglesia cristiana está pidiendo a gritos más y mejores líderes, toda una generación de hombres y mujeres jóvenes se han infantilizado por su dedicación a la pornografía. Están en pornolesencia perpetua, ese período transcurrido entre la convicción de pecado y la determinación de no hacer algo para detenerlo. En este momento constantemente eligen la inmoralidad sexual sobre Dios y su crecimiento espiritual se atrofia. Por el bien de tu iglesia, deja de mirar pornografía.

4. El Costo para Tu Familia

Apenas hay un pastor ministrando hoy que no haya visto una familia desmoronándose y cayendo bajo el peso de la adicción pornográfica. Los hombres están destrozando sus familias por el bien de los placeres ilícitos; las mujeres están evitando la atención de sus maridos por leer o ver lo que está prohibido y lo que parece prometer mayor y más fácil satisfacción. Los niños están siendo expuestos a la pornografía a través de los senderos que sus padres dejan atrás. Padres invitan a Satanás en el hogar por su compromiso con lo que Dios prohíbe y lo que le gusta a Satanás. Por el bien de tu familia, dejar de mirar pornografía.

5. El Costo para Tu Misión

La comisión del Señor es una comisión urgente, ya que es un asunto de vida eterna y muerte. El tiempo es corto y el infierno es para siempre, lo cual hace urgente la misión del cristiano. Y sin embargo, muchos cristianos están distraídos por algo tan mal y tan derrochador como la pornografía. Es arrestada Su atención, su energía agotada, su utilidad socavada. Don Whitney lo dice muy bien: “Si hay algún remordimiento en el Cielo, sólo será que no usamos nuestro tiempo terrenal más para la gloria de Dios y para crecer en su gracia. Si esto es así, esto puede ser la única semejanza del cielo con el infierno, que se llena de lamentos de agonía por el tiempo tan tontamente desperdiciado.” Por el bien de tu misión, deja de ver pornografía.

6. El Costo de tu Testimonio

Los cristianos están llamados a ser diferentes, a diferenciarse entre el resto del mundo por sus deseos y por su comportamiento. Los cristianos han de morir al pecado y mostrar el poder de Dios en la eliminación y la destrucción de todos los competidores. Y sin embargo, muchos cristianos han hecho añicos de su testimonio cuando la sórdida verdad sale y cuando los demás se enteran de que ellos profesan la fe en Cristo, por un lado, y se consumen con la lujuria por el otro. Los padres socavan el evangelio que ellos han estado diciendo a sus hijos, los pastores socavan el evangelio que ellos han estado predicando a sus congregaciones. Por el bien de tu testimonio, dejar de mirar pornografía.

7. El Costo para Tu Salvador

Al hacer que la luz de la pornografía estás haciendo la luz de la muerte de Jesucristo. Si tú eres un cristiano, usted reconoce en su profesión de fe que el costo del perdón era nada menos que la muerte del amado Hijo de Dios. Jesús sufrió y murió por tu pecado. ¿Cómo puedes, como cristiano, juguetear con tu pecado y tomarlo a la ligera? ¿Cómo puedes aferrarte a ello? Como dice Spurgeon, con su elocuencia habitual: “El pecado ha sido perdonado a un precio tal que no podemos tratarlo livianamente.” Por el amor de Dios, deja de ver pornografía.

Publicado originalmente en Coalición por el Evangelio

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

Pornolescencia

Pornolescencia

Por:Tim Challies

no a la pornografíaVa a tomar tiempo –décadas por lo menos– antes de que seamos capaces de contabilizar con exactitud el costo de nuestra adicción a la pornografía cultural. Pero como cristianos sabemos lo que significa alterar el diseño claro e inequívoco de Dios para la sexualidad: El costo será alto. Debe ser alto.

Todos sabemos que el costo será alto en familias fracturadas y padres, esposos y esposas desconsolados. Ya estamos viendo demasiados de ellos y cada uno es su propia tragedia. Sabemos que el costo será alto en los miles y miles de mujeres que son usadas ​​y abusadas ​​delante de las cámaras para que puedan ser violadas por el placer de los demás. Eso es una tragedia repugnante también. Pero un costo pasado por alto, y que sólo se pondrá de manifiesto en el tiempo, es que la pornografía es el robo de los mejores años de un millón de jóvenes hombres y mujeres cristianos. La Pornografía está dominando la vida durante la adolescencia y los veinte años. Está controlando su vida durante esos años cuando la energía es alta y la responsabilidad es baja, cuando el mundo entero está abierto ante ellos y las posibilidades son infinitas, cuando se están trazando las trayectorias para el resto de sus vidas. Sus sueños y sus habilidades se ven obstaculizados y aplastados por un compromiso imprudente por pecar.

Por tanto, muchos jóvenes cristianos han atrofiado su crecimiento espiritual a través de lo que yo llamo pornolescencia.

Pornolescencia es ese período cuando una persona tiene la edad suficiente y lo suficientemente maduro como para saber que la pornografía está mal y que demanda un alto precio, pero demasiado inmaduro o demasiado apático para hacer algo al respecto.

Pornolescencia es ese período donde se siente la culpa de su pecado, pero todavía lo disfruta demasiado como para renunciar a ella. Él puede hacer una petición ocasional para pedir ayuda, o instalar CovenantEyes (pero mantiene una solución para cuando realmente esté quemándose), o pedir una persona de confianza.

Pero él realmente no quiere parar. Todavía no. Ella puede llamar a un amigo en alguna ocasión o planear hablar con una de las mujeres mayores en la iglesia, pero al final su vergüenza interna pesa más que su deseo de santidad. Así que sigue adelante, noche tras noche.

Esto es pornolescencia, ese período entre ver el pecado como lo que es, y de hecho, hacerlo morir, ese período entre la convicción profunda del alma de la inmoralidad y el compromiso tenaz a la pureza. Para algunas personas dura días, pero para muchos más dura por años. Una gran cantidad de jóvenes —demasiados jóvenes— están creciendo muy lentamente hoy. Su despertar sexual está llegando demasiado pronto y en medio de todas las circunstancias equivocadas, y están retrasándose de cualquier otro tipo de despertar y madurez. Está especialmente retrasando su maduración espiritual.

1 Tesalonicenses 4:3 hace lo deja tan claro como el día: “”Porque esta es la voluntad de Dios, vuestra santificación: Que os apartéis de inmoralidad sexual.” El crecimiento de un cristiano en la santidad y su desarrollo en la madurez cristiana está ligada directa e inseparablemente a la pureza sexual. Una persona no puede ser llena de Dios y al mismo tiempo lleno de pornografía. Es esto /lo otro, pero no ambos / y. Dios no puede ser burlado. Dios no le permitirá elevarse a cimas espirituales mientras se inclina en la inmundicia pornográfica. Dios no le permitirá crecer en la madurez cristiana mientras se revuelca en su pornolescencia incesante.

Y creo que el tiempo demostrará que este es uno de los costos más graves de la pornografía: Se está robando los mejores años de tantos jóvenes cristianos. Está impidiendo su crecimiento espiritual y retrasando su entrada en el ministerio y el servicio cristiano. Estas son las personas que representan el futuro de la iglesia –futuros ancianos, futuros diáconos, futuros líderes de las mujeres en el ministerio, futuros líderes de la juventud, los trabajadores del futuro de niños, los mentores futuros, los futuros misioneros, los futuros profesores de seminario, los futuros defensores de la fe, los futuros jefes denominacionales , y así sucesivamente. Pero con cada clic, con cada vídeo, con cada exposición desvergonzado a lo que Dios considera detestable, eligen adorar a un dios en lugar de Dios. Y todo el tiempo retrasan su entrada en la madurez, en el liderazgo, en quién y lo que Dios les ha llamado a ser.

Si éste es tu caso, escuche mi súplica: Por el bien de la iglesia de Cristo, y por amor a la iglesia de Cristo, haga morir ese pecado. Hágalo por él, y hágalo por nosotros.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

7 Lecciones de 50 Sombras de Grey

sombras de greyPor:  Tim Challies,

El trailer está ardiendo tentadoramente en los ordenadores de todo el mundo.

Los fans del libro están comprobando sus diarios y reservando entradas en línea. Los críticos están preparando sus plumas y preparando sus observaciones. En pocos días cortos 50 Shades of Grey [50 Sombras de Grey] llegará a la gran pantalla, justo a tiempo para el Día de San Valentín.

En un nivel, esta es sólo otra en una larga línea de películas con una historia que retrata el sexo y las relaciones de maneras muy alejadas de los designios de Dios. Pero es mucho más que eso. Creo que 50 Sombras de Grey pueden servir como una especie de barómetro cultural que nos alerta sobre los cambios colosales que han estado ocurriendo en los últimos años, y sobre las consecuencias que traen.

Entonces, ¿qué puede el fenómeno 50 Sombras enseñarnos hoy? Me uní a Helen Thorne, quien ha escrito La Pureza es Posible: Cómo Vivir Libre de la Trampa de la Fantasía , y juntos preparamos 7 lecciones de 50 Shades of Grey.

El Erotismo está Dentro

El arte erótico solía ser considerado “Pseudoartístico”, un interés de segmento con tal vez sólo un toque de clandestino agregada. El arte erótico ha sido un género popular desde hace algún tiempo, pero en general se mantuvo en silencio en el mercado, y sobre todo cuando fue dirigido directamente a las mujeres. Pero erótica ha evolucionado. Ha pasado de centros de producción a compras por adelantado, de poder leer a lectura obligada, desde teatro nocturno a teatro horario central. Este es un fenómeno que podemos poner en gran medida a la puerta de 50 Sombras. En 2012, un género cuyos títulos más vendidos podría vender 70.000 o 90.000 copias de repente tuvo un producto que estaba volando de los estantes en sus millones. Voló de los estantes y en las mesitas de noche de las mujeres de todo el mundo. ¿Sabía usted que era el libro # 1 más vendido de 2012, y el libro # 2 más vendido en el 2013? Ya no es un estilo de libro para ser leído a puertas cerradas, 50 Sombras y sus dos secuelas eróticas se ha establecido como un género para ser leído en autobuses, restaurantes, en la oficina durante el almuerzo, y uno que se discutirá libremente, abiertamente y sin vergüenza . Tres años después, vemos a las mujeres (y hombres) ahora dispuestos a comprar material explícito no sólo para ellos mismos o sus socios, sino para su madre, su tía, e hijas también. Y los expertos nos han hecho creer que 50 Shades va a ser un éxito de taquilla cuando se lance a finales de este mes.

El Sexo no es Sólo Para Hombres

Tal vez es demasiado obvio decirlo, pero las mujeres son seres sexuales. En los últimos años una gran parte de la atención se ha centrado en la pornografía –pornografía en Internet especialmente. Por desgracia, se ha dado casi toda la atención a los hombres, mujeres principalmente jóvenes, así como las cantidades alarmantes de porno que consumen. Pero el fenómeno 50 Sombras destaca el hecho de que las mujeres son seres sexuales también, y que las mujeres tienen luchas sexuales propias. Estas luchas pueden tomar una forma diferente de lo que hacen muchos hombres, pero en realidad son lo mismo en su punto principal – las idolatrías arraigadas en el corazón que buscan consuelo, control, placer y satisfacción a través de lo que Dios prohíbe. 50 Sombras y demás arte erótico está lejos de lo inocuo, lejos de ser sólo diversión – es un verdadero campo de batalla para los corazones y las mentes de las mujeres.

El Erotismo es Peligroso

El Arte Erótico tiene su atractivo (por eso se vende en cantidades tales, por supuesto). Las escenas eróticas y sensuales que retrata resuenan profundamente con los lectores de diferentes edades y procedencias. Para algunos, las historias se hacen eco de las experiencias que han encontrado placer en su pasado. Para otros, la narrativa alimenta los planes para el futuro. Para otros aún, la historia ofrece llenar (aunque sea fugazmente) el vacío dejado por la soledad relacional, la contienda civil, o el dolor del abuso. Durante unas horas cortas las palabras de un libro o las imágenes de pantalla transportan a los consumidores a un lugar de más consuelo y más placentero. Pero estas experiencias no son sin su costo. Las personas que entran en la narrativa y se unen a los personajes en su búsqueda de placer o dolor (ambos ocupan un lugar destacado en 50 Sombras de Grey)y al hacerlo, refuerzan las tendencias díscolas de su corazón. Para algunos, el impacto de tal contacto con el erotismo no es inmediatamente obvio, sino, para los más vulnerables, los efectos pueden ser devastadores. Los solitarios dedican horas a la ficción, lo que refuerza su confianza en las relaciones de fantasía en lugar de las relaciones reales. El quebrantado se vuelve más convencido de que el abuso es la norma, un horror para ser soportado sin duda. El controlador ve la legitimidad en su búsqueda para tratar a los demás como objetos para su placer o conveniencia. Y la lucha es cada vez más dependiente de las imágenes falsas en su mente para lograr la excitación en compañía de la que ellos aspiran a amar.

El Erotismo Está En Entre los Cristianos

Podría ser conveniente pensar en la existencia de tales tendencias principalmente fuera de la iglesia. Puede ser que sea más cómodo asumir que los cristianos son inmunes. Después de todo, la llamada de atención a la pureza se proclama desde el púlpito domingo tras domingo y muchos lo hacen tomando ese llamado al corazón. Pero investigaciones recientes sugieren que hasta un 20% de las mujeres cristianas están cayendo en la pornografía en línea regular u ocasional. Si esto es cierto, ¿cuántos más están adoptando el señuelo de mayor venta de material erótico una vez que el servicio del domingo ha terminado? Nos guste o no, el erotismo está siendo consumido por la gente en nuestras congregaciones. Las mujeres en nuestras iglesias lo han leído, y se espera que las mujeres en su iglesia también. Y, para muchos, la decisión de comprar el libro no fue particularmente difícil. Muchos de nosotros estamos tan atados en la cultura en que vivimos que no estamos aún comenzado a ser sorprendidos por el material que hace una generación habría dejado sin aire a una proporción significativa de la congregación. No es sólo un problema que hay en el mundo, sino un problema dentro de la iglesia también.

El Erotismo Hiere Nuestro Caminar

Eso es una mala noticia para la salud espiritual de los creyentes en todas partes. ¿Cuántos cristianos solteros han hojeado las páginas de 50 Sombras y encontraron que sólo aumentó su descontento? ¿Cuántos compraron la mentira –fugazmente o permanentemente – que el sexo prematrimonial es mejor que el buen don del celibato de Dios? ¿Cuántos se dicen a sí mismos que el sexo esclavizante, el sexo violento, es una mejor expresión del verdadero amor que la entrega fiel y mutua que la Biblia expone? Cuántas cristianas casadas han sido arrastradas por el Sr. Grey y sus caminos encantadores y en el proceso de llegar a ser aún más desencantados con el marido fiel que no posee jet, trajes, espontaneidad y misterio. Pero aún más que eso, el compromiso con el arte erótico desmiente nuestra identidad en Cristo. Jesús es aquel cuyo amor es verdadero. Él es el único que ha muerto por nosotros, vistiéndonos de justicia, y nos ha llamado al Reino de luz. Él es la fuente de consuelo, esperanza y vida en toda su plenitud (Juan 10:10). Él es quien, por su Espíritu, nos permite hacernos cada vez más puros, cada vez más santos, cada vez diferentes al mundo que nos rodea. Sin embargo, el erotismo se opone al crecimiento. Cada vez que nos entregamos, tomamos nuestras vestiduras de justicia y arrojamos de nuevo dentro del lodo y el fango de la lujuria. La llamado de Éfeso para ” Pero que la inmoralidad…ni siquiera se mencionen entre vosotros” (5:3) es, ignorado, dejado de lado y pisoteado en el suelo.

El Erotismo Nos Perjudica a Todos

La iglesia está llamada a ser pura, una luz para las naciones, un templo del Espíritu Santo, una familia adoptiva transformándose para ser cada vez más como su cabeza. Ese es un llamado emocionante y una misión extraordinaria. Pero cuando los libros como 50 Sombras consiguen consumirse más ávidamente que la palabra de Dios, esa misión se atrofia. ¿Cómo podemos nosotros, como cuerpo, modelar lo que significa huir de la tentación sexual (1 Corintios 6:18) cuando no pensamos dos veces antes de gastar dinero en cuentos de lujuria? ¿Cómo podemos ser un cuerpo que fielmente lucha contra la tentación si dejamos la armadura de Dios (Efesios 6:10-17) que languidece en el armario mientras en cambio nos vestimos en impureza? ¿Cómo podemos esperar mantener la integridad de los ojos de nuestros hermanos y hermanas, si decimos que les ayudaremos a combatir el tráfico sexual, pero pagamos para disfrutar de escenas de sexo violento después? ¿Cómo podemos traer verdadera esperanza a los abusados, los solitarios, los que luchan con sus estados casados o solteros, si actuamos como si fuera sólo un poco de diversión morar en el sexo casual con alguien que apenas conocemos? ¿Cómo podemos esperar que un mundo incrédulo acuda en masa a la luz del Evangelio, como se muestra en nuestras vidas, si actuamos de maneras que no son diferentes al mundo que nos rodea? Estamos unidos en Cristo, y cuando pecamos, pecamos no sólo contra nosotros, sino contra todo el cuerpo.

El Erotismo Muestra que Necesitamos a Jesús

No es demasiado tarde sin embargo. No estamos sin esperanza. Servimos a un Salvador que está dispuesto a derramar gracia sobre gracia en la vida de sus hijos. La muerte y resurrección de Jesús es lo suficientemente poderosa como para lidiar con el desastre en el que muchos de nosotros estamos. A los pies de la cruz nos encontramos con familia para los solitarios, esperanza para el desesperado, consuelo para los heridos, restauración al quebrantado, gozo a los abatidos, fortaleza a los débiles y perdón para el pecador. Lo único que pide es que nos volvamos a Él en arrepentimiento y fe. Su poder divino nos está equipando con todo lo que necesitamos para la vida y la piedad (1 Pedro 1:3) y ese poder no va a desaparecer, porque somos sellados con el Espíritu que vive dentro de nosotros.

50 Sombras puede ser una llamada de atención para la deriva individual y corporativa que ha estado en juego en nuestras vidas. Puede ser un proyector que brilla en el dolor de las personas vulnerables en nuestra sociedad. Podría ser una señal de alarma que suena un mensaje de peligro por delante si no cambiamos. Pero también es una oportunidad para mostrar lo que el verdadero amor es en realidad. ¡Nuestro mundo necesita desesperadamente una buena dosis de amor verdadero¡ Así que, como 50 Sombras de Grey impacta en las pantallas, vamos a amar a Dios bien al honrarle de todo corazón con nuestros ojos, oídos, corazones y mentes. Amemos a nuestros hermanos y hermanas animándolos con la verdad y no la mentira. Amemos a nuestros vecinos incrédulos mostrándoles cómo se ve la pureza hermosa y seductora. Y vamos a amarnos a nosotros mismos, comprometiéndonos con todas nuestras energías a vivir a la luz del inmenso amor que se nos ha prodigado sobre nosotros. “Mirad cuán gran amor nos ha otorgado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; y eso somos. Por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a El.” (1 Juan 3:1)

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

Deteniendo una Aventura Amorosa Antes de que Comience

Deteniendo una Aventura Amorosa Antes de que Comience

Por  Tim Challies,

aventura

 

 

En un momento u otro, la mayoría de nosotros testificamos la devastación que viene a través de la infidelidad en el matrimonio. Hemos visto matrimonios distorsionados casi hasta el punto de ruptura y hemos visto matrimonios destruidos por un marido infiel o esposa infiel.

Las aventuras no comienzan con el sexo. Caer en la cama con un hombre que no es su marido o una mujer que no es su esposa es sólo un paso en una larga cadena de acontecimientos, una decisión en una larga serie de malas decisiones.

La semana pasada me uní a DennyBurk para hablar en una conferencia sobre el sexo y sus falsificaciones culturales. Denny predicó un poderoso mensaje acerca de la bendición y la importancia de la intimidad sexual dentro del matrimonio y, mientras lo hacía, se refirió a uno de sus predicadores favoritos, Tommy Nelson, que dispone de 6 puntos para describir la “facilidad” con la que la gente cae en relaciones extramaritales. Estos son dignos de considerarse. (Nota: Estoy escribiendo desde la perspectiva de un hombre, pero esta misma facilidad se aplica a las mujeres.)

1) Eliminar

Las aventuras amorosas no comienzan cuando usted experimenta la intimidad sexual con alguien que no es su cónyuge. Una aventura comienza mucho más atrás, cuando se empieza a eliminar la intimidad en su matrimonio. Esto no sólo es la intimidad del sexo, sino la intimidad que viene por las citas, por las largas conversaciones cara a cara, y por el afecto físico. En lugar de buscar a su esposa, se vuelve duro y autosuficiente. El gozo se desvanece, el descontento aumenta.

2) Encuentro

Mientras elimina la intimidad en su propio matrimonio inevitablemente se encontrará con alguien que es atractivo para usted. Ella puede ser físicamente atractiva, ella puede ser atractiva en carácter, ella puede ser atractiva en apariencia para proporcionar lo que le falta a su esposa. Independientemente de los detalles, habrá algo en ella que la atraerá a usted y la promesa de ofrecer las mismas cosas que se extraña en su propio matrimonio.

3) Disfrutar

Después de aquel encuentro, usted encontrará que usted pronto empieza a disfrutar de su relación con esa otra mujer. Su disfrute de esta mujer le permite moverse en el espacio emocional antes reservado para su esposa. Es aquí que el sabio identificará inmediatamente el peligro y retrocederá. Sin embargo, el disfrute es agradable, por supuesto, y demasiados hombres descuidan tomar el curso de acción sabio y piadoso.

4) Acelerar

Si no se toman medidas contra el disfrute, pronto comenzará a acelerar las oportunidades para estar con ella. Va a permanecer donde usted sabe que es probable que esté. Va a darse prisa para llegar al lugar donde sus caminos pueden cruzarse. Usted tomará el tiempo de su hora de almuerzo para coincidir con el de ella. Usted va a generar oportunidades para hablar a través del teléfono o a través de Facebook o por medio de mensajes de texto o cara a cara.

5) Expresar

Inevitablemente, esta relación cada vez dará lugar a una especie de intimidad tan fuerte y tan emocionante que usted tendrá que averiguar si ella siente lo mismo. Va a expresar sus sentimientos. Usted no llegará a una expresión completa con la plena expresión de sus sentimientos –usted es demasiado inteligente y demasiado sutil para eso. En su lugar, probará las aguas un poco.. “Me gusta mucho pasar tiempo con usted.” Y ella le responderá: “Me gusta pasar tiempo con usted también.” “Me gustaría poder hablar con mi esposa en la forma en que puedo hablar con usted.” Y ella dirá: “Ojalá que yo pudiese hablar con mi marido en la forma en que hablo con usted.” Y entonces usted avanzará al “Me gustaría que mi esposa fuese más como usted,”, y ella le responderá “Me gustaría que mi marido fuese más como usted.” Y en este punto usted está atrapado. Usted está adentro, Tommy Nelson dice: “Usted ha construido un puente para la Isla de la Fantasía,” y ahora es casi seguro que usted tendrá que caminar a través de ello. El vínculo emocional ya está ahí y ahora es natural dar a ese vínculo emocional una expresión física. Y eso lleva al punto final.

6) Experiencia

Todo lo que queda es la experiencia de la consumación física de ese disfrute, esa expresión, y ese vínculo emocional. Y entonces ustedes están en la cama juntos como adúlteros, entrelazados en una aventura amorosa completamente desarrollada.

A pesar de todo, la visión de John Owen sigue siendo tan crucial: el Pecado siempre aspira a lo sumo, el más pequeño pecado no es más que un paso al pecado más grande y más traicionero. Esa decisión de descuidar salir con su esposa, esa rendición de la intimidad matrimonial, no son sino los primeros pasos pequeños y pecaminosos a la destrucción de su matrimonio.

Voy a dar la última palabra a John Owen, que se refleja en Hebreos 3:12-13: “Mirad, dice él, utilice todos los medios, considere sus tentaciones, cuide con diligencia; hay una traición, un engaño en el pecado, que tiende a endurecer vuestro corazón del temor de Dios. El endurecimiento aquí mencionado es el endurecimiento máximo absoluto, pues el pecado tiende a ello, y cada morbo y lujuria hará que al menos avance algo hacia ello.”.

 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

6 Enemigos Mortales del Matrimonio por Tim Challies

6 Enemigos Mortales del Matrimonio

Por Tim Challies,

matrimonio

El matrimonio está bajo ataque. El matrimonio siempre ha sido objeto de ataques. El mundo, la carne y el diablo están todos firmemente opuestos al matrimonio, y sobre todo a los matrimonios que son distintivamente cristianos. El matrimonio, después de todo, es dado por Dios para fortalecer su pueblo y para glorificarse a sí mismo; poco se extrañe, entonces, que sea constantemente un gran campo de batalla.

He estado pensando recientemente acerca de algunos de los enemigos más importantes del matrimonio cristiano y, en definitiva, los enemigos principales que veo trepando para atacar mi propio matrimonio. Aquí hay 6 enemigos mortales del matrimonio, y el matrimonio cristiano en particular.

El Descuido del Fundamento

El enemigo del matrimonio que se merece estar en la parte superior de la lista es el siguiente: descuidar el fundamento –descuidar el fundamento bíblico. La Biblia deja en claro que el matrimonio es una institución decretada por Dios y una institución destinada a glorificar a Dios, mostrando algo de él. El gran misterio del matrimonio es que la relación de pacto de los esposos es un retrato de la relación de pacto de Cristo y Su iglesia. El Matrimonio es de Dios, acerca de Dios, para Dios, y por Dios, por eso descuidamos a Dios a nuestro propio riesgo. Es sólo cuando el fundamento bíblico está en su lugar que estamos en condiciones de entender correctamente cómo un marido y esposa deben relacionarse, cómo van a asumir sus roles separados, y cómo van a tratar de dar gloria a Dios, tanto individual como con pareja. Construir el matrimonio en cualquier otro fundamento es descuidar la roca a favor de construirlo sobre la arena.

El Descuido de la Oración

La oración es nuestra línea de vida, el medio a través del cual alabamos a Dios, expresamos nuestra gratitud, confesamos nuestro pecado, y suplicamos ayuda. La oración privada es esencial para la vida cristiana y la oración como pareja es esencial para el matrimonio cristiano. La pareja que ora unida, está confesando ante Dios que son dependientes de Él, que no son capaces de prosperar sin Él. Aquí, de rodillas al lado de la cama o sentados junto al fuego, el esposo y la esposa se reúnen con el Señor juntos, elogiándolo por Su bondad y gracia, confesando su pecado contra Él y contra otros, y rogando por Su sabiduría y ayuda. Cuando cesa la oración, la pareja está tácitamente proclamando que pueden sobrevivir y prosperar por sí mismos, que no se necesitan la ayuda de Dios momento a momento. La falta de oración es un gran enemigo del matrimonio.

El Descuido de la Confraternidad

Otro gran enemigo del matrimonio es una falta de comunión – comunión en la iglesia local. A Satanás le encanta cuando se puede obligar a un individuo a retirarse de la iglesia, cuánto más, mejor puede arrastrar a una pareja o una familia entera. Cuando una pareja casada sale de la iglesia, o incluso se aleja para sólo hacer lo mínimo, están dejando el lugar en el que se supone que ven un matrimonio saludable modelado, donde son capaces de adorar juntos lado a lado, en el que se encuentran con amigos ante quienes pueden abrir su matrimonio para que otros puedan ver y diagnosticar sus luchas. El matrimonio se desarrolla en el contexto de la iglesia local y fuera de ella.

El Descuido de la Comunicación

Así como Satanás quiere una pareja para detener la comunicación con Dios mediante la oración, también quiere que esa pareja deje de comunicarse uno al otro. La comunicación libre, abierta y regular es clave para cualquier relación, y cuanto más en el matrimonio. Cuando una pareja es capaz y está dispuesta a comunicarse, son capaces de reconocer y trabajar a través de las dificultades, son capaces de compartir tanto las alegrías como las penas que son inevitables en una vida vivida juntos. Muchas parejas dejan de comunicarse, o tal vez nunca aprenden. En lugar de trabajar a través de las situaciones, les permiten permanecer, se agravan y se conviertan en tóxicos. La comunicación es la clave para un matrimonio saludable y la falta de comunicación es un enemigo peligroso.

El Descuido de los Intereses Compartidos

Cuando una pareja está saliendo es raro para ellos encontrar que no tienen nada en común, que tienen pocos intereses compartidos. Pero a medida que pasa el tiempo, a medida que son marido y mujer y se asientan en la vida normal, pueden caer tan fácilmente en sus rutinas separadas.

Ahora viven juntos y solos, dos personas que llevan sus vidas separadas bajo el mismo techo. Intereses compartidos motivan tiempo compartido, conversación compartida, pasión compartida. Puede ser un hobby, puede ser una actividad, incluso puede ser un programa de televisión, pero debería ser algo. El descuido de los intereses compartidos es un gran enemigo para un matrimonio saludable.

El Descuido del Sexo

Dios era bueno para ofrecer ese regalo extraño y misterioso del sexo a fin de unir a un marido y mujer juntos de una manera única.. El sexo es el pegamento de un matrimonio saludable, y sin embargo la mayoría de las parejas nunca están lejos de descuidarlo ó sustituirlo por la pornografía o algo así, nada más. La Biblia exige que un esposo y una esposa mantengan la relación sexual en todo menos en el más estrecho de circunstancias –con un acuerdo mutuo, por un corto tiempo, con el fin de concentrarse en la oración. Hay momentos inevitables en que nada parece más difícil que seguir la relación sexual y nada parece más fácil que dejarla de lado, pero la negligencia del sexo es desobedecer a Dios directamente. Descuidar el sexo es hacer caso omiso de una de los grandes e indispensables dones de Dios.

Si Satanás no puede destruir un matrimonio, él por lo menos determina debilitarlo. Descuidar cualquiera de estas 6 cosas es invitar a su presencia y dar la bienvenida a su influencia.

[subscribe2]

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

10 Mitos Sobre La Lujuria

10 Mitos Sobre La Lujuria

Por: Jared Moore,

lujuria

Si usted abraza estos 10 mitos sobre la lujuria, entonces usted no va a encontrar ningún remedio para su lujuria. En su lugar, se sumerge en un “agujero negro” del pecado. Abrace la Verdad; rechace estos 10 mitos:

1. “Tengo lujuria porque soy humano.” No, tienes lujuria porque eres un pecador.

2. “Tengo lujuria porque otros se visten impúdicamente.” No, tienes lujuria porque tu corazón perverso goza de la inmodestia de los demás.

3. “Tengo lujuria porque no estoy casado.” No, tienes lujuria porque amas el sexo más que a Dios.

4. “Tengo lujuria porque deseo el matrimonio.” No, tienes lujuria porque deseas la inmoralidad sexual. Desear la inmoralidad sexual es lo opuesto a desear el matrimonio. Un deseo para el matrimonio es un deseo por la moralidad sexual dentro del matrimonio.

5. “Tengo lujuria porque no puedo evitarlo.” No, tienes lujuria, porque intencionalmente eliges pecar sobre la santidad. Tú has desarrollado un hábito lujurioso. Arrepiéntete y vuélvete a Cristo habitualmente. Viva la santidad que Él requiere hasta que forme nuevos hábitos sagrados.

6. “Tengo lujuria porque mi conyugue no está tan interesado en el sexo como yo.” No, tienes lujuria, porque deseas el sexo más de lo que deseas a Dios.

7. “Tengo lujuria porque mi conyugue no me aprecia.” No, tienes lujuria, porque crees que Dios es demasiado pequeño para satisfacer tus necesidades abundantemente.

8. “Tengo lujuria porque creo que los portadores de la imagen de Dios son hermosos.” No, tienes lujuria, porque rechazas la creación de Dios (Génesis 1:26-27). Los que tienen dirigen su lujuria a los portadores de la imagen de Dios, reducen su imagen divina a un mero objeto de placer sexual unilateral no consensual inmoral

9. “Tengo lujuria porque la sexualidad es un fenómeno generalizado en mi cultura impía.” No, tienes lujuria porque quieres ser como tu cultura impía.

10. “Si satisfago mi lujuria, va a desaparecer.” No, el remedio para los deseos lujuriosos es que te niegues a ti mismo (dejar de alimentar a tu lujuria), toma tu cruz y sigue a Cristo (Lucas 09:23).

La única respuesta para un corazón lujurioso es el arrepentimiento y la fe constante en Cristo. Dios es más precioso y más valioso que el cumplimiento de nuestros deseos lujuriosos. Si abrazas y meditas en Su hermosura, todo pecado aparecerá feo y detestable.

Fuente: https://evangelio.wordpress.com

[subscribe2]

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

La Súplica de mi Esposa a los Hombres Cristianos

La Súplica de mi Esposa a los Hombres Cristianos

Por Tim Challies

matrimonio

El fin de semana pude ver que Aileen tenía algo en su mente. Hablamos y me dijo sobre la lectura de las noticias, de ver a más hombres cristianos caer en el escándalo, y, ante todo, su confusión, su desesperación, el desmoronamiento de su esperanza. Le pregunté si quería escribir al respecto. Aquí está lo que dijo.

 

¿Cuánto tiempo de ahora hace pasó? ¿Era diez años? ¿Doce? ¿Cuánto tiempo ha pasado desde que lo enfrenté por primera vez? Era un susurro de rumor aquí, una sugerencia sombría allá. Luego estaba la esposa devastada llorando en mi sótano mientras trataba desesperadamente de recurrir a algo de sabiduría, alguna verdad bíblica, que le ayudaría. Yo sabía, hace tantos años, que esto era simplemente la punta del iceberg. Pero tenía la esperanza.

 

Hace seis años, Tim escribió Desintoxicación Sexual, y yo le seguí con Mensajes Falsos. El número de cartas que recibimos nos conmocionó – correos electrónicos desgarradores y aplastantes de los hombres y mujeres culpables casadas con maridos infieles. Luché y luché para entender todo desde una perspectiva bíblica. ¿Por qué tantos hombres, e incluso muchos hombres cristianos, tienen tal debilidad cuando se trata del pecado sexual? Pero incluso entonces todavía tenía la esperanza, la esperanza en la verdad del evangelio, la esperanza en el poder del Espíritu Santo.

En los años desde entonces, he escuchado más historias de hombres cristianos que caen, llorando con más mujeres, y orado mucho. He tratado de explicar a las mujeres cómo sus maridos piensan sobre el sexo: su marido no sólo lo desea, él le desea a usted. He tratado de decirles que el sexo es un buen don que Dios da como un medio de gracia en el matrimonio, un medio de unión entre marido y mujer. He aconsejado a las mujeres jóvenes solteras a buscar la pureza. He estado enseñando todas las cosas correctas. Y he creído todo. Yo tenía la esperanza.

Luego vino Ashley Madison y la sugerencia de que cientos de pastores tendrían que dimitir tras ser sorprendidos con las cuentas en este sitio Web que glorifica el adulterio. Y no se trata sólo de pastores –cientos de otros hombres cristianos, tanto solteros como casados, han sido atrapados en el escándalo. Ahora hay más hogares destruidos, iglesias más devastadas, más esposas llorando, más burla de Dios. Y tengo que decir, esta semana, en la actualidad, estoy luchando por encontrar la esperanza.

He luchado para entender la lucha a que los hombres se enfrentan. He luchado para tener compasión. He alentado a las esposas a extender el perdón, a voluntaria y gozosamente se entreguen a sus maridos. Pero ¿sabe qué? Simplemente no sé cómo puedo seguir haciéndolo. No cuando tantos maridos están profanando engañosamente el lecho matrimonial. No cuando tantos, hombres solteros están profanando imprudentemente el futuro lecho matrimonial. No cuando tantos hombres parecen simplemente no querer cambiar.

Hombres, se supone que deben modelar la santidad ante el mundo (Tito 2: 6-8). Se supone que debes estar cuidando a vuestras mujeres como Cristo cuida su iglesia (Efesios 5:25). Se supone que deben abstenerse de toda inmoralidad sexual (1 Tesalonicenses 4: 3). Se supone que debes estar huyendo pasiones juveniles (2 Timoteo 2:22). ¿Por qué tantos de ustedes fallando en estas tareas básicas? ¿Esrealmente tan difícil? Usted podría casi pensar que éste pecado está más allá del poder del Espíritu Santo.

Usted que persiste en elegir pecar, usted que sigue visitando esos sitios web, usted que tiene vidas secretas que mantiene ocultas a sus amigos y sus esposas: ¿Por qué no detenerse? Usted sabe que Dios ama al dar la victoria sobre todo pecado. Usted sabe que Dios le llama a buscar la santificación. Usted sabe que el Espíritu Santo le capacita para que tenga éxito. Dios le ha dado todo lo que necesita en el evangelio. Entonces, ¿por qué sigue fallando? La única conclusión a la que puedo llegar es que usted está tan obsesionado con la auto-gratificación que usted no está dispuesto a luchar, y me refiero a realmente dispuesto a luchar, con este pecado. Si no es que no puede, debe ser porque no quiere.

Le ruego a usted. Ruego a usted en nombre de sus esposas, en nombre de sus futuras esposas, en nombre de las mujeres cristianas de todo el mundo: Deténgase. Solo deténgase.

Deja de creer que esto es un pecado especial que las mujeres simplemente no pueden entender, nosotros entendemos el pecado. Esto no es un pecado especial, es sólo pecado: un pecado que menosprecia a Dios, se burla de Cristo, menosprecia al Espíritu. Deje de fingir como si no hubiese futuras consecuencias a sus acciones. Deje de poner sus deseos egoístas primero. Deje de participar en actividades que traen vergüenza al evangelio. Deje de hacer cosas que nos dejan recogiendo los pedazos de su esposa devastada. Deje de caer en pecado, y empiece a pensar y actuar como un hombre que honra a Dios, alaba a Cristo, y glorifica al Espíritu. Por el amor de Dios y su iglesia, deténgase.

 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

By

La Seducción de la Pornografía y la Integridad del Matrimonio Cristiano, 1ª. Parte

La Seducción de la Pornografía y la Integridad del Matrimonio Cristiano, 1ª. Parte

Por Albert Mohler

La intersección de la pornografía y el matrimonio es uno de los temas más problemáticos entre muchas parejas hoy en día-incluyendo las parejas cristianas. La plaga invasiva de la pornografía representa uno de los grandes retos morales que enfrenta la iglesia cristiana en la era posmoderna. Con el erotismo tejido en el corazón de la cultura, celebrado en su entretenimiento, y promocionado como una mercancía, es prácticamente imposible escapar a la omnipresente influencia de la pornografía en nuestra cultura y en nuestras vidas.

Al mismo tiempo, el problema de la pecaminosidad humana está fundamentalmente sin cambios desde el momento de la Caída hasta el presente. No hay ninguna base teológica para el supuesto de que los seres humanos son más lujuriosos, más indefensos ante la tentación sexual, o más susceptibles a la corrupción del deseo sexual que en el caso de cualquier generación anterior.

Dos distinciones marcan la época actual de las eras anteriores. En primer lugar, la pornografía ha sido tan incorporada a través de la publicidad, las imágenes comerciales, el entretenimiento, y la vida cotidiana, que lo que hubiera sido ilegal sólo hace unas pocas décadas pasó a convertirse en vestido común, entretenimiento común, y sensualidad sin complicaciones. En segundo lugar, el erotismo explícito –completo con imágenes pornográficas, narrativa, y simbolismo –se celebra como un bien cultural en algunos sectores de la sociedad. La pornografía, ahora informa ser el séptimo negocio más grande en Estados Unidos, afirma sus propios iconos y figuras públicas. HughHefner, fundador dePlayboy, es considerado por muchos estadounidenses como un modelo de éxito empresarial, placer sexual, y un estilo de vida liberada. El uso de HughHefner como portavoz de una cadena de hamburguesas basada en la familia en California indica algo de cómo la pornografía se ha integrado en la cultura.

El crecimiento de esos dos acontecimientos es una tercera realidad, a saber, que una mayor exposición a la estimulación erótica crea la necesidad de cada vez mayor estimulación a fin de exigir ser considerada, despertar el interés sexual, y retener la atención. En un extraño giro, la hiper-exposición a la pornografía lleva a una menor rentabilidad de la inversión neta-es decir, que entre más pornografía se ve, más explícito deben ser las imágenes con el fin de despertar el interés. Mientras el postmoderno lo explica, con el fin de “transgredir”, los pornógrafos deben seguir presionando el sobre.

Una calificación adicional debe ser añadida a esta imagen. La pornografía es principalmente, aunque no exclusivamente, un fenómeno masculino. Es decir, los usuarios y consumidores de pornografía son abrumadoramente masculinos niños y hombres. En nombre de la liberación de la mujer, algo de pornografía dirigida a un público femenino ha surgido en los últimos años. Sin embargo, esta es decididamente un “nicho” de mercado en la economía más grande pornográfica. El hecho es que muchos hombres pagan una gran cantidad de dinero y gastan una gran cantidad de tiempo mirando y buscandoimágenes pornográficas con el fin de excitarse sexualmente.

¿Por qué es la pornografía tan gran negocio? La respuesta a esta pregunta radica en dos realidades fundamentales. En primer lugar, la respuesta más fundamental para la cuestión debe basarse en una comprensión bíblica del ser humano como pecadores. Hay que tener plenamente en cuenta el hecho de que el pecado ha corrompido todo lo bueno en la creación, y los efectos del pecado se extiende a todas las dimensiones de la vida. El impulso sexual, que debe apuntar hacia la fidelidad del pacto en el matrimonio y todos los bienes relacionados con la institución más básica, en cambio, ha sido corrompido a efectos devastadores. En lugar de dirigirse hacia la fidelidad, el compromiso del pacto, la procreación, y la maravilla de una relación de una sola carne, el deseo sexual se ha degradado en una pasión que le roba la gloria a Dios, celebrando la sensualidad, a expensas de lo espiritual, y el establecimiento de lo que Dios había destinado para bien en un camino que conduce a la destrucción en nombre de la realización personal. La respuesta más importante que podemos dar a la subida de la popularidad de la pornografía tiene sus raíces en la doctrina cristiana del pecado. Como pecadores, corrompemos lo que Dios ha diseñado perfectamente para el bien de sus criaturas, y hemos convertido el sexo en un carnaval de placeres orgiásticos. No sólo hemos separado el sexo del matrimonio, sino como una sociedad, ahora vemos el matrimonio como una imposición, la castidad como una vergüenza, y la restricción sexual como un complejo psicológico. La doctrina del pecado explica por qué hemos cambiado la gloria de Dios por el concepto de Sigmund Freud sobre la perversidad polimorfa.

Además de esto, hay que reconocer que una economía capitalista de libre mercado premia a aquellos que producen un producto que es atractivo y apetitoso. Los proveedores de pornografía saben que tienen éxito al dirigir su producto al más bajo denominador común de la humanidad: una mente depravada sexual. Sin las restricciones legales comunes en las generaciones anteriores, la pornografía ahora es libre de vender sus productos prácticamente sin restricciones. Más allá de esto, basan su plan de marketing en el supuesto de que un individuo puede ser seducido por el uso de la pornografía y luego será “enganchado” en un patrón de dependencia de las imágenes pornográficas y la necesidad de material sexual más explícito que nunca como un medio hacia la excitación sexual.

La conclusión es que, en nuestra condición de pecadores, los hombres son atraídos hacia la pornografía, y un porcentaje alarmantemente elevado de hombres desarrollan una dependencia de imágenes pornográficas para su propia excitación sexual y por su concepto de la buena vida, la satisfacción sexual, e incluso el sentido de la vida . La investigación médica puede documentar el aumento del flujo de endorfinas, hormonas que provocan el placer en el cerebro, cuando las imágenes sexuales son vistas. Teniendo en cuenta la ley del efecto reducido, una mayor estimulación se necesita para mantener un flujo constante de endorfinas a los centros de placer del cerebro. Sin conciencia de lo que está sucediendo, los hombres son llevados a un patrón de pecado, más y más profundo, pornografía cada vez más explícita, y un racionalizar sin fin, y todo esto comenzó cuando el primer ojo comenzó su lectura de la imagen pornográfica y la excitación sexual era su producto.

La era posmoderna ha traído muchas maravillas, así como increíbles desafíos morales. A menudo, los logros tecnológicos y la complejidad moral van de la mano. Esto es más explícitamente el caso con el desarrollo de Internet. Por primera vez en la historia humana, un adolescente en su dormitorio tiene acceso a una serie innumerable de sitios web pornográficos, que atienden a todas las pasiones sexuales imaginables, la perversión y el placer. El adolescente de hoy, si no está atrapado en una isla desierta, es probable que sepan más sobre el sexo y sus complejidades que lo que su padre sabía cuando se casó. Por otra parte, lo que la mayoría de las generaciones sólo han conocido en la imaginación, en todo caso, es ahora por la visualización de sitios web, tanto comerciales como gratis. La Internet ha traído una autopista interestatal de la pornografía en cada comunidad, con rampas de salida en cada terminal o un ordenador personal.

La pornografía representa uno de los ataques más insidiosos sobre la santidad del matrimonio y de la bondad de las relaciones sexuales dentro de la relación de una sola carne. La celebración de libertinaje en lugar de la pureza, la elevación del placer genital sobre cualquier otra consideración, y la corrupción de la energía sexual a través de una inversión del mismo, corrompe la idea del matrimonio, conduce a un daño incalculable, y subvierte el matrimonio y el vínculo matrimonial.

 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...